La Ingesta de alcohol aumenta los niveles de Estrógenos

Menopausia al Día

Alcohol and endogenous sex steroid levels in postmenopausal women: a cross-sectional study.
J Clin Endocrinol Metab 2005; 90: 1414-1419.
ONLAND-MORET NC, PEETERS PHM, VAN DER SCHOUW YT, GROBBEE DE, VAN GILS CH
Robyn B. Faye, MD, FACOG
Clinical Assistant Professor
Drexel University, Philadelphia, PA

Evidencia Nivel II-3

Las mujeres que consumen dos o tres tragos de alcohol por día tienen niveles más altos de estrógenos que las no bebedoras, de acuerdo al European Prospective Investigation into Cancer an Nutrition Study hecho en los Países Bajos. Un total de 1 093 mujeres postmenopáusicas entre 49 y 70 años (promedio de edad, 59 a 60 años) se reclutaron en este estudio cruzado. Se midieron niveles séricos de estradiol, estrona, androstenediona, dehidroepiandrosterona, sulfato (DHEA-S), testosterona y globulina trasportadora (SBHG).

La ingesta de alcohol se calculó de un cuestionario y se dividió en 5 categorías: 1 a 4 g/día , 5 a 14 g/día, 15 a 24 g/día y 25 o más g/día. Un vaso de una bebida alcohólica se estimó que contenía 10 g de alcohol. La ingesta promedio fue de 8.3 g/día. Aproximadamente 35% de las participantes no bebían, aproximadamente 30 bebían más de 10 g/día.

Después de ajustar por factores de confusión, incluyendo número de paquetes/año de cigarrillo IMC y relación cintura-cadera, en las mujeres que consumían 25 g/día o más de alcohol, se encontró que tenían niveles mayores que las no bebedoras, de estrona (17.7 vs 14.4 pg/mL; p=0.01) y estradiol (95. vs. 8.6 pg/mL; p=0.03) también como la relación estrona/androstenediona (p=0.06) las bebe doras también tenían niveles de DHEA-S más alto pero la diferencia no alcanzó importancia.

Los niveles de androstenediona, testosterona y SBHG no diferían entre ambos grupos.

Comentario. En este estudio cruzado, Onland-Moret y sus colegas examinan los efectos del alcohol en los niveles de estrógenos y andrógenos en las mujeres postmenopáusicas.

Ellos encontraron niveles significativamente más altos de estrógenos y andrógenos en aquellas que tomaban alcohol comparadas con las que no lo hacían.

Las mujeres que consumían más alcohol también fumaban más cigarrillo. Los niveles fueron más altos en las mujeres que bebían y fumaban comparados con mujeres que no bebían ni fumaban.

Este pequeño estudio tiene poder suficiente para encontrar pequeños aumentos en los niveles hormonales. El estudio, sin embargo, estaba limitado por el relativamente alto porcentaje de no bebedoras y bajo porcentaje de mujeres que consumían altas cantidades de alcohol.

La magnitud de los efectos del alcohol sobre los niveles endógenos de hormonas fue compatible con los riesgos observados de cáncer de mama, dando evidencia de la propuesta del riesgo de alcohol y cáncer de mama por vía de esteroides sexuales endógenos.

Este estudio da crédito a la importancia de los factores de riesgo modificables en medicina preventiva. Cuando hablamos de cáncer de mama a nuestros pacientes, es importante ahora decirles que limiten su consumo de alcohol y cigarrillo esperando que esto posiblemente disminuya el riesgo de cáncer de mama, junto con otros riesgos mejor conocidos.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!