Estatuto de Flora Silvestre del Instituto de Desarrollo de los Recursos Naturales Renovables, INDERENA – Acuerdo 038 73

Acuerdo 38 del 10 de Septiembre de 1973

(Aprobado mediante la Resolución 461 de 1973).

“Por el cual se establece el Estatuto de Flora Silvestre del Instituto de Desarrollo de los Recursos Naturales Renovables -INDERENA-.”

La Junta Directiva del Instituto de Desarrollo de los Recursos Naturales Renovables, INDERENA, en uso de facultades legales y estatutarias,

Acuerda:

Capitulo I

Objetivos

Artículo 1: En cumplimiento de las funciones conferidas al Instituto de Desarrollo de los Recursos Naturales Renovables INDERENA, por el Decreto Extraordinario No. 2420 de 1968, y de conformidad con las disposiciones legales vigentes sobre la materia, adóptase el siguiente Estatuto de Flora Silvestre, el cual tiene como objetivos:

a. Reglamentar, en forma técnica, el manejo de las zonas de interés general.
b. Reglamentar el manejo, aprovechamiento, movilización y comercio de las especies de la flora silvestre y de sus productos.
c. Fomentar y restaurar la flora silvestre nacional.

1. Proteger y contribuir al estudio de las especies de la flora silvestre nacional.
2. Conservar las especies valiosas de la flora y aquellas en vía de extinción, así como propender por su propagación.

d. Controlar las especies de la flora silvestre, en caso que fuere necesario, atendiendo a conceptos ecológicos.
e. Promover el desarrollo y utilización de nuevos y mejores métodos de conservación y aprovechamiento de la flora silvestre nacional.

Artículo 2: Las normas del presente Estatuto se aplican para todas las especies de la flora silvestre nacional, con excepción de aquellas que sean consideradas o que en el futuro puedan catalogarse como maderables, salvo aquellas que por su interés científico, reducida representación numérica o que por encontrarse en peligro de extinción, deban ser involucradas en este Acuerdo.

Capitulo II

Definición y Clasificación

Artículo 3: Para los efectos del presente Estatuto se adoptan las siguientes definiciones:

a. Flora Silvestre: Conjunto de plantas existentes en el territorio nacional que no han sido objeto de mejoramiento por parte del hombre.
b. Especímenes de Flora: Cualquier ejemplar de estudio, planta viva o propágulo, de las especies comprendidas en el concepto de flora silvestre.
c. Plantas Protegidas: Todo individuo de flora silvestre o grupo de estos que por su escasa existencia o hacer parte de la vegetación endémica del país, requiere trato especial para su conservación, reproducción y fomento dentro del territorio nacional. Las plantas protegidas o sus productos pueden ser incautados por el INDERENA, para darles un manejo especial que asegure su propagación y diseminación.
d. Floresta Nacional. Area reservada, alindada y declarada como tal por el INDERENA, por albergar plantas protegidas, vegetación representativa o endémica, a la cual podrá tener acceso restringido el público y donde el Instituto hará investigación, propagación, manejo y aprovechamiento de la flora silvestre nacional, para evitar la extinción de especies valiosas por diversas características y con fines demostrativos, para su industrialización y comercialización.
e. Santuario de Flora: Area reservada, alindada y declarada por el INDERENA para preservar una especie o una comunidad vegetal; a este fin están subordinados todos los demás intereses y actividades.
f. Area Natural Unica: Globo de terreno que alinda, reserva y declara como tal el INDERENA, por poseer condiciones especiales de flora y gea que integran un escenario natural de rara frecuencia.
g. Criadero: Area de dominio privado donde se producen, con fines comerciales, especímenes de flora silvestre nacional.
h. Pabellón de Flora: Area de dominio privado establecida con el fin de realizar exposiciones permanentes de especies de la flora silvestre nacional.
i. Guía: La persona que acredita, ante el INDERENA, conocimientos y experiencias suficientes sobre legislación y aspectos de flora, aclarándose que sus actividades quedan limitadas a aspectos científicos y de excursiones recreativas y de observación.

Artículo 4: Para efectos del presente Estatuto, la flora silvestre nacional se clasifica así:

a. Endémica: Especies que el INDERENA considera existen solamente en el país o que el Instituto declare como tales.
b. Diseminadas: Convencionalmente se denominan como tales las especies no consideradas ni declaradas endémicas.

