Santa Marta: una “Perla” de América

Santa Marta

Su nombre oficial lo dice –casi– todo: el Distrito Turístico, Cultural e Histórico de Santa Marta es una de las ciudades más antiguas de toda América y la primera de Colombia, fundada en 1525 por el conquistador español Rodrigo de Bastidas.

Esta magnífica polis caribeña es uno de los destinos preferidos por los viajeros que aman la playa, las maravillas naturales, la buena comida, la historia y la cultura nacional. ¡Conozcan un poco más de los placeres que ofrece Santa Marta!

Ubicada en el norte de Colombia, Santa Marta se encuentra adornada por la Sierra Nevada de Santa Marta, cuyo pico San Cristobal llega a casi 6.000 metros, y el Mar del Caribe, donde nace la sierra. Es por estas bellezas de la naturaleza que la ciudad varía muchísimo en fauna y flora local.

En los alrededores se han encontrado casi 270 especies de coloridas aves, cientos de mamíferos y peces, y aproximadamente 170 tipos de reptiles. La temperatura promedio anual en Santa Marta es de 29ºC, ideal para el turismo, el comercio y la producción de banano, cacao y café.

Sus pálidas playas y aguas cálidas conforman la principal atracción de esta ciudad colombiana. Las más reconocidas se encuentran en la bahía de Santa Marta, en el centro citadino. Más al sur de la bahía se halla El Rodadero, otro espectacular balneario que se encuentra en una importante zona comercial y gastronómica, y donde pueden disfrutarse de deportes acuáticos como canotaje, esnórquel y buceo.

Ya en el núcleo de la ciudad de Santa Marta, la alegría y los colores deslumbran a los visitantes: magníficos restaurantes, centros comerciales, el Centro Histórico y lujosos hoteles, entre los que destaca el Decamerón Santa Marta. La Catedral Basílica, de un bello estilo arquitectónico renacentista, es un imponente templo religioso y la primera iglesia construida en todo el continente americano en el año 1765.

Otros sitios imperdibles para visitar son el Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo y el Museo del Oro. El primero de ellos se encuentra al este de Santa Marta, dentro del santuario patrio llamado Quinta de San Pedro Alejandrino, donde el libertador Simón Bolívar vivió los últimos años de su vida: otra bellísima obra de arte de la arquitectura cargada de sentimientos y querida por los habitantes.

En las afueras de la ciudad, lejos de las aceras, los semáforos, los bares y los hoteles se asoma cerca de la Sierra el increíble Parque Natural Tayrona, un emblema ecoturístico de Colombia, y donde descansa dentro la llamada Ciudad Perdida, construída aproximadamente en el siglo VIII por los nativos tayronas.

¡Los paisajes parecen de película! En el parque hay una infinidad de lugares donde descansar y disfrutar de sus cientos de colores, como el Cabo San Juan, y sitios de gran importancia histórica, como el Museo Arqueológico de Chairama. Si paseando te encuentras de golpe con algunas personas con poco o nada de ropa, ¡no te asustes, es solo una playa nudista!

Santa Marta es una de las ciudades más ricas de todo el mundo, y su principal dedicación es el turismo: ¡ella sabe cómo tratar a sus visitantes! No te pierdas la oportunidad de probar los sabores típicos y la vida nocturna de la fascinante Colombia caribeña.

Esta exótica polis garantiza una cosa: momentos y recuerdos inolvidables para que te lleves a casa junto a tu familia y amigos. ¡El Distrito Turístico, Cultural e Histórico de Santa Marta te espera con ganas!

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!