Remedios Caseros para el Dolor de Muela

Remedios Caseros para el Dolor de Muela

Antibióticos Naturales para Calmar el Dolor de Diente o de Muela

El ser humano en su mayoría sabe lo que es sufrir un dolor de muela en plena madrugada, un problema dental que surge repentinamente y desespera por su gran molestia, que ni se le desea al peor enemigo.

En este sentido, abordaremos todo lo relacionado con el Dolor de Muela, síntomas, causas, consecuencias, tratamientos y Principales Remedios Caseros para aliviar el Dolor de Diente o de Muela.

Así pues, un dolor de muela es aquel trastorno dental fuerte, punzante y continuo, como resultado de una infección, inflamación, irritación de un diente o por caries a la falta de higiene bucal.

Principales síntomas y signos de un Dolor de Muela:

Dolor punzante intenso, fiebre, dolor al masticar, dolor en la cabeza, dolor de oído, inflamación de la mandíbula, sangrado, sensibilidad a la comida fría o caliente, mal sabor y entre otras afecciones.

Principales causas que originan un Dolor de Muela:

Infección, irritación de un nervio en la raíz, crecimiento de las muelas del juicio, inflamación pulpitis, caries o pérdida de un diente, empaste suelto, absceso dental, dolor de oído, lesión en la boca, ataque cardíaco, sinusitis y otros factores.

Consecuencias de un Dolor de Muela:

Dolor fuerte, malestar general, fiebre, traumatismos, dolor de oído, pulpitis, septicemia, abscesos, pericoronitis y otros efectos en el cuerpo.

Remedios Caseros para el Dolor de Muela:

Agua tibia con sal; preparar un vaso de agua hirviendo con una cucharada de sal y realizar gárgaras con sorbos por 30sg.

Agua oxigenada; empapar un algodón y aplicar en las encías.

Bolsa de hielo; con un trapo en una bolsa de hielo, juntar en la mejilla cerca de la encía por unos minutos.

Bicarbonato de Sodio; disolver un poco del mismo en agua tibia y aplicar en la muela enjuagando la boca.

Cebolla; masticar la misma por unos minutos.

Jugo de limón; con una mezcla del mismo con sal y frotar en las encías.

El alcohol; buches con un poco del mismo o enjuague bucal con alcohol.

Pimienta Negra; preparar una pasta con la misma, sal y agua para aplicarla en las encías.

La cúrcuma; masticarla cruda o la pasta en polvo en agua y aplicarla con un algodón en el diente.

El jengibre; masticar una raíz fresca del mismo o aplicar su aceite esencial.

Clavo de la india o de olor; triturar un clavo colocándolo junto a la muela o el aceite esencial de clavo, juntando una gota en un algodón y poner en el diente por 2 minutos.

Ajo; masticar o picar un diente por la mitad y colocarlo en la encía o diente afectado.

Perejil; masticar un poco del mismo varias veces al día.

Menta; preparar una cucharada de hojas de menta en una taza de agua hirviendo, dejar reposar por 20 minutos y realizar gárgaras tres veces al día.

Vinagre de manzana; mojar con algodón en la mezcla y aplicar sobre la parte afectada 4 veces al día.

Semillas de Sésamo; hervir en agua dos cucharadas del mismo, reposar, mojar un algodón y colocarlo sobre la muela.

Aceites esenciales; puedes hacer pasta de diente, enjuague bucal y juntar el aceite de mirra, eucalipto, incienso, oliva, clavo, orégano, romero, manzanilla, y melaleuca.

Infusiones de té negro, malva, sauce y melisa; puedes elegir una cucharada de cualquiera en 200ml de agua ante de hervir, agregar unas gotas de propóleo reposar, se filtra y haces buches.

Principales medidas o tratamientos para prevenir y reducir un dolor de muela:

Ir al dentista regularmente, cuidado bucal, buena higiene dental, dieta baja en azúcar, cepillarse cada vez al comer, usar hilo dental, protector o limpiador oral, evitar rechinar los dientes, no consumir alcohol, cigarrillo y drogas, tomar analgésicos y antibióticos naturales como los anteriores.

Finalmente, el dolor de muela es una afección dental habitual en los seres humanos, que surge sobre todo por la falta de higiene bucal, rotura de un diente, caries y otras afecciones en general.

Remedios Caseros para el Dolor de Muela; agua con sal, hielo, agua oxigenada, cebolla, ajo, clavos de olor, limón, clavo, manzanilla, melisa, toronjil, perejil, bicarbonato de sodio, pimienta negra, jengibre, cúrcuma, menta, vinagre de manzana, semillas de sésamo, aceites esenciales e infusiones de té negro, malva, sauce y melisa.

Autor: José Pineda

>> MÁS TEMAS DE REMEDIOS CASEROS AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!