Primer Estudio Clínico Controlado sobre el Uso de Espaciadores Caseros en Niños

Titulo original: Home –made spacers for bronchchodilator therapy in children with acute asthma: a randomised trial.

Autores: Zar HJ, Brown G, Donson H, et al. Departament of Paediatrics and Child Health, University of Cape Town and Red Cross war Memorial Children’s Hospital, Cape Town, South Africa.

Revista: The Lancet 1999;354:979-982.

“Se obtiene igual broncodilatación con dosis altas de un agente B2 agonista administrado con un inhalador dosis-media (IDM) con un espaciador/inhalocámara bajo la supervisión de personal entrenado que con terapia nebulizada”. Guías para diagnóstico y manejo de Asma. Rev.Colomb Neumol 1999:11 S44.

En la atención de nuestros pacientes se ha popularizado que el médico explique al paciente adulto o a sus allegados botellas plásticas en las que se comercializa agua potable en la actualidad. El distanciar el inhalador de la boca del paciente tiene por objeto lograr una mayor penetración de las partículas aerosoles en el interior del árbol bquial, reduciendo de ésta manera la coordinación que debe existir entre el disparo o puff del inhalador y el esfuerzo inspiratorio del paciente.

Hasta la actualidad no conocíamos un experimento clínico que cumpliera tan adecuadamente las características de aleatorización y cegamiento, en el que se compara el efecto broncodilatador con la utilización de espaciadores de fabricación casera (frecuentemente formulados), con espaciadores de venta libre al publico recomendados por casas farmacéuticas conocedoras de la mayor efectividad broncodilatadora lograda con su uso.

Los autores del articulo en mención realizaron la comparación de cuatro tipos de espaciadores, a saber: un espaciador convencional de venta comercial, una botella plástica en la que encajaba y se sellaba el inhalador, una botella plástica en la que encajaba de manera no sellada el inhalador y una taza cuya ventaja consistía en que la inhalación no se realizaba solamente por la boca sino que incluía además la nariz. El rango de edad de los pacientes incluidos en el experimento estaba en tres y trece años, todos consultaron a urgencias de un hospital pediátrico sudafrico en crisis aguda de asma de leve a moderada, sin haber recibido tratamiento con corticosteroides en los últimos cinco días, no broncodilatadores cuatro horas antes de ingresar al estudio.

El broncodilatador utilizado fue fenoterol y en ninguno de los casos se presentó atención a la coordinación entre disparo e inspiración. Bajo unos parámetros de función pulmonar medidos inicialmente y otros a los quince minutos del tratamiento, se determino la diferencia. La evaluación dela eficiencia de los sistemas de inhalación permite dejar que los resultados son similares tanta con las inhalocámaras comerciales como los de fabricación casera. La ausencia de una diferencia significativa entre los diferentes espaciadores encontrada en el presente estudio es de gran valor en la práctica clínica. La razón que los autores arguyen para no haber detectado diferencias fue el escaso número d pacientes (88 niños)

Es importante destacar de éste estudio, la recomendación que los autores hacen para reducir la carga electrostática del plástico de la botella, la cual capta y secuestra las partículas del medicamento; preparar la botella con el disparo de quince puffs del medicamento antes de su uso.

NATALIA LONDOÑO PALACIOS, M.D.*
Internista-Neumóloga
NELSON PÁEZ, M,D.*
Residentes de Medicina Interna – Neumología

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!