In Memoriam: Ernesto Meléndez Sandoval 1921 – 1998

Ernesto Meléndez Sandoval 1921 – 1998En la ciudad de Santafé de Bogotá el mes de octubre de 1998 falleció el doctor Ernesto Meléndez Sandoval expresidente y miembro honorario de la Sociedad Colombiana de Cirugía Ortopédica y Traumatología.

Por este motivo la Asamblea General Ordinaria reunida en el Congreso Nacional en Octubre de 1998 aprobó por unanimidad una moción de duelo a su distinguida familia y guardó reverente un minuto de silencio en memoria suya.

El Dr. Meléndez nació en la ciudad de Soatá (Boyacá) el 3 de junio de 1921. Bachiller del Colegio Boyacá en 1936, terminó sus estudios de medicina en la Universidad Nacional de Colombia en 1942 y su trabajo de tesis titulado “Los traumatismos cráneo-encefálicos” fue distinguido con mención honorífica en primera categoría.

Desde los comienzos de la vida profesional se inclinó por la ortopedia, traumatología y cirugía de urgencias, alcanzando por concurso la Jefatura de Clínica en la cátedra de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional, ubicada en la sala San Lorenzo del Hospital San Juan de Dios de Bogotá. Durante varios años fue jefe del servicio de Urgencias, en la misma área, destacándose siempre como hábil cirujano y docente ejemplar.

A mediados de los años cuarenta viajó a Chile y a la Argentina buscando perfeccionar conocimientos de la especialidad. En la Universidad de Buenos Aires fue discípulo del profesor Albanese de quien aprendió la técnica de los bloqueos anestésicos y la cirugía de la cadena ganglionar simpática paravertebral. A su regreso introdujo estos sistemas en el Hospital San Juan de Dios. Enseñó el bloqueo del ganglio estelar utilizado para el diagnóstico y el tratamiento de las hoy llamadas distrofias simpático-reflejas del miembro superior. Enseñó igualmente el bloqueo de los ganglios esplacnicos seminulares y los bloqueos simpáticos paralumbares. Practicó la primera estelectomia y simpatectomias lumbares en nuestro medio.

El Dr. Meléndez hizo en Colombia los primeros implantes parciales de cadera con la prótesis de los doctores Judet; igualmente osteosíntesis acetabular de la pared acetabular posterior en fracturas luxaciones coxo-femorales; la cirugía de nervio periférico y las tacotomías decompresivas en paraplejías poticas, fueron otras de sus facetas quirúrgicas.

Personalmente puedo dar fe de su excepcional y extraordinaria habilidad quirúrgica unida a su don de gente.

Desempeñó un sinnúmero de cargos docentes, científicos y asistenciales.

Basta enumerar la Presidencia de la Sociedad de 1963 a 1964 y la Presidencia del VIII Congreso nacional en Manizales. Formó parte de las directivas del V Congreso Internacional de SLAOT en 1962: presidente honorario del XXXVI Congreso Nacional de SCCOT y fue condecorado entonces. Jefe encargado del Servicio de Ortopedia Infantil Hospital Lorencita Villegas de Santos, y finalmente recibió el galardón de miembro honorario de la SCCOT.

El Dr. Meléndez representó a la ortopedia nacional en varios certámenes y congresos nacionales e internacionales siempre con lujo de competencia y gran humildad.

Publicó varios trabajos científicos dentro de los cuales cabe destacar para su época: “La resección –Reconstrucción de la cadera. Técnica de los doctores Judet”. “Los bloqueos anestésicos del gran simpático en las enfermedades de los miembros”.

Ernesto no sólo consagró los mejores años de vida a la ciencia médica, la cultura general que adquirió como apasionado lector le permitió adentrarse en la historia universal, en la historia nacional, el arte y la literatura, particularmente en la poesía de la cual era un asiduo cultor.

En las reuniones sociales promovidas con ese motivo siempre le escuchábamos declamar ese verso de su autor preferido: “He vivido poco, me he cansado mucho”.

Para su distinguida esposa doña Eloísa Santofimio de Meléndez, para sus hijos Dr. Fernando, Dr. Rodrigo y doña María Clara, sus esposas y esposo, nietos y demás familiares vaya nuestra profunda manifestación de solidaridad y afecto.

Paz en la tumba de Ernesto. Su imagen espiritual guiará e iluminará siempre a sus seres queridos y el recuerdo de su grata personalidad vivirá permanentemente entre quienes fuimos sus más cercanos amigos.

DR. FABIO HERMIDA DIAZ
Miembro honorario SCCOT

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!