Acromegalia , Guía de Salud

Acromegalia, Guía de Salud

¿Qué es la Acromegalia?

La acromegalia es un desorden hormonal que provoca que huesos, la cara, manos y pies aumenten de tamaño, generalmente afecta a adultos de edad media, aunque puede manifestarse en cualquier edad.

Este desorden, se debe a que la glándula pituitaria, durante la edad adulta, produce gran cantidad de la hormona de crecimiento.

En el caso de los niños que están en crecimiento, el exceso de esta hormona puede provocar gigantismo, una enfermedad en la que los menores tienen excesivo crecimiento de los huesos y una altura anormal.

Hormona del Crecimiento

Esta hormona la produce la glándula pituitaria, se encuentra ubicada en el cerebro y produce la hormona del crecimiento llamada somatropina.

Su función en el cuerpo es controlar el metabolismo, reducir grasa corporal, aumentar la masa muscular y la estatura.

Síntomas de la Acromegalia

1. Facciones faciales muy grandes o grotescas
2. Mandíbula grande y dientes muy espaciados
3. Pies y manos más grandes
4. Sudoración excesiva con olor
5. Piel más gruesa, grasa y áspera
6. Debilidad muscular, movilidad reducida o dolor en las articulaciones
7. Síndrome del túnel carpiano
8. Fatiga
9. Verrugas pequeñas en la piel
10. Ronquidos severos que se producen debido a una obstrucción
11. Aumento de los senos paranasales y las cuerdas vocales que provocan una voz más áspera y grave
12. Lengua más grande
13. Agrandamiento en otros órganos como el corazón
14. Visión alterada
15. Dolores de cabeza
16. En el caso de las mujeres, irregularidad en el periodo
17. En el caso de los hombros, disfunción eréctil

Ver Más Guías de Salud AQUÍ

Complicaciones de la Acromegalia

1. Enfermedades cardiovasculares, especialmente miocardiopatía debido al aumento del tamaño del corazón
2. Hipertensión
3. Diabetes
4. Pólipos en la pared del colon
5. Artrosis
6. Apnea del sueño
7. Pérdida de visión
8. Compresión de la médula espinal
9. Crecimiento de la glándula tiroidea

Diagnóstico de la Acromegalia

Diagnosticar este tipo de enfermedad no es fácil ni tampoco rápido y debido a que los cambios físicos ocurren de forma gradual, se dificulta el diagnóstico.

Sin embargo, existen tres tipos de exámenes que se pueden realizar para diagnosticar esta enfermedad:

1. Medición de la hormona del crecimiento y del IGF-I: es un examen de sangre en el que, con el paciente en ayunas, se tomará la muestra, los niveles elevados de estas hormonas podrían sugerir la presencia de acromegalia.

2. Prueba de supresión: el consumo de glucosa hace que los niveles de la hormona de crecimiento se reduzcan, en este examen se deben medir los niveles de la hormona antes y después de una prueba de glucosa, si el nivel de la hormona final (después de tomar la preparación de azúcar) sigue alto, aumenta la probabilidad de tener acromegalia.

3. Imágenes de diagnóstico: esta prueba complementaria le ayudará al doctor, por medio de una resonancia magnética, a localizar si hay un tumor en la glándula pituitaria y medir su tamaño.

Tratamiento para la Acromegalia

El tratamiento debe consistir en buscar la reducción de la hormona de crecimiento y los efectos negativos del tumor en la glándula y los tejidos cercanos.

Existen tres tipos de tratamientos:

1. Cirugía: mediante una cirugía transesfenoidal se busca extraer casi todos los tumores, esta extracción puede normalizar la producción de la hormona y aliviar la presión que el tumor ejerce en los tejidos cercanos.

Cuando no es posible sacar todo el tumor, el tratamiento se debe complementar con radioterapia.

2. Radioterapia: se utiliza cuando, aún después de la cirugía, quedan presencia de células tumorales, la radioterapia las destruye y ayuda a reducir los niveles de la hormona de crecimiento, pero lo hace de manera muy lenta; dependiendo del tipo de radioterapia, los resultados pueden tomarse entre 5 años a 10 años.

3. Medicamentos: el doctor será quien medique al paciente de acuerdo a los exámenes diagnósticos, existen tres opciones de medicamentos, uno ayuda a reducir el exceso de producción de la hormona de crecimiento, el otro disminuye los niveles hormonales y el último actúa como inhibidor de la acción de la hormona de crecimiento.

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!