En el Pasto Está la Clave para Combatir Cambio Climático

Cali, Colombia, octubre de 2010

Un pasto conocido como Brachiaria humidicola, que es altamente nutritivo y apetecido por el ganado, surge ahora como un elemento clave para enfrentar el cambio climático, reduciendo la huella de gases de efecto invernadero.

Científicos del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), con sede en Palmira, Colombia, en colaboración con colegas del Centro Internacional de Investigación para las Ciencias Agrícolas del Japón (JIRCAS) y el Instituto Nacional de Investigación Alimentaria (NFRI), también del Japón, hicieron un descubrimiento en las raíces de este pasto que hacen que inhiba uno de los peores contaminantes atmosféricos: la nitrificación.

Poco se escucha en las noticias acerca de la nitrificación. Su formidable impacto ambiental es opacado por el dióxido de carbono (CO2); sin embargo,este proceso microbiano natural del suelo que convierte al nitrógeno, contenido en los fertilizantes, en óxido nitroso (N2O), es un gas de efecto invernadero 300 veces más potente que el CO2.

De acuerdo con las cifras que manejan los investigadores, el uso de fertilizantes nitrogenados directamente vinculados con los niveles crecientes de N2O ha aumentado en siete veces desde los años 70, lo que hace crucial abordar la nitrificación para enfrentar el cambio climático.

En los debates sobre cambio climático se ha difamado,casi universalmente, la producción pecuaria, pero la capacidad de inhibición de la nitrificación biológica (BNI, sus siglas en inglés) de pastos Brachiaria podría posicionar a esta gramínea en la lucha para reducir la huella de gases de efecto invernadero provenientes tanto de la producción pecuaria como de la siembra y cosecha de cultivos.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!