Los niveles de Hormonas diferencian los estados de transición Menopáusica

Menopausia al Día

Follicular phase hormone levels and menstrual bleeding status in the approach to menopause.
Fertil Steril 2005; 83: 383-392.

Freeman Ew, Sammel Md, Gracia Cr Et Al.

Henry G. Burger, MD, FRACP
Emeritus Director
Prince Henry’s Institute of Medical Research
Clayton, Victoria, Australia

Evidencia Nivel II-2

Los niveles de estradiol, hormona folículoestimulante, FSH, hormona luteinizante, LH, e Inhibina B están significativamente asociados con diferentes estados de la transición menopáusica, de acuerdo con este estudio longitudinal prospectivo. Una muestra al azar de 436 mujeres de una comunidad entre 35 y 47 años y con menstruaciones regulares se reclutaron y fueron seguidas por 5 años. Se recolectaron datos de la fase folicular temprana de dos ciclos menstruales consecutivos para estradiol, FSH, LH e Inhibina.

Con información del ciclo menstrual en 7 puntos, con intervalos de 8 meses a un año. El estatus del ciclo menstrual se usó para definir cinco estados de transición menopáusica (basal), premenopausia tardía, transición temprana, transición tardía y postmenopausia.

Los niveles para todas las 4 hormonas medidas difieren significantemente de los estados pre y posmenopáusicos (p < 0.001). Ambas, FSH y LH, alcanzaron niveles significantemente mayores que el estado de transición temprana.

Los niveles de Inhibina B fueron significantemente menores comenzando con el estado de premenopausia tardía. Los niveles de estradiol fueron relativamente estables hasta el estado de potopausia, cuando fueron significantemente menores.

La raza, el estado menstrual y el índice de masa corporal IMC fueron significativamente asociados con los niveles de hormonas. Mujeres con IMC mayores de 30 tenían nivel de estradiol, LH e Inhibina B mayores que aquellas con índices más bajos. Las mujeres afroamericanas tuvieron niveles significativamente menores de estradiol, LH, que las caucásicas (las únicas 2 razas comparadas) durante los estados premenopáusicos. En mujeres postmenopáusicas, las afroamericanas con índice alto de IMC tenían los niveles más altos de estradiol.

Comentario. Los datos de este reporte son esencialmente confirmantes de los resultados de otro número de estudios, tanto longitudinales con seccionados y cruzados, demostrando que los cambios en la regularidad del ciclo menstrual como un enfoque de la menopausia están acompañados por el reflejo de algunos cambios en las hormonas reproductivas, especialmente la Inhibina B y FSH. En este reporte las mujeres en la menopausia tardía que tienen solo un ciclo menstrual, la longitud del cual fue 7 o más días diferente de su patrón previo, tenían una disminución altamente significativa desde el punto de vista estadístico en la Inhibina B, y un significante, aunque pequeño, aumento de FSH.

Los autores adaptan la definición de la edad reproductiva del Stages of Reproductive Aging Workshop (STRAW) incluyendo el estado de premenopausia tardía, definiendo específicamente la transición temprana sobre la base de al menos dos ciclos, y usando un periodo de 3 a 11 meses de amenorrea (en lugar de 60 días) como la base para la transición tardía. Como lo dijimos en otra oportunidad, los criterios de STRW para la transición son un poco ambiguoscon relación con la presencia de irregularidades menstruales o ciclos regulares pero con una frecuencia alterada.

Desafortunadamente, no hay análisis de los cambios en los niveles hormonales en el 47% de las mujeres quienes permanecieron en estado premenopáusico durante los 5 años del estudio. Esto hubiera sido interesante dado el reportereciente de Landgren y col [J Clin Endocrinol Metab 2004] demostrando que al menos dos tipos de ciclos se pueden observar en mujeres como ellos enfocan la menopausia:

ciclos ovulatorios que no muestran cambios en los niveles hormonales de la fase folicular en el tiempo, y ciclos aparentemente anovulatorios caracterizados por niveles elevados de FSH y LH y elevadas relaciones entre FSH e Inhibina B o Inhibina. Esto ilustra las limitaciones impuestas a la programación de las muestras confinadas a la fase folicular. No es claro tampoco como los datos de mujeres que fueron fueron cambiando su estado menopáusico durante el estudio fueron incorporados en el análisis.

Los niveles geométricos promedios de estradiol fueron menores solo en mujeres posmenopáusicas. Los niveles de FSH aumentaron principalmente en la transición tardía, así como la LH, mientras la Inhibina B cayó progresivamente a través del estudio. Estos datos confirman el reporte [Burger Clin Endocrinol (Oxf) 1998] que el cambio hormonal más temprano de significancia en la transición temprana era la caída de Inhibina B. Como Freeman y col. observaron, “esos cambios hormonales tempranos son difíciles de detectar con simples medidas hormonales en la práctica clínica”. Sin embargo, un autoreporte del inicio de irregularidades provee un indicar clínico útil de inminencia de menopausia, pensando que no da una buena indicación de estatus de potencial de fertilidad.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!