Sopa de Cebolla

Sopa de cebolla

La sopa de cebolla es una receta tradicionalmente de la cocina francesa. Es muy fácil de hacer y, como todo lo que suelen hacer los franceses en esto de la cocina, es muy sabrosa.

Juegan con el dulzor de la cebolla mezclada con los sabores del queso gratinado y con un buen caldo casero. 

La cebolla es un alimento que utilizamos mucho en la cocina y que tiene un gran aporte nutricional. Es rica en fitoquímicos, especialmente en quercitina que es un antioxidante súper poderoso, también es buena para la circulación y el corazón. 

(Lea también: Beneficios y Propiedades de la Cebolla)

Ingredientes:

Cantidad para 5-6 porciones:

  • 2 cebollas medianas preferiblemente dulces.
  • 1.5 litro de caldo de carne o verduras
  • Queso rallado. El original es el Grüyere pero puedes utilizar cualquiera.
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 vaso de vino blanco
  • 6 rebanadas de pan de uno o dos días
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación de Sopa de Cebolla:

Paso 1:

Pelamos y cortamos la cebolla en tiras finas. Después en una sartén, echamos un chorro de aceite y la mantequilla. Calentamos a fuego suave, hasta que se derrita la mantequilla y se integre al aceite. Una vez hecho añadimos la cebolla, salpimentamos y dejamos cocinar, removiendo de vez en cuando unos 10 minutos. Hasta que quede blandita.

Paso 2: 

Ahora añadimos la harina y la removemos mientras se va cocinando, para eliminar su sabor a crudo. Esta harina le dará un poquito de cuerpo a la sopa de cebolla. Dejamos cocinar 3 minutos y después añadimos el vino blanco. Dejar cocinar 2 minutos más para que evapore el alcohol.

Paso 3:

Añadimos el caldo caliente. Removemos durante dos minutos para eliminar posibles grumos y dejamos cocinar a fuego medio durante unos 15 minutos más. No subas mucho el fuego porque al llevar harina, si podría irse al fondo y se quemarse, arruinándonos la receta.

Paso 4:

Para terminar, colocamos  la sopa de cebolla en cuencos individuales. Deben ser resistentes al horno. Les ponemos una rebanada de pan del día anterior encima. Y encima del pan queso y, ¡Al horno, con el grill puesto a 200ºC! Hasta que se haya gratinado bien.

Más Recetas de Cocina AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!