La Mente, Formación del Sistema Nervioso en el Niño

Para mí el fenómeno más maravilloso de la vida es el que permite la aparición de un nuevo ser. ¿Cómo, en la diminuta porción de materia que es un óvulo fecundado puede estar contenido todo lo que en su desarrollo futuro será un organismo tan pequeño como un ratón o tan grande como una ballena? ¿Es debido a que este pequeño pedazo de materia, que contiene un número no muy grande de átomos, ofrece una enorme variedad de posibles asociaciones, capaces de producir una cantidad casi ilimitada de combinaciones dirigidas por otros, todavía más pequeños fragmentos de materia viva, los genes, que son los que producen todas las diferencias o similitudes de los seres vivos? Los genes no son moléculas corrientes, deben contener no solo el plan para ejecutar el desarrollo del organismo, sino que deben incluir los medios de poner ese plan en funcionamiento El problema difícil es responder ¿Qué es lo que da a los genes capacidades tan notables? Una asociación bien ordenada de átomos, que puede mantener permanentemente su orden, debe ser la estructura que ofrece una gran variedad de organizaciones que pueden dar origen a un sistema complicado de determinaciones en tan reducidos límites de espacio.

La vida parece ser el comportamiento ordenado y reglamentado de la materia, que no está asentado exclusivamente en su tendencia de pasar del orden al desorden, sino basado en parte, en un orden existente que es mantenido. El organismo vivo parece ser un sistema macroscópico cuyo comportamiento en parte se aproxima a la conducta puramente mecánica, a la que tienden todos los sistemas, cuando se elimina el desorden molecular. Pero el organismo vivo evita la rápida degradación al estado inerte de equilibrio y, precisamente por ello se nos antoja tan misterioso.

Tanto es así que, desde los tiempos más remotos del pensamiento humano se decía, cuando no había otra explicación, que una fuerza especial, no física, sino sobrenatural, obraba sobre el organismo y lo hacia funcionar.

El organismo vivo evita la degradación por medio del metabolismo, esto es, comiendo, bebiendo, respirando, fotosintetizando. Actualmente, por todas partes se encuentra, en todos los envases de alimentos, el contenido energético del alimento. Es innecesario decir que, considerado literalmente, esto es absurdo. Para un organismo adulto, el contenido energético es tan estacionario como el contenido material. Como todas las calorias tienen el mismo valor, no puede comprenderse qué utilidad puede tener su mero intercambio. Schrodinger en ¿Qué es la vida? (25).

Como tantas otras cosas sobre el origen y funcionamiento del cerebro, es maravilloso el conocimiento de cómo las neuronas del cerebro de un niño se auto-organizan hasta llegar a alcanzar algo tan misterioso como es nuestra conciencia. Los sistemas de auto organización producen en nosotros complejas propiedades a partir de simples elementos básicos. Lo más notable acerca de esta auto organización es el conocimiento de que elementos individuales se organizan espontáneamente, sin ningún control exterior de coordinación.

En la naturaleza hay muchos ejemplos de autoorganización, uno de ellos es el de la vida de las abejas. La conducta de las abejas ha evolucionado hasta llegar a que panales llenos de abejas, que tiene un conjunto de muy complejas propiedades emerjan naturalmente sin ninguna organización directriz. Cada abeja simplemente funciona de acuerdo con un patrón de conducta de origen genético de manera que la temperatura del panal está regulada, la reina es alimentada, la colmena es defendida y reparada, el alimento es almacenado y cientos de otros detalles se cumplen sin que exista ninguna dirección a cargo de todas estas operaciones. Cada abeja sobrevive si el panal sobrevive, así que la evolución perfecciona las propiedades del panal, no la conducta de cada abeja en particular.

Cada abeja automáticamente se especializa en ciertos trabajos, tales como construir celdas, producir néctar, defender el panal y alimentar las larvas; durante 10 a 20 días y a los 20 días la abeja está lista para cumplir con la tarea de guardar la entrada del panal.

Se ha encontrado que existe un sistema que permite que, por ejemplo, una abeja continúe guardando la entrada del panal, mas allá del tiempo que le corresponde habitualmente, si existe un número menor de guardias. También, las abejas más jóvenes, buscan ellas mismas tomar este papel precozmente, si existe un número insuficiente de guardias(Fig.3).

La danza de las abejas

Las abejas no son animales de sangre caliente, la colonia funciona como si lo fuera. El panal regula su temperatura a un grado relativamente elevado por la acción concertada de un conjunto de abejas. En días calientes algunas abejas esparcen agua y otras ventilan la colmena con sus alas. Me parece que no hay nada más parecido a un cerebro que un panal de abejas con las abejas que funcionan como neuronas. Además de lo anterior, es bien conocida la manera tan inteligente como las abejas señalan a sus compañeras el sitio donde han encontrado alimento.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!