Temas Libres: La Investigación como Generadora de Cambios de Paradigmas en Enfermería

RESEARCH AS GENERATOR OF PARADIGM CHANGES IN NURSING

Elizabeth Verde-Flota*, Rosa María Nájera-Nájera**, María Elena Contreras-Garfías***

Resumen

En la actualidad la Enfermería se enfrenta a nuevos retos que requieren formas de cuidado actualizadas y vigentes, es por esto que se ha hecho una búsqueda de eficacia edu­cativa para el profesional en Enfermería, ya que en la for­mación éste requiere mecanismos que logren solucionar los problemas sociales en materia de salud y educación, pues la sociedad muestra transformaciones ideológicas, econó­micas y sociales. Así la investigación se ha convertido en un elemento importante para comprender cómo se aplica y se renueva el conocimiento de esta disciplina, ya que así se proveen bases para el cuidado, por lo que se podrá reflexionar sobre la creación de modelos educativos que mejorarán los servicios de salud.

Palabras clave: enfermería, paradigma, investigación.

Abstract

Today, nursing faces new challenges that impose current and updated forms of care, which require searching for educational effectiveness for the nursing professionals, since their education need mechanisms to allow them to solve health and social problems, for society shows major ideological, economic and social changes. Therefore re­search has become an important element in understanding how to apply and renew knowledge in this professional discipline, as this provides the basis for care, so that re­flection on the creation of educational models that will improve services health can be effected.

Key words: Nursing; paradigm; research.

Antecedentes

Para lograr su compromiso ante la sociedad la for­mación del profesional de Enfermería requiere me­canismos que conduzcan a lograr en coordinación con otros actores afines, fórmulas para dar solución a los problemas complejos que enfrenta la sociedad en materia de salud y educación. Tiene en este desafío un lugar es­pecial el sistema educativo en el que este profesional se está preparando.

Para ello se requiere analizar la complejidad y diversidad de los cambios de una sociedad que está dando muestra de veloces y profundas transformaciones; en el plano ideo­lógico, económico y social, modificando de manera subs­tancial el conocimiento y control de la forma de concebir el proceso enseñanza-aprendizaje. Las instituciones edu­cativas juegan un papel central en este proceso para re­orientar rumbos y redefinir estrategias en la formación de recursos humanos.

En los últimos años, las universidades y con ellas las es­cuelas de Enfermería, ante las exigencias derivadas de las profundas transformaciones que están sucediendo en to­dos los ámbitos de la sociedad, se han ocupado principal­mente de la búsqueda de una mayor eficiencia y eficacia educativa, para lo cual, el cambio de los curricula ha sido el espacio en el que se ha concentrado la mayoría de los esfuerzos.

Para lograr esta eficiencia es impor­tante considerar la Investigación como parte fundamental en el saber y hacer de la Enfermería; aspecto que debe ser considerado como eje estratégico en los planes y programas de estu­dio.

Si se comparte la idea de que para la profesión es esencial el control técni­co-científico para otorgar el cuidado, actor principal del quehacer de En­fermería, se deduce entonces que la investigación es fundamental para com­prender la forma en que se adquiere se aplica y se renueva el conocimien­to en el acto de la salud que es propio de la Enfermería. Bajo esta premisa es razonable considerar que las univer­sidades y escuelas de Enfermería se deben interesar de manera más efec­tiva en el desarrollo de la investiga­ción en todo el acontecer educativo.

Los profesionales de la Enfermería comparten inquietudes sobre el im­pacto de la investigación en todas las funciones que les competen y están de acuerdo que a través de ésta se logra:

Las bases de conocimientos científicos que explican y cuestionan la prác­tica profesional:

• La generación y desarrollo de nuevas teorías que expliquen los fe­nómenos propios es decir: creación de nuevos paradigmas o confirma­ción de los existentes, en el saber y el hacer de cada día.

• La búsqueda de la autonomía y au­togestión en el aspecto laboral y educativo.

