Mis Recuerdos de Rafael Castillo Torres 1919 – 2000

Acaba de fallecer en la ciudad el Dr. Rafael Castillo Torres, Presidente de nuestra Sociedad en 1961/62. Con éste motivo el Editor me ha solicitado una reseña bibliográfica del colega desaparecido, lo cual hago con profunda nostalgia por haberme unido a Rafael Castillo Torres estrechos vínculos de parentesco y haber sido compañeros en toda nuestra carrera de Medicina en la Universidad Nacional ( 1937/42) y luego colegas en el ejercicio profesional y docente.

Nacido en Bogotá en el hogar del abogado Rafael Castillo Mariño y de Lucila Torres Umaña, boyacenses, obtuvo en 1936 el bachillerato en el colegio de San Bartolomé. Ingresa a nuestra Escuela de Medicina en 1937 y recibe el doctorado en 1945. Colaboró desde el final de su carrera con la revista de la Sociedad Colombiana de Pediatría que fundaran, en 1941, los Doctores Calixto Torres Umaña, Presidente de la Sociedad, y Jorge Camacho Gamba, Editor. En esta década de los 40 no existían las especializaciones de post grado, pero si estaba reglamentada la carrera profesoral y Rafael optó por las ciencias básicas, habiendo llegado a ser Profesor Asociado de Anatomía descriptiva y miembro del consejo directivo de la facultad en 1956. Sin embargo, una ancestral inclinación por la pediatría, (nuestro común bisabuelo paterno, el Dr. David Torres Solano, se graduó como médico en 1847 con la tesis “Angina Diftérica”) lo llevó al ejercicio de medicina del hombre en su edad evolutiva, desempeñándose como pediatra y puericultor en el recientemente creado Instituto de los Seguros Sociales y en la Secretaría Distrital de Salud.

La Atención de Prematuros en 1952:

En 1952 (Un siglo después de que Antonio Vargas Reyes y su sobrino Antonio Vargas Vega publicaran en Bogotá el primer periódico médico “La Lanceta”) el grupo de 25 médicos que fundo el Centro Médico “Unidia” decidió redactar una revista orientada al médico general y encuentro que en el No 2, Noviembre de 1952, en la sección “Lo que opinan los pediatras”, (pags. 160 –161) se encuentra publicado el trabajo de Castillo Torres y Rueda Vesga “Atención hospitalaria del niño prematuro” que contiene las normas de alimentación para los primeros 10 días, empleando, en los primeros cuatro días solución de dextrosa al 5% en sol. salina por vía parenteral (15 cc/Kilo) y la misma por vía oral hasta llegar al quinto día a 150 cc/Kilo y desde el tercer día biberones de leche semidescremada, con dextromalto y agua hervida, llegan al 5° día con 7 teteros de 3-4 onzas que aportaban aproximadamente 100 calorías por kilo.

Publicación del libro Universidad Nacional y Pediatría Colombiana
Fotografía tomada el 23 de noviembre de 1994 con motivo de la publicación del libro Universidad Nacional y Pediatría Colombiana
De izquierda a derecha Drs. Guillermo Garavito, Rafael Castillo Torres, Guillermo Calderón y Alfonso Vargas Rubiano.

Se encuentra además en esta, hoy histórica revisión bibliográfica, la colaboración del profesor Carlos Albornoz Medina sobre la frecuencia en Bogotá del raquitismo (17%) en niños hospitalizados y del Doctor Forero Blanco, de Bucaramanga, sobre el resultado de la cortisona en el tratamiento de las leucemias. (Revista Colombiana de Pediatría, Año XI No.6). En cuanto a la literatura pediátrica suramericana, se enseñaban los trabajos del profesor argentino Juan Pablo Garrahan (Archivos Argentinos de Pediatría) y del uruguayo José Obes Polleri (El día Médico) sobre el uso de la estreptomicina en las diarreas de los prematuros). Del American Journal of Deseases of Children se informaban los primeros resultados obtenidos por los antibióticos en el tratamientos de la Meningitis por Hemófilus Influenzae y TBC. En el Postgraduate Medicine, se informaba de los resultados con la trepanación en los hematomas subdurales. Encontrábamos la “Revolución Terapéutica.

