Natillas de Turrón

Natillas de Turrón

La natilla es una de las recetas clásicas para navidad, pero esta vez te queremos compartir una natilla diferente. Anímate a preparar y disfrutar del delicioso sabor de las Natillas de Turrón.

La preparación es muy fácil, no difiere mucho de la original, pero es algo novedoso para que disfruten todos durante Navidad, para fin de año o incluso en las novenas.

Más Recetas de Navidad AQUÍ

¿Cómo Preparar las Mejores Natillas de Turrón?

Ingredientes

500 ml de leche entera
3 huevos
100 gramos de azúcar
100 gramos de turrón
Chocolate puro
Ralladura de naranja
Canela en rama (opcional)

Preparación de las Natillas de Turrón

Trituramos con un procesador de alimentos o en la licuadora el turrón, luego lo mezclamos con la leche y el azúcar. Incorpora esta mezcla en una sartén a fuego lento y cuando empiece a “humear”, apaga y retira.

Añadimos los huevos batidos y removemos enérgicamente con un tenedor.
Luego acercamos el sartén al fuego, siempre medio-bajo, y dejamos que coja temperatura de nuevo. En todo momento debes revolver con el tenedor.

En cuanto empiece a espesar, y sin que llegue nunca a hervir, retiramos del fuego. Removemos un par de minutos y dejamos templar. Servimos la Natilla de Turrón en copas o vasos y dejamos enfriar por completo. Guardamos en la nevera hasta servir en la mesa.

Otras Preparaciones Deliciosas de Natilla

Natilla Clásica

Ingredientes: 1 litro de leche, 4 yemas de huevo, maicena, 1/2 barrita de canela, azúcar y corteza de limón.

Preparación: pon a hervir la leche con la media barrita de canela, tres cucharadas de azúcar y la corteza de limón. Deja a fuego medio-alto hasta que empiece a hervir. Mientras hierve la leche batimos en un recipiente las yemas de huevo con dos cucharadas de azúcar y una de maicena.

Cuando ya la leche comience a hervir, la vas incorporando de a poco en el recipiente donde están las yemas sin dejar de revolver. Cuando ya tienes todo mezclado en el recipiente, vuelve a verter la mezcla en la olla donde calentaste la leche, ponla a fuego bajo y revuelve constantemente con una cuchara de madera, no debe hervir.

Si se forma una espuma, dale vueltas a la olla hasta que la espuma desaparezca. Luego debes colar la mezcla por un colador tipo chino y refrigera en la nevera por varias horas para que tome la consistencia deseada. A la hora de servir, espolvorea un poco de canela en polvo por encima.

Natilla con Nueces

Ingredientes: 5 cucharadas de fécula de maíz, 1 lata grande de leche condensada, 1 cucharadita de nuez moscada, ¼ libra de nueces molidas, 2 tazas de leche, esencia de vainilla al gusto.

Preparación: mezcla en una olla la leche condensada con una taza de leche hasta dejarla hervir. Luego incorpora la fécula de maíz disuelta en la leche restante con unas gotas de esencia de vainilla, la nuez moscada y las nueces.

Deja hervir por unos minutos más, removiendo constantemente con la ayuda de una cuchara de madera. Finalmente vierte en un molde y deja enfriar. Desmolda y decora a tu gusto, puedes guardar un poco de las nueces trituradas para decorar por encima cuando esté lista la natilla.

Natilla de Caramelo

Ingredientes: 1.5 litros de leche, 6 gramo de esencia de vainilla, 200 gramos de azúcar, 40 gramos de maicena y 5 gramos de sal

Ingredientes para el caramelo: 150 gramos de azúcar, 1 vaso de agua y el zumo de 1 limón.

Preparación: pon a hervir la mayor parte de la leche con el azúcar y la sal. Mezcla el resto con la maicena hasta formar una pasta. Cuela esta mezcla y añádela a la leche hirviendo, mantén a fuego bajo revolviendo constantemente hasta que espese. Cuando tenga la consistencia ideal, incorpora lentamente el caramelo, revuelve, apaga y sirve en el molde. Deja enfriar y refrigera.

Preparación del caramelo: en una olla a fuego lento agrega el azúcar, incorpora luego el agua y el zumo del limón, revuelve hasta que se disuelva por completo el azúcar. Comenzará a hervir el agua y no debes parar de revolver, cuando veas que ya los gránulos de azúcar se disolvieron por completo, deja de revolver con la cuchara.

El azúcar pronto comenzará a caramelizarse, quédate pendiente de la olla y muévela con frecuencia para evitar que el caramelo se cristalice. Cuando ya la mezcla tome color oscuro ya tienes tu caramelo, no lo dejes mucho tiempo más porque se puede poner amargo.

Más Recetas de Cocina AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!