Se infiere entonces, que para Enfer­mería la investigación provee bases sólidas y evidencias necesarias para ofrecer o brindar un cuidado de cali­dad y lograr que los usuarios que lo reciben alcancen una aceptable cali­dad de vida, lo que conlleva entre otras cosas, a que la comunidad dé mayor credibilidad a todas y cada una de sus intervenciones. Esto permite por otra parte, que la profesional que hace de la investigación una herramienta co­tidiana en el trabajo del día a día, se convierta en experta al hacer más efi­caz la toma de decisiones en su acon­tecer cotidiano.

Enfermería como responsable de otor­gar a la sociedad un cuidado de cali­dad, está obligada a buscar modelos y estrategias que le permitan mejorar su eficiencia y eficacia. Es decir, la profe­sionista se torna más responsable y autónoma en tanto mejora el conoci­miento de los fenómenos relacionados con su objeto de estudio.

De lo antes señalado se desprende la necesidad de llevar a cabo, un análi­sis reflexivo y crítico de la utilización de la investigación como herramienta que permite consolidar las experien­cias y conocimientos de la profesión.

Características generales de la profesión

En este marco de ideas se hace nece­sario hablar de manera general de al­gunas características de la profesión las cuales, casi todas ellas son del co­nocimiento de las propias interesadas, pero que en este momento se consi­dera importante retomarlas por el con­texto del tema que nos ocupa:

La profesión de Enfermería en Méxi­co se ha caracterizado desde sus ini­cios por ser predominantemente fe­menina, situación que aún prevalece. Según el Instituto Nacional de Esta­dística Geografía e Informática (INE­GI), para el 2006 la población que prestaba servicios de Enfermería en sus diferentes niveles de formación as­cendía a 302.000 personas; de las cuales alrededor de 9 de cada 10 eran mujeres.(1)

Por otra parte la ANUIES, reportó que en 2003, el porcentaje de estudiantes del sexo femenino inscri­tas en la carrera de Enfermería en las diversas universidades del país repre­sentaba el 85%.(2) El predominio fe­menino en esta disciplina puede ser visto como consecuencia de los servi­cios que presta, es decir, tradicional­mente las mujeres han sido responsa­bles del cuidado de la salud de su fa­milia y de la comunidad.

En relación al ejercicio profesional, el INEGI informa que el personal de En­fermería integrado por los diversos niveles de formación de este personal que actualmente existen en el territo­rio nacional, representa entre 50% y 60% de la fuerza laboral del sistema de salud.

La variedad de niveles de formación del personal de Enfermería conlleva a que se tenga una diversidad de pla­nes y programas, con una orientación diversa en sus modelos educativos mu­chos de los cuales no se encuentran debidamente articulados a los proce­sos de generación de nuevos conoci­mientos, aspectos que lógicamente sur­gen de la investigación y cuyos efec­tos han trascendido de diversas ma­neras en la práctica cotidiana.

Realizar investigaciones generadoras de conocimientos no es tarea fácil, pero la experiencia, el conocimiento y la identidad de los profesionales de la Enfermería permitirá reflexionar so­bre la creación de nuevos modelos in­novadores de la enseñanza de la dis­ciplina en el pregrado y posgrado. Pro­ceso que debe incluir al método cien­tífico en sus diversas modalidades, para que se propicie la formación de un profesional; creativo, reflexivo, com­prometido y analítico de la realidad social, así como generador de cono­cimiento.


* Maestra en Estudios de la mujer. Profesora-investigadora de la carrera de Enfermería de la Universidad Autónoma Metro­politana, México
** Maestra en Educación. Profesora-investigadora de la carrera de Enfermería de la Universidad Autónoma Metropolitana, México
*** Maestra en Ciencias. Profesora-investigadora de la carrera de Enfermería de la Universidad Autónoma Metropolitana, México

Correspondencia: [email protected]
Recibido: mayo de 2010
Aceptado para publicación: mayo de 2010
Actual. Enferm. 2009;13(3):16-21

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!