Hemoperitoneo Espontáneo Idiopático, Revisión bibliográfica

Etiología

A nivel mundial se ha informado hasta 90 % de casos de hemoperitoneo de origen traumático debido a trauma abdominal cerrado con lesión de órganos sólidos, especialmente hígado o bazo 10,11. En segundo lugar, la causa más frecuente de hemoperitoneo es de origen ginecológico, principalmente debido a embarazo ectópico roto 12. Se han descrito otras causas de sangrado abdominal como causa de hemoperitoneo, como aneurismas congénitos (arteria esplénica), ruptura de tumores sólidos (hepáticos), hemorragia varicosa (hipertensión portal) o alteraciones de la coagulación (hemofilia).

Cuando todas estas causan han sido excluidas, se puede sospechar el diagnóstico de hemoperitoneo espontáneo idiopático, que representa menos del 1 %, de los casos de sangrado abdominal.

El diagnóstico de hemoperitoneo espontáneo idiopático es de exclusión, del cual en los últimos 40 años en la literatura científica mundial se han publicado menos de 30 artículos relacionados con el tema, según búsqueda bibliográfica realizada en Artemisa y PubMed, desde 1970 hasta la fecha, en idiomas español e inglés, empleando los términos “hemoperitoneo espontáneo idiopático” e “idiopathic spontaneous hemoperitoneum”. Debe quedar en claro que en muchos de los artículos publicados, se hace mención de hemoperitoneo espontáneo idiopático en casos en que se ha llegado a un diagnóstico etiológico dados los antecedentes del paciente o los hallazgos operatorios. Si nos ceñimos a la definición de la palabra idiopática y a la definición del hemoperitoneo idiopático, debe quedar claro que solo se puede hacer este diagnóstico cuando todas las causas ya mencionadas se hayan descartado. No hay series publicadas que incluyan gran número de casos 12.

Presentación clínica

La sintomatología que puede presentar el paciente varía dependiendo de factores como la seriedad del sangrado, el tiempo de evolución y las enfermedades concomitantes del paciente. Incluso, no se puede esperar que la intensidad de los síntomas se correlacione con la gravedad del sangrado.

El síntoma más común de consulta es el dolor abdominal, que puede ser de aparición súbita o tener varias horas de evolución con incremento en su intensidad; el paciente puede, además, presentar distensión abdominal, sensación de mareo, náuseas y palidez mucocutánea. En casos graves se puede presentar inestabilidad hemodinámica e incluso choque hipovolémico; en estos casos se hace imprescindible el manejo quirúrgico inmediato 12-14.

Diagnóstico

El diagnóstico de hemoperitoneo espontáneo idiopático es de exclusión, que se puede sospechar durante la cirugía, pero que generalmente solo se puede confirmar en el posoperatorio. Siendo esta una enfermedad muy infrecuente y de poco conocimiento en la literatura médica, casi nunca se hace el diagnóstico prequirúrgico.

Es imprescindible hacer un hemograma que puede presentar alteraciones, como caída en el nivel de hemoglobina y hematocrito, pero quizá el principal estudio diagnóstico es el imaginológico. Tanto la ultrasonografía de abdomen como la tomografía axial muestran la presencia de líquido intraabdominal y, ante la ausencia de hallazgos que hagan pensar en enfermedades de origen ginecológico, aneurismático o tumoral, se debe sospechar este diagnóstico.

Sin duda el pilar diagnóstico sigue siendo el examen clínico, que nos debe hacer sospechar la presencia de abdomen agudo y, junto con los antecedentes médicos del paciente, nos puede orientar a una causa. Otro importante elemento diagnóstico que no siempre se encuentra disponible en todas las instituciones médicas, es la laparoscopia diagnóstica, la cual puede servir también como método terapéutico 15-17.

Tratamiento

Se debe dar tratamiento quirúrgico, ya sea mediante laparoscopia o laparotomía, en primer lugar, con la finalidad de controlar el sangrado activo en caso de que se presente o se encuentre al momento de la intervención quirúrgica. El abordaje quirúrgico también permite establecer la causa del sangrado, descartando así el diagnóstico de hemoperitoneo espontáneo idiopático, y tratar la causa que lo originó. En caso de no encontrarse una causa aparente, permite la aproximación al diagnóstico de hemoperitoneo espontáneo idiopático, que debe confirmarse en el posoperatorio mediante estudios radiológicos y hematológicos que descarten aneurismaso alteraciones de la coagulación que puedan ser el origen del hemoperitoneo.

El tratamiento consiste en el drenaje del hemoperitoneo y la revisión de la cavidad abdominal y la retroperitoneal, de ser necesario.

