Tipos de Asma

Tipos de Asma

1 ALERGENOS.

Que son sustancias que no causan daño a las personas normales pero si a los pacientes alérgicos, son partículas muy pequeñas que están en todas partes, los principales son:

Ácaros del polvo casero, pólenes de las flores, árboles, hierbas y arbustos, esporas de los hongos, pelos y caspa de animales domésticos, plumas, algunos medicamentos como la aspirina y algunos alimentos, etc.

2. IRRITANTES DE LAS VÍAS AÉREAS.

 

Existen múltiples contaminantes del medio ambiente que no causan alergia pero si irritan e inflaman los bronquios: Humo del cigarrillo, fábricas u hornos, olores fuertes como de pintura, gasolina y perfumes, cambios bruscos de temperatura, frío, polvo de las calles, obras en construcción, etc.

3. EJERCICIO.

Los asmáticos pueden reaccionar de distintas maneras al ejercicio. Algunos pacientes lo toleran bien, otros experimentan agravamiento con el ejercicio, sin embargo es importante determinar en cada paciente que tanto ejercicio puede realizar para que le resulte placentero y no sea una causa de crisis de asma.

4. FACTORES EMOCIONALES.

Las emociones fuertes pueden también causar crisis en niños asmáticos. Las emociones fuertes son sentimientos normales que el niño experimenta como: risa, miedo, angustia, etc. Esto no quiere decir que el paciente asmático no deba manifestar sus emociones, solo que sus sentimientos deben ser controlados. La mamá de Juanito pregunta un poco confusa:

– ¿Puedo pensar que mi hijo es asmático?, ¿Qué relación hay entre asma y alergia?

La gran mayoría de niños asmáticos son alérgicos y al inhalar alguno de los alérgenos puede hacer que se manifieste el asma. La alergia es el principal desencadenante del asma. Tenga en cuenta lo siguiente para evitar la crisis de su hijo:

• La limpieza general de la casa se hará diariamente, de ser posible con aspiradora y trapo húmedo. Nunca levante polvo (barrer, virutear, etc) delante del niño asmático.
• El paciente no debe hallarse presente cuando se realice el aseo. No debe participar en labores de limpieza, ni permanecer en los sitios recientemente aseados. El aseo debe hacerse con productos poco olorosos, en escasa cantidad y con enjuague abundante.
• Usar almohada y colchón de espuma o forrarlos con plástico hermético. Evitar el uso de almohadas de lana, plumas o trozos de tela. Debe tenerse especial cuidado en la limpieza de los colchones, sin olvidar asearlos en las costuras y en los botones y asolearlos en lo posible con alguna periodicidad.
• Se retirarán de la habitación todos los elementos que puedan almacenar polvo, como alfombras, armarios, cojines, muñecos de felpa, libros, maletas. Idealmente: habitación con la cama y la mesa de noche solamente.
• La ropa de cama y las cortinas se lavarán frecuentemente.
• Procurar que el paciente duerma solo.
• Evitar plantas y animales dentro de la casa.
• No usar aerosoles, insecticidas, sustancias con olores fuertes, desodorizantes de ambiente o personales.
• No tener gatos, conejos, perros, aves, y especialmente palomas en la casa o cerca de la misma.
• No fumar dentro de la casa ni estar expuesto a humos.
• El cuarto del paciente debe estar bien ventilado.
• Usar en lo posible pañuelos de tela.
• Lavar con frecuencia los juguetes y utensilios de uso personal.
• Vivir lejos de zonas industriales, zonas de construcción, lugares con animales, muchas flores, donde haya vapores, humos, polvos, pinturas, medicamentos, harinas, jabones, detergentes, productos almacenados, humedad, carpinterías, etc.
• Evitar profesiones que tengan relación con productos mencionados anteriormente, además de antibióticos, perfumes, talcos, enzimas, flores, etc.
• Evitar los cambios bruscos de temperatura y al hacerlo taparse la nariz y la boca; para evitar el aire frío usar bufandas de lino.
• Seguir las indicaciones de su médico, especialmente en dosis y horarios de medicación.
• Protegerse en caso de viajes, gripas, estrés, operaciones o circunstancias especiales, según indicaciones médicas.
• No recibir medicamento sin indicación médica especialmente si hay alergia en la familia. Evitar el consumo de aspirina, indometacina, tartracina.
• Estar siempre al día en las vacunas para evitar enfermedades que dañen el pulmón o activen el asma.
• Evitar estar en contacto con personas portadoras de infección respiratoria como gripas, sarampión, tosferina, etc.
• Los niños deben ser alimentados con seno materno y darle otros alimentos sólo después de los 4 meses y no en grandes cantidades.
• Cumplir todas las citas e indicaciones de su médico en cuanto a horario, dosis y cualquier otra indicación en la terapia ordenada.
• Con respecto al ejercicio, que es otro factor desencadenante, se debe evitar realizarlo solamente en momentos de crisis. El deporte es parte fundamental en la salud de cualquier persona y el paciente asmático no es una excepción. Para poder practicarlo, es importante que la enfermedad esté controlada, con frecuencia es necesario aplicar un broncodilatador antes del ejercicio, éste en lo posible debe ser por vía inhalada 10 a 15 minutos antes de realizarlo.
• Disminuir o eliminar de la dieta: chocolates, fresas, moras, mariscos, maní, colorantes artificiales particularmente de color amarillo, como refrescos, dulces y gelatinas, tomate y alimentos procesados como embutidos, pasabocas, etc.

Gracias por su información, doctor, la verdad es que mi hijo Juanito se enfermó donde mi hermana y mi sobrino también está enfermo. Ella no está enterada de todo lo que le está haciendo daño a Jorge, la voy a llamar de inmediato. Más tarde, las dos hermanas hablan por teléfono: Gracias, no sabía de todo el daño que le estaba haciendo a mi hijo por no cuidarlo adecuadamente.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!