Capitulo III

Administración y Fomento

Artículo 5: La flora silvestre que se encuentra en el territorio del país, es bien de la Nación.

Se exceptúan las especies que se hallan en criaderos y pabellones de flora, así como en predios de propiedad privada, sin embargo su manejo, aprovechamiento, movilización y comercio están supeditados al conocimiento y aprobación previos del INDERENA, conforme a los requisitos y normas establecidos en este Acuerdo y demás disposiciones que sobre la materia contengan las leyes.

Parágrafo: Para efectos del presente artículo, se entiende por predio de propiedad privada aquel que ha salido del dominio del Estado a cualquier título, que no haya perdido su eficacia legal, y los amparados por títulos inscritos entre particulares otorgados con anterioridad al 7 de abril de 1917, según lo preceptuado en el artículo 3 de la Ley 200 de 1936.

Artículo 6: En ninguna actividad relacionada con el aprovechamiento de los recursos de que trata este Acuerdo, se podrán admitir como socios o accionistas a gobiernos extranjeros, ni constituir a su favor ningún derecho al respecto. Por tanto, serán nulos todos los actos y contratos que infrinjan esta norma.

Artículo 7: A todo espécimen o producto de flora obtenido fuera del país y que se encuentre dentro del territorio nacional, le son aplicables las normas contenidas en el presente Acuerdo y demás disposiciones legales sobre la materia.

Artículo 8: Al INDERENA como administrador de la flora silvestre existente en el territorio nacional y de conformidad con los objetivos establecidos en el artículo 1 de este Estatuto, le corresponden, entre otras, las siguientes funciones:

a. Reglamentar, controlar y vigilar la introducción, trasplantes, comercialización y aprovechamiento de las especies de la flora silvestre y sus productos.
b. Conservar, restaurar y fomentar la flora silvestre nacional en el territorio del país, con las excepciones establecidas o que puedan establecerse.
c. Delimitar, reservar, conservar y manejar las florestas nacionales, santuarios de flora y áreas naturales únicas.
d. Supervisar y coordinar las actividades que adelanten otras entidades en lo relacionado con la flora silvestre.
e. Autorizar la exportación de especies endémicas de la flora silvestre.
f. Contratar con personas naturales o jurídicas especializadas, la asesoría técnica necesaria para el estudio, fomento y aprovechamiento de la flora silvestre, cuando así lo considere conveniente.
g. Velar por el cumplimento de las disposiciones legales vigentes sobre explotación y contaminación, que puedan afectar la flora silvestre.
h. Declarar las plantas protegidas y las especies de flora endémica y fijar el número, épocas y demás características de los ejemplares y productos de éstas que pueden ser objeto de aprovechamiento, según la especie.
i. Reglamentar y controlar el funcionamiento de los criaderos, pabellones de flora y la realización de certámenes nacionales de especies protegidas y flora endémica.
j. Autorizar la extracción e introducción de especímenes y productos de la flora silvestre para certámenes y exposiciones, así como para efectos de investigaciones y estudios.
k. Vigilar el funcionamiento de criaderos y pabellones de flora, museos, herbarios y jardines botánicos que se dediquen al comercio y exhibiciones de ejemplares y productos de especies protegidas y de flora endémica.
l. Autorizar la participación de personas naturales y jurídicas en certámenes internacionales de flora silvestre y la realización de eventos del recurso en el territorio nacional.
m. Preparar la información estadística sobre los diferentes aspectos relacionados con la flora silvestre nacional.

Capitulo IV

Aprovechamiento

Artículo 9: La flora silvestre existente en el territorio nacional puede aprovecharse por personas naturales o jurídicas, nacionales y extranjeras domiciliadas en el país, mediante aprobación previa del Instituto, para lo cual se establecen las siguientes licencias:

a. Licencia comercial de flora, que permite el aprovechamiento del recurso, con ánimo de lucro.
b. Licencia científica de flora, que permite la utilización del recurso para estudios e investigaciones, así como la recolección de material para los mismos fines.
c. Licencia de control de flora, que permite la regulación de la densidad y presencia de determinadas especies vegetales.
d. Licencia de guía, que permite efectuar a particulares las actividades a que se refiere el literal i) del artículo 3 de este Acuerdo.

