Funnel o Embudos de Conversión

Funnel o Embudos de Conversión

La conversión, cualquiera que sea, es el objetivo mayor de cualquier estrategia digital, para lograrlo de manera exitosa, es necesario implementar un funnel o embudo de conversión. Esto, significa la metodología para definir los pasos que nuestros clientes potenciales deben cumplir para llegar al objetivo, que para nosotros es la conversión.

La conversión varía de acuerdo a la estrategia digital, conversión no solo se refiere a hacer una compra o adquirir un servicio; una conversión puede ser un clic para suscribirse a un boletín informativo, llenar un formulario, inscribirse en un curso (sin necesidad de comprarlo), abrir un anuncio para leer un contenido, etc.

Cuando estructuras un funnel o embudo de conversión, estás estructurando la cantidad de pasos que debe hacer una persona para lograr la conversión. Lo ideal, es que este funnel esté tan optimizado que la pérdida de conversiones entre los pasos sea mínima.

Ver También: ¿Cómo Llevar más Tráfico a tu Web?.

¿Por Qué Son Importantes los Funnel o Embudos de Conversión?

Implementar un funnel o embudo de conversión es muy importante para cualquier estrategia digital y tiene consigo varios beneficios. Lo primero, es que al planificar buscas reducir al máximo los pasos que debe dar una persona para lograr una acción; de esta manera aumentas las posibilidades de que las personas lleguen hasta el último paso, consiguiendo no solo mayores conversiones, sino más rápidamente.

Adicionalmente a conseguir más conversiones y más rápido, consigues usuarios cualificados, es decir, personas que están realmente interesadas en lo que estás ofreciendo. También, con ayuda de los funnel, podemos conocer mejor las necesidades de nuestros clientes, nos ayuda a entenderlos más y de esta manera enfocar todos nuestros esfuerzos digitales.

Asimismo, al desarrollar los funnel o embudos de conversión, nuestra página web estará también enfocada hacia la conversión; de esta manera, todo el tráfico que llegue a nuestra página (sea un blog, portal de contenido, landing, e-commerce) estará optimizado para captar nuevos clientes y lograr la conversión.

A través del funnel también puedes implementar otras estrategias digitales para captar nuevos clientes potenciales; por ejemplo, al ofrecer descuentos u ofertas exclusivas. Finalmente, la gran ventaja de implementar embudos de conversión, es que cualquier tipo de negocio lo puede hacer; ya sea para aumentar el tráfico a su página web, vender productos o servicios, captar nuevos leads o vender nuevos productos o servicios a clientes actuales.

Ver También: Automatización en Marketing.

Las Fases de un Embudo de Conversión

TOFU, Top of the Funnel: en este punto el usuario tiene interés, pero no está determinado a hacer la conversión. En esta fase del embudo es importante ofrecer contenido de calidad y exclusivo.

MOFU, Middle of the Funnel: en esta fase el usuario se muestra más interesado, por lo que tiende a ser un lead más cualificado. Es importante ofrecerle nuevamente contenido de valor y de calidad o algún incentivo como contenido gratuito, descuentos, etc.

BOFU, Bottom of the Funnel: es la fase final del funnel, en esta parte el usuario ya está listo para hacer la conversión. Generalmente, para asegurarse la conversión, muchos usan estrategias de descuentos, ofertas exclusivas, contenido gratuito, etc.

Tipos de Funnel

En términos generales, los tipos de funnel se pueden clasificar en tres: captación de leads, cultivo de leads y funnel de ventas. El funnel de captación de leads busca atraer nuevos clientes potenciales, es un funnel corto que busca es capturar información de cliente a cambio de algo; por ejemplo, suscribirse y recibe un descuento para su compra, o descargar contenido gratis, o una membresía gratis por 2 semanas, etc. La fuente de este cliente puede ser anuncios pagos, las redes sociales de la empresa o a través del marketing de contenidos.

El cultivo de leads es un paso antes de la venta, es muy importante para conseguir leads cualificados; se trata del funnel que nos permite educar a nuestro cliente final, mantener una relación y ofrecerles valor antes de la venta. Esta es una estrategia muy útil, porque es como llevar de la mano a nuestro cliente hasta llegar a la venta y no empujarlo desde el primer contacto.

Finalmente, llega el funnel de ventas, aquí llegarán los usuarios que realmente han demostrado interés, haciendo que nuestra conversión sea más alta y nuestros esfuerzos más eficientes. En esta planeación se debe tener en cuenta el proceso después de la compra; es decir, un correo de confirmación de compra o un correo de bienvenida si se suscribió, etc.

Más Temas de Marketing AQUÍ

 

Autor: Marcelo Parra

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!