Editorial, Los Indices Bibliográficos (Bases de Datos)

La necesidad de recoger la información científica publicada en los medios escritos de divulgación, para facilitar su consulta por parte de cualquier lector interesado (Investigadores Estudiantes), nació desde la segunda mitad del Siglo XIX.

Para que una publicación (revista) sea aceptada para ser incluida en una base de datos o índice bibliográfico es revisada por un Comité de aceptación que evalúa cinco aspectos fundamentales a saber:

– La calidad científica: pertinencia, validez, originalidad y aporte.
– La calidad editorial: credibilidad.
– La calidad de producción: diseño, diagramación e impresión.
– El cubrimiento geográfico.
– El idioma de publicación: como mínimo título, resumen y palabras clave en inglés.

Las bases de datos más importantes en el mundo médico en su orden son:

– El Index Medicus, creado en los EE.UU. en 1879 y manejado por la Nacional Library de Medicine.
– El Science Citation Index, creado en el Reino Unido en 1961 y manejado por el Institute for Scientific Information (ISI).
– El Embase, creado en Holanda en 1974 y manejado por Elsevier Science.

Estas son las tres bases de datos bibliográficos más reconocidas en el mundo y manejan en total aproximado 5.000 revistas y más de 15.000.000 de registros bibliográficos, de los cuales son únicamente 70 títulos Latinoamericanos y 2 Colombianos (Biomédica y Revista Latinoamericana de Psicología).

En la década de los 80 nace la idea de recopilar la literatura de las ciencias de la salud publicada en Latinoamérica y el Caribe, como un esfuerzo regional multi institucional alrededor de la Biblioteca Regional de Medicina del Brasil (Bireme) y se crea la base de datos Lilacs que incluye 620 títulos y más de 350.000 registros, de los cuales a mayo del 2003, según datos suministrados por la OPS 13.546 corresponden a Colombia (cuarta entre 21 países, después de Brasil, Argentina y México).

A partir de este año el Acta Colombiana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello logró ser incluida en Lilacs y puede ser consultada en texto completo en la página de Bireme a través de la OPS en su sección Biblioteca Virtual en Salud para Colombia (BVS).

La culminación de este objetivo es posible gracias al esfuerzo de publicar de algunos de nuestros asociados y lectores internacionales. Resulta fundamental hacia el futuro multiplicar nuestro interés por publicar nuestra experiencia, si bien la investigación en Otorrinolaringología, obligación fundamental de las Universidades, Facultades de Medicina y Servicios es casi nula; todos tenemos una experiencia clínica y quirúrgica que vale la pena ser tramitada. Sólo así podemos salir del ostracismo que nos embarga y mejorar nuestra autoestima profesional dejando un crédito al Servicio de nuestra comunidad científica y nacional.

Cordialmente,

JORGE EDUARDO ALMARIO CHAPARRO, MD.
Director – Editor

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!