Lomo al Trapo

Lomo al Trapo

Si tienes un lomo y quieres preparar una receta exquisita, te recomendamos ensayar esta receta de Lomo al Trapo. Un sabor único, auténtico de la carne y muy fácil de preparar, solo necesitas tiempo para la cocción.

El sabor de este plato es inigualable, porque se combina el sabor propio de la carne con el toque de las especias. Perfecto para una preparar en una ocasión especial.

Más Recetas con Carne AQUÍ

¿Cómo Preparar el Mejor Lomo al Trapo?

Ingredientes:

1 kilo de lomo
Hilo de sal marina
1 lienzo de cocina
3 dientes de ajo
Tomillo
Agua para empapar el lienzo
Pimienta al gusto

Preparación:

El lomo debe ser bien fino, largo y libre de nervios y grasa. Lo primero que se debe hacer es condimentar al gusto el lomo con la pimienta, el tomillo y el ajo machacado.

Para comenzar, debemos mojar el lienzo con suficiente agua y lo cubrimos con el kilo de sal, luego colocamos el lomo en el centro y lo cubrimos. Cierra bien la tela y verifica que el lomo esté bien cubierto de sal. Ahora lo debes atar con hilo de cocina cada 5 centímetros para evitar que la sal se salga.

Coloca el lomo en la parrilla, cuidando que no se queme la tela. Cocina por 8 minutos en cada lado; pero si lo deseas término medio, debes aumentar 4 minutos y para que sea bien cocido deben ser 12 minutos por cada lado.

Cuando lo voltees te darás cuenta que la sal se solidificó por el calor, para poder porcionar la carne deberás romper esa capa de sal y quitar bien la que haya quedado encima de la carne.

El lomo perfecto debe quedar seco por fuera y tierno por dentro. Acompaña este exquisito plato con un delicioso vino tinto, una ensalada y papas al vapor o puré de papa en crema de leche.

Cómo Limpiar y Cortar un Lomo Fino

Limpieza

Antes de comenzar con la cocción del lomo es importante limpiarlo y alistarlo muy bien, el lomo debe quedar libre de nervios y grasa, muchos de ellos tendrán lo que se conoce como el cordón que lo debes retirar.

Lo primero es que necesitas un cuchillo con un buen filo, de punta larga y delgada, este cuchillo nos ayudará a quitar los nervios necesarios sin llevarnos mucha carne. El buen filo es indispensable para facilitar la tarea, porque en ciertos puntos los nervios pueden ser muy duros de quitar.

Comienza por la cabeza del lomo, es decir la parte más gruesa, lo primero que debes hacer es irte al borde del cordón o el hilo de grasa y con suaves movimientos ir cortando todo el borde, como si lo estuvieras despegando.

Una vez ya con el borde despegado, vas a meter el cuchillo lo más cerca de la grasa posible y vas a comenzar a levantar el cuchillo hacia arriba para despegar la parte más gruesa. Lo importante es hacerlo con movimientos suaves y hacerlo despacio para tratar de no desperdiciar tanta carne.

Debes ir por pedazos o tiras pequeñas, y tirando siempre el cuchillo con el filo hacia arriba.

Una vez ya el lomo limpio puedes continuar con la cocción, el lomo en trapo se cocina con el lomo entero, al final de la cocción es que debes porcionar.

Corte

En general, si quieres tener una cocción completa del lomo, lo ideal es córtalo en forma de mariposa, este tipo de cortes es ideal para asar el lomo pues su cocción es rápida y conserva muy bien los sabores propios del lomo.

Para el caso del Lomo al Trapo, una vez listo, lo más recomendado es hacerlo en rodajas, el grosor depende del gusto de cada persona, pero el recomendado es hacerlo de un grosor de 2 a 3 dedos para una porción única, o 1 dedo a 2 dedos, pero al menos dos porciones en el plato.

Más Recetas de Cocina AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!