Seroprevalencia para Hepatitis B y C en Niños con Cáncer

* Proyecto de investigación 1102 – 04 – 10209 confinanciado por Colciencias (Instituto Colombianao para el Desrrrollo de la Ciencia y la tecnología “Francisco José de Caldas”)
Carlos Alberto Velasco-Benítez,MD. Pediatra. Gastroenterólogo y nutriólogo. Profesor asociado. Universidad del Valle, Cali, Colombia
Ernesto Rueda-Arenas,MD. Pediatra. Oncohematólogo. Profesor auxiliar. Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga, Colombia
Luis Carlos Orozco-Vargas,MD. Epidemiólogo. Profesor asociado. Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga, Colombia
Etty Paola Cortés-Ramírez,MD. Grupo de Investigación en Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica GASTROHNUP.
Jesús Giovanni Cortés-Ramírez,MD. Grupo de Investigación en Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica GASTROHNUP.

Resumen

Introducción: El riesgo de adquirir infecciones por transfusiones sanguíneas en niños con cáncer es elevado, principalmente para hepatitis B (VHB) y C (VHC), siendo la falla hepática una complicación crónica a este riesgo. Objetivo: Determinar la seroprevalencia para VHB y VHC en niños con cáncer. Materiales y métodos: Fueron incluidos 60 niños con diagnóstico de cáncer por aspirado y/o biopsia de médula ósea y/o histopatología (6.36±3.50 años; 38 masculinos) que consultaron al Hospital Universitario Ramón González Valencia (HURGV) de Bucaramanga, Colombia en un período de 9 meses. Se dividieron en niños con cáncer (transfundidos y no transfundidos) y 30 niños sanos (6.47±3.15 años; 19 masculinos) fueron los controles. Se les realizó una historia clínica (esquema de vacunación, número de transfusiones sanguíneas, talla). Se tomaron 5 ml de plasma (Ags VHB, IgGc VHB, Acs 4ta generación VHC, AST, ALT, GGT, fosfatasa alcalina y bilirrubina directa). Se consideró desnutrición crónica cuando el déficit T/E ³5%. El análisis estadístico fue basado a través de la distribución de t de student, siendo significativa una p

Resultados: Fueron excluidos 8 niños por contaminación de muestras, concluyendo el estudio 28 niños con cáncer transfundidos, 28 niños con cáncer sin transfundir y 26 niños sanos, en los que no se encontraron diferencias estadísticas en cuanto a edad, género, estado nutricional y pruebas de funcionamiento hepático. Ningún niño con cáncer fue seropositivo para el VHC, como tampoco ninguno de los niños con cáncer transfundidos, para el VHB o VHC. La seropositividad en los niños con cáncer estuvo dada por un niño con cáncer no transfundido para Ags VHB (3.6%) y dos para IgGc VHB (7.1%). En la población general, la seropositividad fue del 3.9% (1 niño para cada prueba) para Ags VHB, IgGc VHB y Acs 4ta. VHC. Conclusión: Este grupo de niños con cáncer, no presentó seropositividad para el VHC, y los niños con cáncer transfundidos no presentaron marcadores serológicos positivos para el VHB, siendo la seropositividad dada por los niños con cáncer sin transfundir del 3.6% para Ags VHB y del 7.1% para IgGc VHB.

Palabras clave: Seroprevalencia, hepatitis B, hepatitis C, transfundidos, no transfundidos, cáncer, niños

Introducción

La frecuencia de enfermedades hemato-oncológicas en pediatría ha venido aumentando con el transcurrir de los años. Una de las múltiples terapias que se ofrecen en el manejo de los niños con cáncer, son las transfusiones sanguíneas. El riesgo de adquirir infecciones por transfusiones sanguíneas en niños con cáncer es elevado, siendo la falla hepática una complicación crónica a este riesgo.

Para nosotros, la incidencia de enfermedades transmisibles como la hepatitis B y C por transfusiones sanguíneas, especialmente en niños inmunocomprometidos1, debido a que es una de sus principales formas de transmisión2-6, es un problema de salud ocupacional y pública2-4. Colombia, para el virus de la hepatitis B (VHB) posee una endemia intermedia3, con una prevalencia del 26 al 70% en grupos indígenas del Chocó, Antioquia y la Sierra Nevada de Santa Marta2,3,7. Con relación al virus de la hepatitis C (VHC), a nivel nacional su prevalencia es desconocida.

La hepatitis B, enfermedad frecuentemente asintomática en su primera fase4,8, es un gran problema de salud: en el mundo, 200 millones de personas son portadores crónicos; es causa de gran morbimortalidad; puede provocar enfermedad hepática aguda o crónica y además, genera al igual que la hepatitis C, un elevado costo terapéutico2,3. Anualmente en Estados Unidos, más de 10000 muertes son atribuibles al VHC, siendo los jóvenes los más comprometidos4. En general, el 85% de los casos de VHC evolucionan a la cronicidad y el 20% de ellos desarrollan cirrosis hepática y sus complicaciones, como el carcinoma hepatocelular, principales causas de muerte asociadas a la infección2-6. El objetivo del presente estudio es determinar la seroprevalencia para hepatitis B y C en niños con cáncer

Material y Métodos

Fueron incluidos 60 niños con diagnóstico de cáncer por aspirado y/o biopsia de médula ósea y/o histopatología entre los 2 y 14 años de edad (6.36±3.50 años; 38 masculinos, 22 femeninos) que consultaron al Departamento de Pediatría del Hospital Universitario Ramón González Valencia (HURGV) de Bucaramanga, Colombia entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2001. Se dividieron en niños con cáncer y transfundidos (grupo 1=30) y niños con cáncer sin transfundir (grupo 2=30); 30 niños sin cáncer, no transfundidos y sin antecedente de hepatitis entre los 2 y 11 años de edad (6.47±3.15 años; 19 masculinos, 11 femeninos) fueron los controles (Cuadro 1).

