Caracterización Epidemiológica de los Accidentes Ofídicos: Discusión

Discusión en las mordeduras de serpientes

Las mordeduras de serpientes demostraron ser una entidad relativamente frecuente en nuestra población infantil, lo cual está relacionado con la gran cantidad de zonas rurales que se encuentran rodeando a la capital del departamento de Bolívar.

Al igual que en otros estudios sobre accidente ofídico realizados en países como México, Argentina y Paraguay, los niños de sexo masculino fueron los más afectados. Este estudio muestra que el 83,7% de los niños (36 casos), se encontraban en los rangos de edad entre los 5 y 18 años , lo cual se puede explicar por muchas razones, entre ellas la curiosidad e imprudencia al enfrentarse a una serpiente, encuentros accidentales e incluso por el simple hecho de ser esta región del país una de las más productivas en agricultura y ganadería, y existir muchos niños trabajadores que habitan en zonas rurales o que acompañan a los adultos a sus jornadas laborales en el campo, por lo que es evidente al igual que en otros estudios nacionales e internacionales, que la población más afectada es la que habita en dichas zonas.

El gran número de casos en zonas urbanas en este estudio, puede estar dado porque en esta región del país las zonas urbanas tienen una íntima relación y cercanía con las rurales.

Estudios realizados en Argentina, Brasil, México, Uruguay, muestran que la mayor frecuencia de los casos de accidente ofídico ocurre en época calurosa, coincidiendo con la mayor actividad de las serpientes y donde las actividades del hombre coinciden con el ofidio ya sea por actividades laborales como lo son las cosechas, actividades de recreación como la caza, deportes al aire libre, turismo, entre otras (9,18-20).

Época de ocurrencia de las mordeduras de serpientes

Este estudio a diferencia de lo anteriormente expuesto muestra que la época del año en que más se presentaron estos accidentes fue en el invierno, época de lluvias comprendida entre los meses de agosto a noviembre, lo cual concuerda con lo descrito en literaturas nacionales y en estudios realizados en Paraguay y Venezuela, donde se analiza la época de ocurrencia de este tipo de Las mordeduras de serpientes (14,21).

El uso de suero antiofídico tiene cierta relación con lo recomendado por el Instituto Nacional de Salud de Colombia el cual en su protocolo de vigilancia sobre accidente ofídico establece que el manejo adecuado para los accidentes bothrópicos con suero antiofídico polivalente del Instituto Nacional de Salud debe ser 4 ampollas en casos leves, 6 a 8 ampollas en el moderado y 10 a 12 ampollas en el severo, y para el accidente crotálico 8 ampollas en casos leves, 12 ampollas en el moderado y 20 ampollas en el severo (17).

Este estudio demuestra, al igual que en otras publicaciones, que los miembros inferiores son los más afectados por este tipo de accidente, y tiene lógica relación con el hábitat de las serpientes, el lugar por donde ellas circulan y las labores que generalmente realiza el afectado al momento del accidente (12,14,16,18,22). De los 43 casos reportados al finalizar esta investigación, 20 se encontraban caminando al momento del evento, lo que corresponde a un 46,6%.

Uso del torniquete en caso de un accidente ofídico

El uso del torniquete en caso de un accidente ofídico no se recomienda por el hecho de que dificulta la irrigación sanguínea y por consiguiente causa mayor daño tisular en la región del cuerpo afectada, al igual que se desaconseja hacer incisiones en los sitios donde se localiza la mordedura, ya que el sangrado por posible alteración de la coagulación y el riesgo de infección se ven favorecidos, no se debe aplicar hielo, porque empeora las lesiones locales ocasionadas por el veneno, tampoco administrar descargas eléctricas, suministro de bebidas alcohólicas, ni succiones con la boca que podrían favorece la infección en el sitio de la mordedura y puede ser peligroso si quien la realiza tiene alguna carie o lesión expuesta y además no se garantiza cuanta cantidad de veneno se podría retirar con este método (23).

Sin embargo en este estudio el uso del torniquete fue el de tipo de atención inicial que con más frecuencia recibieron los paciente, sin valorar el alto porcentaje que pueden terminar en complicaciones graves, y aunque un 79,1% de los pacientes no estuvo sometido a prácticas no médicas, es significativo el porcentaje que se sometió al uso de emplastos de hierbas, pócimas, bebedizosentre otras, de lo cual hasta el momento no se ha demostrado científicamente su eficacia en el tratamiento, y se podrían ocasionar riesgos aún no precisados (23).

