Complicaciones relacionadas con el sistema de Cirugía en implante coclear

Las fallas inmediatas del sistema pueden resultar debido a defectos de fabricación, trauma al hilo de electrodos durante la inserción o colocación inadecuada de los electrodos (extracoclear). Estas complicaciones pueden ser detectadas y posiblemente prevenidas mediante un manejo delicado del sistema y el monitoreo intraoperatorio del sistema (telemetría).

Ya se ha comentado que este sistema es sensible a los campos magnéticos fuertes y por eso se debe tener cuidado en el momento de hacer hemostasia con el electrocauterio. Si por alguna razón se necesita una cirugía de revisión, la precaución en el manejo de este instrumento cerca del implante es importante para evitar fallas posteriores en el sistema.

Las fallas tardías ocurren, según la literatura, en un 1.5% de los sistemas implantados. Las causas de las fallas y la necesidad de reimplantar pueden ser debidas al mal funcionamiento del receptor-estimulador, corto circuito del cable de electrodos, o grietas en la envoltura de cerámica secundarias a trauma. Para confirmar las fallas del sistema se pueden realizar pruebas audiológicas, psicofísicas y de integridad.

El proceso de reimplantación debe ser llevado a cabo lo más pronto posible, ya que este es un período de gran preocupación para el paciente y su familia.

La estimulación del nervio facial es otra complicación de los implantes cocleares, y generalmente se corrige con la desprogramación de los electrodos causantes de la estimulación. Esta complicación es más frecuente en los pacientes con otoesclerosis y se puede relacionar con la conducción de la corriente a través del hueso otoespongiótico (Kelsall et al., 1997).

En nuestro centro se han presentado 5 complicaciones de un total de 125 pacientes implantados (4%). De estos 3 (2.4%) han tenido complicaciones asociadas con el colgajo de cuero cabelludo, 1 (0.8%) presentó una parálisis facial tardía y transitoria y 1 (0.8%) migración del implante.

De las 3 complicaciones asociadas con el colgajo de cuero cabelludo, 1 presentó extrusión parcial del mismo al tercer mes postoperatorio, al parecer por un trauma en la región del implante, y se manejó con colgajos de rotación obteniendo una adecuada cobertura del sistema; 1 presentó reacción a cuerpo extraño a uno de los puntos de sutura de fijación del receptor-estimulador, lo cual se manejó con remoción de la sutura y cierre primario de la herida (Figura 1) y 1 paciente presentó dehiscencia parcial de una pequeña zona de la herida, la cual cerró espontáneamente por segunda intención (Figura 2).

Fijación del receptor-estimuladorFigura 1a. Reacción a cuerpo extraño en un punto de sutura de fijación del receptor-estimulador
Sutura que causa la reacciónFigura 1b. Vista intraoperatoria de la sutura que causa la reacción
Cicatrización después de cierreFigura 1c. Cicatrización después de cierre primario directo

 

Una paciente presentó una parálisis facial al quinto día postoperatorio, por lo cual se instauró manejo médico inmediato, logrando una recuperación completa de su parálisis, sin dejar ninguna secuela.

Dehiscencia parcial de la heridaFigura 2. Dehiscencia parcial de la herida la cual cerró por segundaintención

Una paciente presentó migración del receptor-estimulador hacia el surco retroauricular con extrusión parcial del implante (Figura 3). La paciente fue llevada a cirugía donde se encontró osificación en el lecho receptor, lo cual puede explicar la migración del sistema por fuera de éste. Se le reposicionó el implante y se evidenció mediante telemetría que uno de los electrodos no funcionaba correctamente, por lo cual se cambió el sistema y se realizó cierre primario de la herida luego de retirar el tejido desvitalizado.

Sufrimiento de pielFigura 3a. Sufrimiento de piel por migración del componente interno hacia el surco retroauricular.
Extrusión parcial del sistemaFigura 3b. Extrusión parcial del sistema debido a la migración

Otro tipo de complicaciones que no presentan ningún peligro para el sistema son las relacionadas con la cicatrización, tales como las cicatrices hipertróficas, que básicamente producen una alteración en la estética del paciente (Figura 4). La mayoría de estas cicatrices pueden ser tratadas clínicamente mediante masajes, aplicación de láminas de silicona e infiltraciones con corticoides de depósito.

Cicatriz hipertrófica retroauricularFigura 4. Cicatriz hipertrófica retroauricular

Conclusiones

En general, las complicaciones relacionadas con la cirugía del implante coclear son mínimas, considerando el número de casos de pacientes implantados y el número de casos con complicaciones serias (menos del 1 %).

El manejo de las complicaciones, cuando estas ocurren, puede ser desafiante. Debido a esto, la interconsulta con especialistas de otros centros puede ser de gran beneficio para el médico que se enfrenta ante una difícil situación.

Una de las premisas en cuanto al manejo de las complicaciones es el tratamiento inmediato y agresivo, si es necesario, para obtener resultados satisfactorios y no alterar el proceso de rehabilitación del paciente.

Nuestras estadísticas en cuanto a complicaciones (4%) está de acuerdo con las estadísticas mundiales, las cuales según diferentes series están alrededor de 5% de los casos.

A todos los pacientes de nuestro grupo se les ha logrado resolver sus complicaciones de una manera rápida y eficaz, lo cual ha permitido que no presenten secuelas permanentes y que actualmente se encuentren en un proceso de rehabilitación con resultados exitosos.

Correspondencia: José A. Rivas, MD. Avda 19 # 100 – 42. Tel.: 228 12 88. Santafé de Bogotá, Colombia.

Referencias

Cohen, N.L., Hoffman, R.A. (1991). Complications of cochlear implant surgery in adults and children. Ann Otol Rhinol Laryngol 100: 708 – 711
Henson, A.M., Slattery, W.H., Luxford, W.M., Mills, D.M. (1999) Cochlear implant performance after reimplantation. Am J Otol 20: 56-64
Hoffman, R.A., Cohen N.L. (1993) Surgical pitfalls in cochlear implantation. Laryngoscope, 103: 741 – 744
House, J.R. III, Luxford, W.M. (1993) Facial nerve injury in cochlear implantation. Otolaryngol Head and Neck Surg 109: 1078-1082
Kelsall, D.C., Shallop, J.K., Brammeier, T.G., Prenger, E.C. (1997) Facial nerve stimulation after Nucleus 22-channel cochlear implantation. Am J Otol 18: 336-341
Roland, J. T. Complications of cochlear implant surgery. En Waltzman, S. & Cohen, N. Cochlear Implants. Nueva York. Thieme Medical Publishers, Inc. 2000
Rubinstein, J.T., Gantz, B.J., Parkinson, W.S. (1999) Management of cochlear implant infections. Am J Otol 20: 46 – 49

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!