Grupo 1 (n=28)
Cáncer transfundidos
Grupo 2 (n=28)
Cáncer sin transfundir
Controles
(n=26)
17 Leucemia linfoide aguda
3 Leucemia mieloide aguda
2 Rabdiomiosarcoma
1 Enfermedad de Hodgkin
1 Hepatoblastoma
1 Meduloblastoma
1 Linfama de Burkitt
1 Histiocitosos
1 Cáncer nasofaríngeo
4 Tumor de Wilms
3 Rabdiomiosarcoma
3 Leucemia linforme aguda
3 Enfermedad de Hodgkin
2 Linfoma de Burkitt
2 Linfomas linfoblásticos
2 Tumor tallo cerebral
2 Tallo abdominal
8 otros (meduloblastoma, histiocitosis, linfoma indiferenciado, ependimoma, osteosarcoma, astrocitoma, oligodendroglioma, fosa posterior)
8 Enfermedad renal
6 Taruma craneano
4 apendicitis
3 Neumonía
5 Otros (migraña, absceso del psoas, diarrea aguda, obstrucción intestinal, sindrome convulsivo)

Cuadro 1. Etiología

Se les realizó una historia clínica que incluyó esquema de vacunación y número de transfusiones sanguíneas, además de la talla.

Se tomó una muestra sanguínea en tubo seco de 5 ml de plasma para procesamiento de los marcadores serológicos para hepatitis viral como Ags VHB (Auzime, Abbottâ), IgGc VHB (Corzyme G, Abbottâ) y Acs de cuarta generación VHC (EIA VHC 4ta generación, Abbottâ) que fueron procesados en el Banco de Sangre del HURGV y para pruebas de funcionamiento hepático como AST, ALT, GGT, fosfatasa alcalina y bilirrubina directa, que fueron procesados en el Laboratorio Clínico de la Escuela de Bacteriología de la Universidad Industrial de Santander (UIS).

El déficit de la talla para la edad fue determinado según las Tablas del National Center for Health Statistics (NCHS) de los Estados Unidos y se consideró desnutrición crónica un déficit superior al 5%9.

El análisis estadístico fue basado en la comparación de dos promedios correlacionados a través de la distribución de t de student, siendo significativa una p

Este estudio fue aprobado por el Comité de Ética de la Facultad de Salud de la UIS e igualmente los padres o tutor legal del niño, firmaron, una vez informados, un consentimiento por escrito antes de entrar al estudio.

Resultados

Se excluyeron del estudio 8 niños por contaminación de las muestras, concluyendo el estudio 28 niños del grupo 1 (cáncer y transfundidos) entre 2 y 14 años (6.11±3.78 años, 20 masculinos, 8 femeninos); 28 niños del grupo 2 (cáncer sin transfundir) entre los 3 y 13 años (6.61±3.25 años, 16 masculinos, 12 femeninos) y 26 niños controles entre los 2 y 11 años (6.38±3.20 años, 18 masculinos, 8 femeninos), no encontrando diferencias estadísticas en cuanto a edad, género, estado nutricional y pruebas de funcionamiento hepático (PFH) (Cuadro 2).

 Grupo 1(n=28)
Cáncer transfundidos
Grupo 2 (n=28)
Cáncer sin transfundir
controles (n=26)P
Talla/Edad
(% déficit)
AST
(U/1)
ALT
(U/1)
GGT
(U/1)
Fosfatasa Alcalina
(UI)
Bilirrubina directa
(gr/dl)

-4-43+-5,31

32.94+-20.73

43.55+-45.38

33.37+-30.64

355.75+-148.85

0.33+-0.77

-3.31+-5.53

36.02+-16.78

27.58+-19.36

24.05+-17.73

305.79+-137.19

0.14+-0.09

-5.35+-6.42

47.99+-62.19

30.25+-30.81

28.77+-34.07

322.00+-119.90

0.20+-0.38

>0.50

>0.50

>0.50

>0.50

>0.50

>0.50

Cuadro 2. Estado nutricional y paraclínicos

El 77% de los niños con cáncer habían recibido al menos 1 vacuna para hepatitis B: 24 del grupo 1 y 19 del grupo 2; 20 niños controles habían sido vacunados para hepatitis B. El 54% de los niños con cáncer tuvieron desnutrición crónica, 14 niños del grupo 1 y 16 niños del grupo 2; 12 niños controles presentaron igualmente desnutrición crónica. Tan solo dos pacientes del grupo 1 presentaron alteración en las PFH, al igual que dos niños del grupo control. Los niños del grupo 1 recibieron entre 1 y 14 transfusiones (4.82±3.85 transfusiones). Ningún niño con cáncer fue seropositivo para hepatitis C, como tampoco ninguno de los niños con cáncer transfundidos, para hepatits B ó C. La seropositividad en los niños con cáncer estuvo dada por un niño con cáncer no transfundido para Ags VHB (3.6%) y dos para IgGc VHB (7.1%). En la población general, la seropositividad fue del 3.9% (1 niño para cada prueba) para Ags VHB, IgGc VHB y Acs 4ta. VHC (Cuadro 3).

 Grupo1 (n=28)
Cáncer transfundidos
Grupo 2 (n=28)
Cáncer sin transfundir
Controles (n=26)

Ags VHB
IgGc VHB
Acs 4ta
VHC

0(0%)
0(0%)
0(0%)
1(3.6%)
2(7.1%)
0(0%)
1(39%)
1(39%)
1(39%)

Cuadro 3. Seroprevalencia para el virus de la hepatitis B y C

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!