Comparado con Raloxifeno, el Alendronato beneficia doblemente al hueso

Menopausia al Día

Alendronate produces greater effects than raloxifene on bone density and bone turnover in postmenopausal women with lowbone density: results of EFFECT (Efficacy of Fosamax versus Evista Comparison Trial) international. J Intern Med 2004; 255: 503-511.

Sambrook PN, Geusens P, Ribot C ET AL.

Evidencia Nivel I

En mujeres postmenopáusicas con baja DMO, un año de alendronato produce alrededor del doble de los beneficios sobre el recambio óseo y la DMO, que el raloxifeno, de acuerdo con este estudio aleatorizado, doble ciego, realizado en múltiples sitios de Europa, Sur América y el área Asiática del Océano Pacifico. Un total de 487 mujeres postmenopáusicas con puntajes T–2 o menos, en la columna o en la cadera, se asignaron aleatoriamente a alendronato (70 mg semanales) o raloxifeno (60 mg/día). Para el efecto ciego, las que recibían alendronato recibieron un placebo diario de raloxifeno, mientras que las que recibían raloxifeno recibieron un placebo semanal de alendronato. Después de 12 meses, los niveles urinarios de NTx se suprimieron en un 68% en las mujeres que tomaron alendronato, comparado con un 28% en mujeres que tomaron raloxifeno. La DMO tanto lumbar como de cadera aumentó significativamente más en el grupo de alendronato. El promedio de ganancia de DMO en columna fue de 4.8% vs. 2.2% (p < 0.001) y el promedio de aumento de la DMO de la cadera fue 2.3% vs. 0.8% (p < 0.001), respectivamente. Los eventos gastrointestinales fueron similares en ambos grupos, pero las que recibieron raloxifeno tuvieron más fogajes, de forma significativa, que las del grupo de alendronatos (9.5% vs. 3.7%; p = 0.01).

Comentarios. Tanto el raloxifeno como el alendronato están aprobados por la FDA para la prevención y tratamiento de la osteoporosis. Ambos trabajan a través de la supresión del recambio óseo (antiresortivos) y ninguno hace nuevo hueso. El aumento en la DMO durante el tratamiento con antiresortivos es debido a la ocupación del espacio de remodelamiento óseo y al aumento de la mineralización de las existentes unidades de hueso; así, el aumento de la DMO es directamente proporcional al grado de supresión del recambio óseo. Estudios anteriores han mostrado que la supresión del recambio óseo y la densidad mineral ósea aumentan con el alendronato el doble que con raloxifeno. Este estudio confirma lo que ya se conoce, pero lo hace en un estudio cabeza cabeza muy bien diseñado. Sin embargo, actualmente hay un desacuerdo generalizado acerca de que el grado de supresión del recambio óseo sea necesario y de que sea lo aconsejable a largo plazo. En últimas, para comparar la utilidad clínica de ese par de excelentes drogas, debemos ver un estudio de reducción de fracturas cabeza-cabeza. Al menos hay uno en curso, el de Evista vs. alendronato (EVA).

Bruce Ettinger, MD
Clinical Professor of Medicine
University of California
San Francisco, CA

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!