La Educación Ambiental en los Niños

Actualmente la humanidad no podrá combatir y resolver los graves problemas ambientales, así como un cambio de conducta y comportamiento del hombre sin la mayor arma para lograrlo como lo es la Educación Ambiental desde temprana edad en los niños y niñas.

La educación ambiental en los niños, es esencial sin duda alguna para poder transformar la sociedad en relación al impacto de las actividades humanas sobre los recursos naturales y formar valores en esas generaciones que amen, respeten, valoren y conserven con responsabilidad y conciencia su medio ambiente.

Por consiguiente, se debe generar una educación ambiental que brinde toda la información y conocimiento necesario sobre el medio ambiente, ya que los niños y niñas no lo amarán si no lo conocen y mucho menos lo cuidarán si no tienen valores ecológicos en su relación con la naturaleza que les permita proteger el mismo y su propia vida.

En este sentido, se debe enseñar y generar educación ambiental en los niños y niñas porque permitirá desarrollar su sensibilidad ante los problemas ambientales, crear conciencia ambiental, formación de hábitos para un cambio de actitud, participación en defensa del mismo y multiplicación de su conocimiento para otros.

Así pues, los padres, educadores y sociedad en general conjuntamente con el estado, son los primeros responsables de que esta educación ambiental se inicie desde temprana edad y se mantenga para siempre por el bien de la humanidad en el planeta. Es decir, deben enseñarles a conocer y comprender toda la realidad ambiental para que asuman las consecuencias de sus actos con su entorno medioambiental. De ahí que, sembrar el amor y respeto por la naturaleza los llevará a actuar con equilibrio y valoración con su mundo natural.

De igual manera, los niños deben saber que del estado en que se encuentre el medio ambiente, dependerá la salud humana; ya que todo impacto ambiental de las actividades del hombre afecta tanto el ambiente como la salud y calidad de vida de todos.

Además, los niños de hoy son el futuro del mañana y por eso enseñarles a cuidar y valorar el medio ambiente, es enseñarle a valorar su propia vida. Por tanto, los padres tienen que educar con el ejemplo, ya que ellos son imitadores y seguirán los mismos actos.

En otras palabras, los padres para empezar a generar esa educación ambiental en sus hijos pueden comenzar por enseñarles los siguientes hábitos ecológicos para cuidar la naturaleza y el planeta:

  • Enséñales a reciclar y separar la basura.
  • Enséñale a valorar el agua, ahorrando la misma.
  • Enséñales a ahorrar energía, apagando la luz y electrodomésticos.
  • Enséñales a cuidar las plantas, así como también valorar los animales
  • Enséñale a tener contacto con la naturaleza por medio de excursiones a parques naturales y áreas protegidas, jardín botánico, zoológico, montañas, ríos y otros entornos naturales.
  • Enséñale a plantar un árbol o hacer un huerto
  • Enséñales a no utilizar productos que dañen el ambiente.
  • Enséñales manualidades con material reciclable.
  • Enséñales a participar en jornadas y campañas en defensa y mantenimiento del entorno.
  • Enséñales leyéndole cuentos ecológicos para que aprendan valores ambientales
  • Enséñales a amar, respetar, cuidar, conservar, proteger, mantener y valorar todos los recursos naturales que le rodea.
  • Enséñales juegos ecológicos, ya que las actividades lúdicas y didácticas son esenciales para sensibilizar y cuidar el ambiente.
  • Enséñales a evitar la contaminación del aire, agua, suelo, plantas y animales.
  • Enséñales a ver documentales sobre la naturaleza y sus recursos naturales.

En consecuencia, estas son apenas algunas acciones de prácticas ambientales que pueden enseñarles los padres a sus hijos, para que despierten esa conciencia ambientalista desde temprana edad y valoren el único hogar que tienen para seguir viviendo.

Finalmente, se debe iniciar esta educación ambiental en valores para la convivencia y equilibrio ecológico entre el hombre y su medio ambiente. El planeta necesita de niños y niñas con conocimientos del mismo, donde la educación ambiental es responsabilidad de toda la humanidad, si quiere tratar de resolver los tantos problemas ambientales que ponen en juego la vida de todo ser que existe. Es necesario educar a los niños con todos los temas ambientales que logren despertar esa conciencia y una nueva cultura del conocimiento ambiental por un desarrollo sostenible de las presentes y futuras generaciones.

Nadie Ama lo que No Conoce
Lo mejor que se le puede dejar a los Niños es Amor, Conocimiento y un Ambiente Sano

Autor:
José Pineda
T.S.U En Evaluación Ambiental
www.temasambientales.com

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!