Contraindicaciones y efectos secundarios de la metformina 

El efecto adverso más temible de la Metformina es la acidosis láctica, cuya incidencia es muy baja: de apenas 3 por cada 1000.000 pacientes/año.

La Metformina está estrictamente contraindicada en pacientes con insuficiencia renal, insuficiencia hepática o respiratoria avanzada, insuficiencia cardiaca congestiva, coronariopatías o arteriosclerosis avanzada. No se recomienda su uso en casos de pacientes con alcoholismo.

Por otro lado, se deberá administrar con precaución en enfermos de edad avanzada o muy debilitados o con patologías agudas que impliquen riesgos de alteración de la función renal: deshidratación (diarrea, vómitos), fiebre, estados infecciosos y/o hipotóxicos graves (choques, septicemias, infección urinaria, neumopatía).

La Metformina deberá ser suspendida, temporal o definitivamente, si aparece una sintomatología clínica que predisponga a la hipoxia tisular, como infecciones graves (principalmente urinarias), hemorragias importantes y anemia avanzada.

Para reconocer el efecto adverso más grave debemos tener presente que los primeros síntomas de acidosis láctica son: náuseas, vómitos, dolor abdominal, pérdida de apetito o aletargamiento. La paciente debe consultar al servicio médico de urgencias si aparecen uno o varios de dichos síntomas, y, especialmente, si no tienen relación con el inicio de la medicación, el aumento de dosis, una causa alimenticia o medicamentos fácilmente identificables (antibióticos, analgésicos, etc.)8.

La Metformina se clasifica dentro de la categoría B de riesgo en el embarazo. La Metformina  no es teratogénica en las ratas y las conejas, con dosis entre dos y seis veces (las utilizadas en la clínica). Además, parece ser que este fármaco no atraviesa la barrera placentaria.

La seguridad de la Metformina durante el embarazo ha sido evaluada con resultados satisfactorios, no se han visto anormalidades congénitas ni resultados fetales adversos1.

La Metformina se excreta en la leche, alcanzando unos niveles similares a los que se obtienen en plasma. Debido al potencial para causar hipoglucemias en el lactante, no se recomienda durante la lactancia; sin embargo, se han evaluado efectos en el crecimiento y el desarrollo motor y social en infantes sin evidencia de resultados adversos cuando se administra Metformina durante los primeros meses de lactancia1.

Manejo de infertilidad en soa y asociación con metformina 

Previo a iniciar inducción de ovulación en pacientes infértiles, es importante evaluar las causas de infertilidad en pareja para identificar la posibilidad del manejo de alguna patología de base identificable o cambios en los estilos de vida.

Cuando se completa la evaluación acuciosa y el enfoque de la pareja infértil, determinando así mujeres normogonadotrópicas-normoprolactinémicas eutiroideas (con eje hipotálamo hipofisiario indemne) pero con posible disfunción ovárica secundaria a síndrome de ovario androgénico, el objetivo de la terapia es restablecer la ovulación normal (por medio del desarrollo monofolicular) usando medicamentos.

Dada la mejoría del SOA y la resistencia a la insulina lograda con la Metformina, se llevaron a cabo estudios que evalúan el efecto combinado de la Metformina con el citrato de Clomifeno para tratar la infertilidad en el SOA9-12 .

Los estudios realizados sugieren que la Metformina puede aumentar el número de ciclos ovulatorios y, cuando está asociado con Clomifeno, si se administra la Metformina aumenta aún más.

Teniendo en cuenta los estudios que tienen como población mujeres con infertilidad secundaria a anovulación y específicamente mujeres con síndrome de ovario androgénico, se demostró, comparando inducción de ovulación con citrato de Clomifeno, que la Metformina administrada sola es menos efectiva en inducir la ovulación.

Además, cuando se administra combinada con citrato de Clomifeno (como terapia adyuvante), aumenta la tasa de ovulación; sin embargo, no aumenta tasas de nacidos vivos2.

Adicionalmente, se evidencia que en las pacientes con SOA que usan Metformina durante tres a seis meses y tienen tasas de ovulación de 60%, sin aumentar las tasas de embarazos, al utilizarse Metformina más citrato de Clomifeno durante el mismo periodo de tiempo, las tasas de ovulación fueron del 66% y las tasas de embarazo fueron del 34%.

Es de destacar que un hallazgo particular es que con la terapia adyuvante se aumentaba la tasa de nacidos vivos, en pacientes que tuvieran unas determinadas características en el grupo, tales como pacientes resistentes al Citrato de Clomifeno, definido como ausencia de ovulación luego de tres ciclos inducidos o uso de dosis máximas, y además obesas mórbidas3.

Dosificaciones de metformina 

En los estudios se han utilizado dosis de 850 mg vía oral cada 8 horas; se presentan esquemas dirigidos a pacientes obesas con deseos reproductivos así:

  1. Esquema de ejercicios y dieta para reducción de peso3, Metformina 6-12 meses y monitorización cada 6 a 8 semanas para determinar la ovulación al combinarse con Citrato de Clomifeno.
  2. Previo al inicio de inductores de la ovulación tipo Citrato de Clomifeno, se inicia Metformina de 4 a 8 semanas.

La dosis inicial sería de 500 mg/día y se iría aumentando hasta llegar a una dosis diaria de 1500-2550 mg/día2.

Uso de metformina y embarazo 

Con relación a la pérdida gestacional temprana y el SOA se ha asociado un alto riesgo de aborto en el primer trimestre; algunos estudios han demostrado la efectividad de la Metformina disminuyendo las tasas de pérdida gestacional temprana en comparación con el uso de Citrato de Clomifeno.

Teniendo en cuenta las causas de aborto durante el primer trimestre, se encuentran como unas de las etiologías las condiciones protrombóticas; por ejemplo, se encuentra una elevación importante del factor inhibidor tipo 1 del activador plasminógeno —PAI— asociada a abortos; la Metformina promueve la regulación de los ciclos menstruales y, adicionalmente, los hace ovulatorios en las mujeres infértiles oligoamenorreicas con SOA; adicionalmente, la Metformina reduce la actividad del PAI, disminuyendo los niveles de insulina y su resistencia.

En conclusión, la administración de Metformina reduciría la tasa de aborto de un 73% a 10%, utilizándose durante todo el embarazo, sin presentarse casos de teratogenicidad.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!