Niveles de Antibióticos en Empiema

Título original: Antibiotic levels in empyemic pleural fluid.
Autores: Texeira LR, Sasse SA, Villarino MA, et al.
Revista: Chest 2000 ; 117

El tratamiento del empiema incluye, además del drenaje torácico, la administración de antibióticos sistémicos, pero un interrogante que surge a los clínicos es qué cantidad de antibiótico alcanza a llegar al líquido pleural infectado y cuál es su bioactividad.

En Nueva Zelanda fue realizado un experimento clínico sobre una población de ratones a los que les fue inoculado una cantidad estándar de una cepa de Pasterella mu/tocida en la cavidad pleural. Se buscaba determinar la relación entre el nivel sérico y el nivel en el empiema de cada uno de los antibióticos en estudio, bajo la presunción de que debido al engrosamiento pleural secundario a la infección, los antibióticos no lo grarían un adecuado nivel en el líquido tipo empiema.

Fueron utilizados doce ratones para las mediciones de los niveles después de la administración de cada uno de seis antibióticos estudiados:

Penicilina (24. 000 Ul/kg), metronidazol (37 mg/kg), ceftriaxona (30 mg/kg), clindamicina (9 mg/kg), vancomicina (15 mg/kg) y gentamicina (1mg/kg).

Cada uno de los antibióticos fue administrado por infusión endovenosa en tres minutos.

A las 24 horas de inoculado el gérmen, se les practicó a todos los ratones, toracentesis diagnóstica en la que se evidenció que todos ellos desarrollaron empiema.

Las muestras seriadas de sangre y de líquido pleural fueron tomadas a los 15, 30, 60, 120, 240 y 480 minutos después de administrado el antibiótico.

Los investigadores determinaron que penicilina es el antibiótico que mayor nivel alcanza en el epiema, seguido de metronidazol, ceftriaxona, vancomicina y dindamicina ; y que gentamicina, como es bien conocido, penetra poco en líquidos de bajo pH. El tiempo en el que se logró equilibrio entre los niveles séricos y en el empiema, de penicilina, fue a los 30 – 60 minutos y con metronidazol fue de 60 – 120 minutos, lo cual indica que la bioactividad de estos antibióticos en el empiema es alta, aún cuando los niveles séricos disminuyan.

Aunque se sabe que el tiempo para que se lo gre este equilibrio no solo depende del antibiótico sino de otros factores tales como el tamaño del derrame, el grado de inflamación de la pleura y su grosor, en este estudio estas condiciones permanecieron estables, así que se pudo sugerir que el único factor determinante era el tipo de antibiótico. Sin embargo, ya que la pleura del ratón es más delgada que la del hombre, es posible pensar que dicho equilibrio se pueda alcanzar de manera más rápida en el ratón y así, es posible que no se puedan extrapolar enteramente los hallazgos de este estudio al manejo de los pacientes.

En casos de neumonía adquirida en la comunidad, el uso de penicilina como único antibiótico puede ser suficiente aún en presencia de empiema y la asociación a metronidazol podría ser mejor que a clindamicina.

NATALIA LONDOÑO PALACIO
Internista – Neumóloga

.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!