Artículo 10: La vigencia de las licencias de aprovechamiento de flora silvestre, será la siguiente:

a. Las licencias comerciales de flora serán expedidas por el tiempo que se estime conveniente de acuerdo con el volumen, peso, número de especímenes y productos de flora cuyo aprovechamiento se autorice.
b. Las licencias científicas y de control de flora serán expedidas por un tiempo determinado, de acuerdo con el programa a realizar.
c. La licencia de guía tendrá vigencia por el término de un (1) año, contado a partir de la fecha de su expedición.

Artículo 11: El INDERENA al expedir las licencias de aprovechamiento de flora, determinará la zona dentro de la cual tendrán validez, excepto las de guía que tendrán carácter nacional.

Artículo 12: Las personas naturales o jurídicas extranjeras para obtener licencia de aprovechamiento comercial de flora, requieren estar domiciliadas en Colombia.

Artículo 13: La licencia comercial de flora no confiere a su titular derecho alguno, que pueda limitar o impedir la acción de otros titulares de licencias para la utilización e investigación de la flora silvestre nacional.

Artículo 14: Las licencias comerciales de flora que se otorguen a personas jurídicas, servirán como base para expedir las credenciales correspondientes al personal que a su servicio realicen los respectivos trabajos de campo.

Artículo 15: Para la obtención de licencia de guía es necesario presentar solicitud por escrito ante el Gerente Regional correspondiente, acreditando la idoneidad conforme el Instituto lo determine.

La Gerencia General del Instituto establecerá los requisitos a cumplir para el otorgamiento de esta licencia.

Artículo 16: Para la obtención de licencia comercial de flora, el interesado deberá presentar solicitud por escrito, ante el Gerente Regional, incluyendo los siguientes datos y documentos:

1. Nombre, identificación y dirección.
2. Sistemas a usar para la recolección de la flora y en los trabajos de campo.
3. Especies, número y peso o volumen aproximado de especímenes a aprovechar.
4. Productos que utilizará de cada especie.
5. Procesos a que serán sometidos los productos de la flora silvestre e instalaciones y equipos que destinará para tales fines.
6. Nombres y direcciones de los posibles compradores de los productos de la flora silvestre que se permitan obtener.
7. Nombre, identificación y dirección de las personas que realizarán los trabajos de campo, con el fin de expedir las credenciales correspondientes.
8. Si se trata de personas jurídicas, acreditar la calidad de tal mediante el correspondiente certificado expedido por autoridad competente.
9. Destino final de los productos de flora silvestre que se pretenden beneficiar.

Artículo 17: Las personas que deseen realizar estudios y observaciones de la flora silvestre en el territorio nacional, deberán obtener licencia científica de flora para lo cual los interesados presentarán solicitud por escrito, ante el Gerente Regional, incluyendo los siguientes datos y documentos:

1. Nombre, identificación y dirección.
2. Objetivos, justificación y duración de las actividades que se van a realizar.
3. Regiones en donde se efectuarán los trabajos de campo, recolección y observación del material motivo del estudio.
4. Especies, número, peso y volumen aproximado del material que se colectará para fines de las investigaciones programadas.
5. Indicar si tiene patrocinio, colaboración o vinculación con entidad científica colombiana, si se tratare de extranjeros.
6. Sistemas, métodos y equipo a emplear para la recolección, observación y estudio del material de flora.
7. Acreditar la calidad científica o técnica mediante la presentación de las respectivas credenciales, si el solicitante fuera extranjero.
8. Si se trata de personas jurídicas, acreditar la calidad de tal mediante los correspondientes certificados expedidos por autoridad competente.
9. Precisar el destino del material coleccionado.

Artículo 18: Para la obtención de licencia de control, de flora se requiere la solicitud por escrito presentada ante el Gerente Regional, incluyendo los siguientes datos y documentos:

1. Nombre, identificación y dirección del solicitante.
2. Sistemas, productos y equipos a emplear en los trabajos.
3. Especies a controlar.
4. Justificación del control.
5. Período en el cual se efectuarán las labores de control.
6. Jurisdicción y área aproximada en donde se efectuará el control.
7. Nombre e identificación de las personas que ejecutarán los trabajos de campo.
8. Destino final de los productos que se obtengan.

Parágrafo: Para el control de flora silvestre en zonas agrícolas, no se requiere licencia del INDERENA.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!