Las medidas prehospitalarias recomendadas a la hora de una accidente ofídico:

Son retirarse lo más pronto de la serpiente ya que las siguientes mordidas suelen inocular más veneno que la primera, un envío rápido a un hospital, donde pueda recibir el tratamiento, tranquilizarse ya que la excitación, ya sea por pánico o por ansiedad, acelera la circulación, lo que aumenta la absorción del veneno, lavar la herida con agua y jabón, usar un vendaje compresivo suave, proximo a la zona de la mordida, que ocluya la circulación linfática sin afectar la arteriovenosa, inmovilizando el miembro e importante no usar analgésicos tipo aines que pueden causar más sangrado (23).

Los datos reportados reafirman que el tipo de accidente ofídico más frecuente en Colombia es el bothrópico, ya que las diversas especies de este género se encuentran ampliamente distribuidas en el país, en bosques húmedos, en plantaciones de banano, caña, arroz, potreros, palmas, y se extienden verticalmente desde el nivel del mar hasta los 2.500 metros sobre el nivel del mar, productoras de la mayor cantidad de veneno (2, 24), representado en este estudio por 20 casos (46,5%), seguido por el crotálico del que solo se reportaron un 7% (3 casos). Llama la atención que un alto porcentaje de pacientes o sus cuidadores no identificaron que serpiente produjo el accidente a pesar de verla.

Nace aquí la recomendación de implementar dentro del protocolo de atención de accidentes ofídicos el uso de las fotografías de las principales serpientes que hay en nuestro país como herramienta para facilitar el reconocimiento del tipo de accidente y por ende del agente agresor, siendo la mapaná el principal agente agresor como en otras zonas de Colombia (2).

Por fortuna, 36 pacientes (83.7%) presentaron un estadio leve de accidente ofídico:

Lo que favoreció su curso clínico y pronta mejoría. También hubo un número considerable de pacientes que tardó en recibir atención médica adecuada, en lo cual influyen factores culturales fuertemente arraigados en la mentalidad del pueblo y que llevan a los pacientes a consultar en primer lugar con curanderos o utilizar otras medidas iniciales,lo que con frecuencia conduce simplemente a una pérdida del valioso tiempo para recibir el manejo adecuado.

En ocasiones, el difícil acceso a un transporte rápido y adecuado para ser el paciente transportado a un hospital bien acondicionado para tratar este tipo de eventos, se convierte en una causa de demora en la atención inicial de urgencia hospitalaria (2,3).

Es importante implementar medidas de promoción y prevención de los accidentes causados por serpientes. Un número importante de casos siguen sucediendo, indicando la necesidad de campañas educativas dentro de la comunidad en general y el personal del área de la salud, quienes deben estar adecuadamente entrenados y con el conocimiento suficiente para abordar rápida y eficazmente este tipo de accidentes.

Conclusiones

El accidente ofídico es de importancia médica en virtud de su frecuencia y gravedad, y se ha convertido en un problema de salud pública en nuestro país, que dada la variedad topográfica y flora colombiana, amplios terrenos y familias dedicadas a la actividad agrícola o que habitan en áreas rurales, y encontrándose serpientes hasta los 2.500 metros sobre el nivel del mar, se hace de interés. Este estudio permitió identificar el perfil epidemiológico de los accidentes ofídicos de una importante población infantil del departamento de Bolívar (Colombia), demostrando que esta región de la costa norte colombiana no es ajena a este tipo de accidentes.

Conflictos de Intereses:

Ninguno que declarar.

Financiación:

Recursos propios del autor.

