Psoriasis, Guía de Salud

Psoriasis, Guía de Salud

¿Qué es la Psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad en la piel que provoca que el ciclo de vida de las células cutáneas se acelere, provocando que estas células se acumulen en la superficie de la piel. Esta acumulación de exceso de células, provoca manchas rojas y escamas que pueden llegar a generar picazón y dolor.

Esta enfermedad es crónica que puede aparecer y desaparecer, es una enfermedad de ciclos, los brotes pueden durar semanas y luego comienzan a desaparecer hasta entrar en una remisión total.

Aunque es común que cualquier persona la presente, el riesgo es más probable entre los 15 y 35 años de edad. La psoriasis no es una enfermedad contagiosa, pero sí se puede transmitir de padres a hijos.

Aún no se conoce la causa de la aparición de esta enfermedad, pero se puede relacionar con una falla del sistema inmunitario, específicamente en las células T y los glóbulos blancos. En este caso, las células T atacan las células sanas de la piel, como si estuviera combatiendo una infección o curando una herida, aunque no la haya.

Síntomas de la Psoriasis

1. Piel demasiado seca que se agrieta y puede sangrar.
2. Manchas rojas cubiertas por escamas gruesas y de color gris.
3. Uñas engrosadas, acanaladas o picadas.
4. Pequeños puntos escamados.
5. Ardor, picazón o dolor en la piel.
6. Articulaciones rígidas e inflamadas.

Más Guías de Salud y Enfermedades AQUÍ

Factores que Empeoran la Enfermedad

Como lo mencionamos anteriormente, un “ataque” de psoriasis puede ir y volver, existen situaciones específicas que pueden provocar la aparición de algún ataque, como:

1. Aire seco
2. Piel seca
3. Estrés
4. Exceso de sol que provoca quemaduras
5. O, por el contrario, poca luz solar
6. Lesiones en la piel como picadura de insectos, cortaduras, quemaduras, etc.
7. Infecciones bacterianas o virales
8. Infecciones en las vías respiratorias
9. Personas con un sistema inmune debilitado (personas con VIH o cáncer) pueden presentar síntomas más fuertes.

Tipos de Psoriasis

Psoriasis en uñas: provoca uñas picadas, cambio de color o crecimiento anormal, las uñas se pueden aflojar hasta el punto de separarse de la piel de la uña, en algunos casos la enfermedad provoca que las uñas se astillen. Puede afectar tanto las uñas de las manos como la de los pies.

Psoriasis en placas: es la forma más frecuente de esta enfermedad, provoca lesiones rojas, elevadas y secas cubiertas por escamas grises. Estas placas que se forman pueden provocar picazón y dolor y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Psoriasis inversa: provoca manchas lisas rojas e inflama la piel, empeora con la fricción y la sudoración, por lo que afecta principalmente a la piel de las zonas de las axilas, debajo de los senos, ingle y la piel alrededor de los genitales.

Psoriasis en gotas: este tipo de enfermedad se desencadena por una infección bacteriana, aparece en forma de gotas y afecta particularmente el cuero cabelludo, la piel de las piernas, los brazos y el torso. Además, afecta principalmente a los niños o adultos jóvenes.

Artritis psoriásica: está representada en una piel escamosa e inflamada, provoca también dolor en inflamación en las articulaciones como los dolores de la artritis.

Psoriasis pustulosa: aparece en forma de manchas extensas, viene acompañado de ampollas llenas de pus, estas ampollas aparecen horas después de la aparición de las manchas. Este tipo de psoriasis puede desencadenar también fiebre, diarrea, picazón intensa y escalofríos.

Psoriasis eritrodérmica: es el tipo menos frecuente de esta enfermedad, se presenta con una erupción roja que provoca desprendimiento de la piel, que genera mucho ardor y picazón. La mancha puede aparecer en toda la piel del cuerpo.

Tratamiento para la Psoriasis

No existe puntualmente un tratamiento para combatir la enfermedad, el tratamiento consiste en tratar los síntomas y mejorar el estilo de vida para prevenir los “ataques” Por ejemplo, evitar la piel seca usando cremas humectantes, evitar el estrés, no fumar, entre otros.

Más Temas de Salud AQUÍ