Los estrógenos solos incrementan el flujo sanguíneo en una mayor proporción que la terapia combinada estrógenos – progestágenos

Actualidad Inmediata

Effects of long-term estrogen replacement therapy versus combined hormone replacement therapy on nitric oxide-dependent vasomotor function. J Clin Endocrinol Metab 2003; 88: 4348-4354.

Jokela H, Dastidar P, Rontu R, ET AL

Evidencia Nivel II-2

Terapia de estrógenos (TE) a largo plazo, tiene un efecto favorable sobre el flujo arterial, pero cuando se le agrega levonorgestrel a la TE parece que este efecto desaparece, de acuerdo a este estudio observacional de Finlandia. Se incluyeron un total de 30 mujeres postmenopáusicas normotensas en terapia hormonal a largo plazo. De esas, 15 no tenían útero (edad promedio 56.4 años) y habían estado usando valerato de estradiol (2 mg/día) solo, por un promedio de 10.5 años. Las otras 15 (edad promedio 58.0 años) venían usando un régimen de 21 días de valerato de estradiol continuo con 10 días en el ciclo de levonorgestrel (0.25 mg/día) por un promedio de 11.3 años El pico de velocidad de flujo y el índice de pulsatilidad de la arteria carótida y las arterias carótidas internas comunes y la aorta abdominal se midieron por ultrasonido inicialmente, después de una pausa de 4 semanas y 3 semanas después de reinstaurar la TE.

Se vieron diferencias estadísticamente significativas entre los períodos para el pico de velocidad de flujo de la arteria carótida interna en el grupo de valerato de estradiol solo. La lectura cayó significantemente durante la 4 semana de suspensión de tratamiento, recuperándose significativamente durante las 3 semanas de restablecimiento del tratamiento. Las receptoras de terapia combinada, tuvieron unos resultados estables a través de los períodos de tiempo, y una diferencia estadísticamente significante del grupo de valerato de estradiol solo. En las mujeres que recibían terapia combinada, el valerato de estradiol correlacionaba con las concentraciones de nitrato plasmático en la arteria carótida común y en la aorta abdominal.

Esto sugiere, de acuerdo a los autores, que el efecto favorable de los estrógenos a largo plazo, esta mediada, al menos en parte, por el ÓXIDO NÍTRICO.

Comentario. Este artículo confirma informes previos en mujeres y en modelos animales del efecto vasodilatador dependiente del ÓXIDO NÍTRICO a corto plazo, de los estrógenos, que puede ser modulado por la adición de levonorgestrel.

Aunque esos datos están mas o menos confirmados, su relevancia clínica esta cuestionada por la durabilidad del efecto y por su tolerancia. Estudios similares en mujeres con TE a largo plazo, han mostrado que el potencialmente efecto benéfico vasodilatador de los estrógenos disminuye con la longitud del tratamiento, aunque no hay datos puntuales disponibles de duración ni dosis. Subsecuentemente, tal vez, la magnitud del efecto no favorable de las progestinas disminuya con el tiempo.

George I. Gorodeski, MD, PhD
Professor of Reproductive Biology
Case Western Reserve
University School of Medicine
Cleveland, OH

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!