Ver más Revistas de Ciencias Biomédicas, CLICK AQUÍ

Referencias Bibliográficas

  • 1. Metz M, Piliponsky A, Chen Ch, Lammel V, Abrink M, Pejler G, et al. Mast, Cell can Enhance Resistance to Snake and Honeybee Venoms. Science 2006 July; 313: 526-30.
  • 2. Otero R, Tobón GS, Gómez LF, Osorio R, Valderrama R, Hoyos D et al. Accidente ofídico en Antioquia y Chocó. Aspectos clínicos y epidemiológicos. Acta Med Colomb. 1992; 17: 229-49.
  • 3. Otero R, Gutiérrez J, Rodríguez O, Cárdenas S J, Rodríguez L, Caro E, et al. Aspectos actuales de las mordeduras de serpientes en Colombia, propuesta de intervención para un problema grave de salud en Antioquia y Chocó. Revista Epidemiológica de Antioquia 2001; 26: 43-8.
  • 4. Bon C. The serum-therapie was discovered 100 years ago. Toxicon 1996; 34:142-3.
  • 5. Otero R, Fonnegra R, Jiménez SL.(2000). Plantas utilizadas contra mordeduras de serpientes en Antioquia y Chocó, Colombia. Primera edición, Medellín: Editorial Grandacolor, 402 p.
  • 6. Otero R, Fonnegra R, Jiménez S, Núñez V, Evans N, Alzate SA, et al. Snakebites and ethnobotany in the northwest region of Colombia. Journal of Ethnopharmacology 2000; 71: 493 – 504.
  • 7. Otero R, Callejas ME, Gutiérrez J, Lotero GJ, Rodríguez O, Villa NH, et al. Necesidades reales de antivenenos en Colombia. Características de los productos y del mercado. Revista Epidemiológica de Antioquia 2000; 26: 49-59.
  • 8. Otero R, Gutiérrez JM, Núñez V, Robles A, Estrada R, Segura E, et al, and the Regional Group on Antivenom Therapy Research (REGATHER). A randomized double – blind clinical trial of two antivenoms in patients bitten by Bothrops atrox in Colombia. Transactions of the Royal Society of Tropical Medicine and Hygiene 1996; 90, 696 -700.
  • 9. Rodríguez S, Negrin A, Burger M. Efecto adverso por suero antibothrópico. Rev Med Uruguay 2004; 20: 228-32.
  • 10. Escobar J, Fuentes G. Manejo Del Accidente Ofídico. Protocolos de la Universidad del Norte, Barranquilla, Colombia. 2004: 38-43.
  • 11. Gold B, Dart R, Barish R. Current Concepts: Bites of Venomous Snakes. N Engl J Med 2002; 347:347-356.
  • 12. González A, Chico P, Domínguez W, Iracheta M, López M, Cuella A, et al. Epidemiología de las mordeduras por serpiente. Su simbolismo. Acta Pediatr Mex 2009;30:182-91
  • 13. Castrillón D, Acosta J, Hernández E, Alonso L. Envenenamiento ofídico. Rev Salud Uninorte 2007; 23; 1: 96-111.
  • 14. Vera A, Páez M, Gamarra G. Caracterización Epidemiológica de los accidentes ofídicos, Paraguay 2004. Mem. Inst. Investig. Cienc. Salud 2006; 4:20-4.
  • 15. Otero R, Núñez V, Barona J, Díaz B, Saldarriaga M. Características bioquímicas y capacidad neutralizante de cuatro antivenenos polivalentes frente a los efectos farmacológicos y enzimáticos del veneno de Bothrops Asper y Porthidium nasutum de Antioquia y Chocó. Iatreia. 2002;1: 5-15.
  • 16. Lopez N, Lopera C, Ramirez A. Características de los pacientes con accidente ofídico y complicaciones infecciosas atendidos en el Hospital Pablo Tobón Uribe entre los años 2000 y 2006. Rev Acta Medica Colombiana 2008; 33: 127-130.
  • 17. Instituto Nacional de Salud. Protocolo de vigilancia de accidente ofídico 2009. Disponible en https://www.saluddecaldas.gov.co/Sp/Documentos/VEpi/P_Accidente_Ofidico.pdf. Fecha de acceso 03-05-2010).
  • 18. Universidad Nacional del Nordeste Argentina 2004. Epidemiología del accidente ofídico en la provincia de Corrientes. Disponible en: https://www.unne.edu.ar/Web/cyt/com2004/4- Veterinaria/V-029.pdf.(Fecha de acceso 03-05-2010).
  • 19. García C, Vela R, Maya M. Epidemiology of snake bites among the Mexican pediatric population. Bol Med Hosp Infant Mex 2009; 66: 254-9.
  • 20. Martinez E, Vilanova, M, Jorge M, Ribeiro L. Epidemiologic Aspects of Snakebites in Vale do Ribeira, São Paulo, 1985-1989. Cad. Saúde Públ. Rio de Janeiro 1995; 11: 511-515.
  • 21. González C, Madriz Y, Villegas D. Estudio clínico-epidemiológico del emponzoñamiento ofídico en la costa oriental del estado Falcón, Venezuela 1998-2001. Cuad. Esc. Salud Pública 2002; 69: 3-9.
  • 22. Pineda D, Ghotme K, Aldeco M, Montoya P. Accidentes ofídicos en Yopal y Leticia Colombia, 1996-1997. Biomédica 2002; 22; 14-21.
  • 23. Pereda O, Pena G, Ayala A. Mordeduras de serpientes. Rev Cubana Ortop Traumatol 2007; 21: 0-0.
    24. Patiño B. Serpientes venenosas. Boletín GEAS 2002; 3: 37-42.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!