Técnica quirúrgica para el implante coclear clarión

Jaime Hernández Uribe, MD*.
Otorrinolaringólogo. Grupo de implante coclear. Clínica Medellín.

Resumen

Este trabajo describe la técnica quirúrgica para el implante coclear Multiestratégico Clarión, basado en la experiencia quirúrgica del autor con este dispositivo. Aunque este procedimiento es similar a ciertas operaciones otológicas utilizadas comúnmente, incluyendo la implantación de otras prótesis cocleares, se destacan aquí varias modificaciones específicas para este dispositivo. Estas modificaciones incluyendo un lecho óseo sustancial, el receso facial, la cocleostomia y un instrumento de inserción de electrodos.

Palabras clave: Técnica quirúrgica – Implante coclear clarión

introducción

La cirugía del implante coclear es en varios sentidos similar a otros procedimientos llevadas a cabo comúnmente por los otólogos. Sin embargo ciertos aspectos de esta operación son únicos y merecen especial atención. Expertos cirujanos en intervenciones de oído pueden no tener experiencia con el lecho óseo para contener la caja con la electrónica, las suturas ancladas en el hueso para fijar la caja, la electrónica, las suturas ancladas en el hueso para fijar la caja, la cocleostomía, y la inserción de electrodos, que son características singulares de la operación de implante coclear. Además las características físicas de la electrónica a implantar y del porta electrodos varían según la marca del implante, para lo cual se requieren técnicas quirúrgicas específicas para evitar complicaciones. Por consiguiente cirujanos familiarizados con la técnica para un dispositivo pueden encontrar ciertos aspectos de esos métodos inadecuados para otro dispositivo.

La experiencia quirúrgica con implantes cocleares ha llevado a la evolución y desarrollo de técnicas que simplifican el procedimiento y evitan complicaciones.

El propósito de este trabajo es describir la técnica usada por el autor específicamente para el implante Coclear Multiestratégico Clarión (Advanced Bionics Corporation Sylmar,Calif.), muchos otros aspectos de este procedimiento son utilizados rutinariamente con todos los dispositivos implantables.

Procedimiento quirúrgico

Preparación

Los cirujanos sin experiencia en implantes comentan a menudo que su principal preocupación es el lugar correcto de la incisión y la ubicación del dispositivo. Los lineamientos que damos a continuación brindan un procedimiento estándar que puede ser modificado a medida que el cirujano adquiera mayor experiencia.

Se rasura un área del ancho de 3 dedos por detrás del pabellón y de 3 dedos por encima del mismo. Con el paciente en posición quirúrgica, se dibuja una línea vertical en el borde posterior del pabellón achatado (como el pabellón es mas chico en niños pequeños, esta línea debe dibujarse de 5 a 8 mm más posterior para ubicar el procesador retroauricular). se dibuja una segunda línea horizontal interceptando la anterior que indica la línea temporal, sobre el área de hueso con mayor espesor. El molde del estimulador coclear implantable se coloca en él mas plana del cráneo en el cuadrante formado por esas dos líneas con el margen anterior en la intersección y es circunscripta con lápiz marcador. Por lo tanto la orientación del molde puede variar desde una posición cercana a la horizontal a una cercana a la vertical. En general cuando más pequeño es el niño más vertical debe ser la ubicación del dispositivo.

Incisión

El autor usa de rutina una incisión post-auricular extendida. Se marca una incisión estándar de mastoidectomía justo posterior al surco postauricular y se extiende de 4 a 6 cm en dirección postero-superior.

Su dirección es paralela al dispositivo y a 2 cm del margen superior del mismo. Por medio de una jeringa con aguja # 25 se deposita azul de metileno 0.1 ml. Se raspa ligeramente el cráneo, para marcar el límite anterior del dispositivo implantable.

La incisión se efectúa con bisturí y con cauterio cortante hasta el nivel de la fascia temporal.

Colgajo de piel

Comenzando por la parte superior, el colgajo es levantado cuidadosamente con electrobisturí. Es necesario el acceso al extremo más posterior del lecho óseo. El colgajo debe mantenerse con retractores, realizando siempre una cuidadosa hemostasia .

La incisión de fascia pericraneal con base anterior.

Observe que el colgajo perióstico cubrirá el tercio anterior del lecho del dispositivo y la mastoidectomía, el colgajo es levantado y mantenido con el separador. En todos los pacientes salvo en los niños muy pequeños, el colgajo proveerá una capa de tejido adicional donde el clave cruza la incisión. El periostio que recubre la parte posterior al colgajo, se extrae para permitir el fresado del lecho y de los agujeros para las suturas de fijación ósea.

El tejido extraído se utiliza mas adelante para taponar la cocleostomía.

Lecho óseo y sutura de anclaje óseo

En pacientes mayores, se dibuja el molda sobre el hueso, y se crea un lecho o hueco de por lo menos 3mm de profundidad.

Como el hueso temporal es más delgado en los niños pequeños, debe rebajarse hasta que se vea la duramadre, creando una isla ósea que puede ser empujada o profundizada permitiendo alojar al dispositivo en un nicho por lo menos de 3mm. El lecho también debe permitir alojar el abanico sin comprimirlo.

Se utiliza una fresa de diamante de 2 mm. Para perforar los agujeros que se conectan a una distancia 2 a 4 mm entre sí, para pasar la sutura por encima de la caja de cerámica. Si se usa la técnica de la isla es conveniente utilizar la espátula de freer entre el hueso y la duramadre para protegerla durante el fresado de los agujeros y de la aguja cuando se efectúa las suturas.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!