Cursillos de Pediatría y Semana Pediátrica

A finales de la década de los 50, producido en 1955 lo que el Profesor Camacho Gamba llamó “un cambio de guardia”, me correspondió en la presidencia de la Sociedad la planeación y comienzo de varias actividades de cultura pediátrica: los cursillos de Pediatría para Médicos Generales y las semanas Pediátricas. El primero de los cursillos se realizó en Bogotá, en la Sala de Conferencias de la Biblioteca Nacional, bajo la dirección del Profesor Calixto Torres Umaña y el segundo tuvo lugar en la Ciudad de Tunja los días 28, 29 y 30 de mayo de 1957, siendo conferencistas, además del Presidente de la Sociedad, el Dr. Juan B Castaño Castillo, los Doctores Torres Umaña, Rafael Castillo Torres, Roberto Rueda Williamson y Alfonso Vargas Rubiano. 40 médicos de varios municipios de Boyacá, asistieron a esta primera proyección de la Sociedad Colombiana de Pediatría a la provincia colombiana.

En su carácter de Presidente, en 1961-1962, le correspondió a Castillo Torres la organización del cursillo 22 –Duitama, 16, 17 y 18 de mayo de 1962 en donde fueron conferencistas Ernesto Plata Rueda, Eddy Romero, Samuel Klar y Guillermo Lesmes, de Bogotá, Germán Arbeláez de Medellín y Uriel Estrada de Cali. Al año siguiente, en Quibdo se realiza el siguiente cursillo, 23, el 24, 25 y 26 de mayo de 1963, bajo la Presidencia de Rafael Castillo Torres y la colaboración de los Profesores Julio Calle Restrepo de Medellín, Edwin Juliao de Barranquilla, Rodolfo Spataro de Cali y Carlos Albornoz y Liborio Sánchez, de Bogotá.

Igualmente Castillo Torres organizó la Quinta Semana Pediátrica – 20, 21, 22, 23, 24 y 25 de octubre de 1961, con el Curso Monográfico sobre Paraitología, dictado por el Profesor mejicano Biaggi.

Centenario del Nacimiento de Calixto Torres Umaña

Con devoción casi filial, Castillo Torres fue uno de los oradores el 15 de Agosto de 1985, conmemorativos del nacimiento en la Ciudad de Tunja, del maestro de la Pediatría científica, Profesor Calixto Torres Umaña. La representación de la Sociedades de Pediatría y de Historia de la Medicina Colombianas fue recomendada a Rafael Castillo Torres y a mi, cometido que cumplimos con gran devoción a nuestro gran Profesor y pariente común, en las cuales tuvimos la grata y honrosa compañía del Profesor de Neurofisiología de la Universidad de Minnessotta, Dr. Fernando Torres Restrepo, hijo del maestro Torres Umaña.

La Pediatría Social

Fue Castillo Torres asiduo colaborador del Centro de Acción Social Infantil, entidad que en sus inicios de los veinte fue dirigida y mantenida por la Sociedad de Pediatría de Bogotá y posteriormente dirigido por las hermanas Ana e Isabel Londoño Sáenz. Igualmente, en las décadas finales de su existencia, Castillo Torres fue asiduo colaborador de la obra social “Dispensario de las Areneras”, entidad organizada por Doña Ana Restrepo del Corral y dirigida luego por las exalumnas del Gimnasio Femenino. No solamente se ocupa esta benemérita organización de la salud física de los niños que habitan el sector oriental de Bogotá, sino se busca también la protección de sus respectivas familias.

El 23 de noviembre de 1994 me honró con su compañía en la presentación ante los pediatras bogotanos de mi libro “Universidad Nacional y Pediatría Colombiana”, siendo quizás la última vez que sentí su grata compañía.

El nombre y la vida de Rafael Castillo Torres debe ser recordado con gratitud y afecto, ya que su sentido humanista y humanitario de la medicina, unido a su congénita caballerosidad y señorío caracterizaron su condición de pediatra, de ejemplar y cordial amigo.

ALFONSO VARGAS RUBIANO
Bogotá, enero/2000

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!