Generalmente, la evolución de estos pacientes es satisfactoria y, aunque en los casos publicados el seguimiento ha sido a muy corto plazo (solo en un caso fue de 18 meses), no se han descrito casos de recidiva.

Conclusión

El hemoperitoneo espontáneo idiopático es una entidad poco frecuente, con muy pocos casos informados en la literatura científica mundial. Puede presentarse en cualquier etapa de la vida y generalmente lo hace con dolor abdominal o signos de abdomen agudo que requiere tratamiento quirúrgico. Si durante la intervención quirúrgica se descartan las causas del hemoperitoneo, en el posoperatorio se deben hacer estudios complementarios radiológicos y hematológicos, como tomografías y valoraciones especializadas que descarten cualquier tipo de coagulopatía. Es en este momento cuando verdaderamente se puede hacer el diagnóstico de hemoperitoneo espontáneo idiopático. La evolución de estos pacientes es satisfactoria y no se han descrito recidivas.

Idiopathic spontaneous hemoperitoneum

Abstract

In clinical practice we often face the surgical treatment of patients with hemoperitoneum, usually caused by blunt abdominal trauma and less frequently by gynecological pathology; however, other causes such as aneurysm or solid tumors rupture, solid visceral bleeding and even coagulation disorders. When all these diagnoses have been ruled out may be thought to be an idiopathic spontaneous hemoperitoneum, an uncommon disease, with an increasing report of cases in the world literature.

A review of the world literature is presented and we reports a case with this disease treated at the Hospital Central de la Policía, Bogotá, Colombia.

Key words: hemoperitoneum; abdomen, acute; diagnosis; therapeutics.

Referencias

1. Patiño JF. Dolor abdominal agudo. En: Patiño JF. Lecciones de cirugía. Bogotá: Editorial Panamericana y Médica Internacional, Ltda.; 2000. p. 8-14.
2. Filen W. Dolor abdominal. En: Kasper D, Fauci A, editores. Harrison`s Principios de Medicina Interna. 16ª edición. Santiago de Chile: Editorial McGraw Hill; 2006. p. 95-8.
3. Graff LG, Robinson D. Abdominal pain and emergency department evaluation. Emerg Med Clin North Am. 2001;19:123-36.
4. Bejarano M, Gallego CX, Gómez JR. Frecuencia de abdomen agudo quirúrgico en pacientes que consultan al servicio de urgencias. Rev Colomb Cir. 2011;26:33-41.
5. Banegas V. Abdomen agudo quirúrgico no traumático. Rev Med Hon. 1962;30:23-4.
6. Jones RS, Claridge J. Abdomen agudo. En: Towsend C, Beauchamp RD, Evers BM, editores. Sabiston, Tratado de cirugía.
17ª edición. Génova, Madrid: Editorial Elsevier Iberoamericana; 2004. p. 1221-38.
7. Bugliosi TF, Meloy TD, Vukov F. Acute abdominal pain in the elderly. Ann Emerg Med. 1990;19:1383-6.
8. Kamin RA, Nowicki TA, Courtney DS, Powers RD. Pearls and pitfalls in the emergency department evaluation of abdominal pain. Emerg Med North Am. 2003;21:61-72.
9. Ocampo M, González A. Abdomen agudo en el anciano. Rev Colomb Cir. 2006;21:266-82.
10. De Gribble M, Balir JH. Hemoperitoneum complicating malignant disease. Br J Surg. 1962;49:432-5.
11. Suberw J Jr, Cunningham PL, Bloch RS. Massive spontaneous hemoperitoneum of unknown etiology: A case report. Am Surg.1998;64:1177-8.
12. Esmer D, Álvarez F, Carmona R, Alfaro A. Hemoperitoneo espontáneo idiopático. Rev Gastroenterol Mex. 2009;74:242-5.
13. Vionnett M, Rostan O. Idiopathic spontaneous hemoperitoneum. Swiss Surg. 2003;9:184-6.
14. Chattner A, Kozack N, Friedman J. Idiopathic spontaneous hemoperitoneum. Arch Intern Med. 2001;161:1009-10.
15. Quiroz F, Parra R, Jaramillo A. Laparoscopia en el diagnóstico y manejo del abdomen agudo de origen desconocido. Rev Colomb Cir. 2003;18:160-5..
16. Level L, Piñango S, Gómez B, Sahmkow C. Hemoperitoneo espontáneo: a propósito de un caso. Revista Centro Médico. 2005;50:20-2.
17. McCott JJ. Intraperitoneal and retroperitoneal hemorrhage. Radiol Clin North Am. 1976;14:391-405.

Correspondencia: Robín Germán Prieto, MD
Correo electrónico: [email protected]
Bogotá, D.C., Colombia

Anterior Siguiente

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!