Niveles altos de lipoproteínas de baja densidad se asocian con baja densidad mineral ósea en mujeres postmenopáusicas

Actualidad Inmediata

Plasma low-density lipoprotein cholesterol and bone mass densitometry in postmenopausal women. Obstet Gynecol 2003;102:922-926..

Poli A, Bruschi F, Cesana B, Rossi M, Paoletti R,Crosignani PG.

Evidencia Nivel II-2

Mujeres menopáusicas con aumento en los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL) tienen una gran probabilidad de tener baja densidad mineral ósea DMO que las mujeres con niveles normales de LDL, de acuerdo a este estudio italiano observacional y de cohortes.
En 1303 mujeres postmenopáusicas entre 45 y 65 años (promedio 54.2) los investigadores midieron la DMO de la columna (usando absorciometría de energía dual de rayos X) y lo relacionaron con LDL plasmático. Las mujeres se clasificaron en tres grupos basados en 3 niveles de LDL. Un análisis multivariado mostró que mujeres con niveles de LDL de al menos 160 mg/dL tenían más del doble de tasa de osteopenia (definida como una DMO con una desviación estándar por debajo de la media) que las mujeres con niveles por debajo de 130 mg/dL (47.9% vs. 21.2% respectivamente), un aumento significativo con un RR de 74% (IC 95%, 1.18-2.60). El RR para osteopenia fue también significativo para los altos niveles de LDL comparados con niveles de LDL de 130 a 159 mg/dL (RR, 1.48; IC, 95%, 1.04-2.34). Los investigadores también encontraron asociaciones significativas entre la tasa de osteopenia y dos variables demográficas: tiempo desde el ultimo periodo menstrual e índice de masa corporal, IMC, de 2.48 (IC 95%; 1.57-4.05); las mujeres con 7 años o mas de postmenopausia tenían un RR de 4.39 (IC 95%, 2.66-7.46). Las mujeres un IMC debajo de 25 tenían un RR de 2.17 comparado con aquellas con un IMC por encima de 25 (IC 95%, 1.55-3.09). Estos resultados del estudio multivariable muestran RR para IMC menos que 25 y tiempo desde la menopausia que son mas grandes que los RR para LDL mayores de 160 en comparación con niveles mas bajos de LDL (< 130 ó 130-159).

Comentario. Aunque este artículo muestra una asociación entre LDL y DMO, no prueba la existencia de una relación causal entre niveles de LDL y DMO. Los autores no ajustan los datos para factores de confusión, tales como ingesta de dieta, historia de cigarrillo, uso de alcohol, y ellos mostraron un mayor RR para IMC y tiempo desde la última menstruación (menopausia) Se necesitan estudios epidemiológicos posteriores para establecer causalidad ajustando las variables de confusión. El trabajo de Parhami [J Bone Miner Res 1999] sugiere que es biológicamente probable para un efecto negativo de LDL en el metabolismo óseo, pero necesita ser probado clínicamente.

Stuart Silverman, MD, FACP, FACR
Clinical Professor of Medicine, UCLA
Cedars-Sinai Medical Center
Los Angeles, CA

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!