Función ejecutiva y electroencefalografía: Discusión

DISCUSIÓN

En la edad pediátrica, la epilepsia está influida clínica y etiológicamente por las características de un sistema nervioso en maduración. La edad promedio de diagnóstico en nuestra serie fue de 11.72 años, similar a otros estudios donde se realizaron evaluaciones de las funciones neuropsicológicas superiores. La respuesta a la medicación, la farmacocinética y el pronóstico de la epilepsia dependen del grupo etario del paciente. El promedio de inicio de las crisis fue de 6.59 años, en relación con el tipo de epilepsia, similar a los resultados encontrados en otras series, ya que la centro temporal o rolándica inician crisis en esta etapa (17).

Correlación Grupos vs EEG – Actividad Paroxística Interictal y Organización del EEG

Correlaciones entre grupos. Función Ejecutiva (TMT B, FAS Fonológico y WCST

Encontramos 62,1% de los pacientes del género masculino lo cual coincide con lo reportado en la literatura a nivel mundial en la población pediátrica, pero dicha tendencia de género aún no ha sido esclarecida (18).

En los electroencefalogramas de superficie el 72.4% de los pacientes evidenciaron actividad epileptiforme interictal, con descargas focales en el 100%, de tipo paroxístico frontal en 37.9% y temporal en 20.7%. Otras publicaciones reportan similar incidencia de epilepsia del lóbulo frontal y temporal y las alteraciones en las funciones ejecutivas se relacionan con los mecanismos atencionales dependientes del funcionamiento de redes neuronales distribuidas en el lóbulo frontal y del balance funcional bihemisférico, así como la maduración de estos circuitos entre los siete años y la adolescencia (19,20).

Otros autores tienen en cuenta la lateralidad del foco epileptogénico para relacionarlo con hallazgos de disfunción neuropsicológica; aunque no se determinó en esta serie dicha variable, la totalidad de nuestros pacientes fueron de lateralidad motora derecha (21).

Se evidenció pobre organización de la actividad de base para la edad del paciente en el 55% de la muestra, teniendo en cuenta la organización del ritmo alfa. Trabajos en estudios de electroencefalografía cuantitativa demostraron que este patrón de desarrollo del ritmo alfa está presente en todos los niños, independientemente de factores étnicos y sociales (12). En nuestros resultados encontramos actividad de base anormal en pacientes con paroxismo de regiones temporales, esto pudo ser causado por 2factores: primero, estar en relación con las Descargas Epilépticas Interictales (DEI) o ser consecuencia de las frecuencias de las mismas; y segundo, por inmadurez funcional o maduracional del sistema nervioso central, la cual podría desaparecer con el tiempo.22 En estudios de electroencefalograma cuantitativo se ha corroborado la existencia de un incremento de energía de actividad en la banda delta en pacientes con epilepsia centro temporal o rolándica, lo que pudiera explicar el trastorno de la organización de la actividad de base evidente en los EEG de superficie (23).

Los efectos adversos en el área cognitiva de pacientes medicados con FAE es un tema de gran controversia y complejidad, así como las alteraciones encontradas en la evaluación de funciones neuropsicológicas (24-26). Sin embargo, la hipótesis de que la epilepsia cursa con deterioro de la funciones superiores es aceptado por la mayor parte de la comunidad científica dependiendo del tipo de crisis, duración de la enfermedad y frecuencia de las mismas; también deben tenerse en cuenta otras variables como son la etiología de las crisis, la terapia farmacológica, la mono y politerapia (27).

El 89,7% de los casos evidenciaron alteraciones en la ejecución del FAS fonológico, requiriendo mayor tiempo para encontrar palabras que inician con los fonemas F, A y S, encontrándose por debajo de la media de la población general. Estas dificultades pueden relacionarse con alteraciones de la velocidad de procesamiento y del lenguaje, hallazgos corroborados en otras revisiones (28, 29).

En los tres grupos se encontraron alteraciones durante la aplicación del Test de Wisconsin; la variable categorización con muy bajo desempeño y los errores son repetitivos para la categorización de forma, color y número al comparar los resultados con la población colombiana (16). Otra de las variables comprometidas es el índice de errores perseverativos con gran dificultad para los cambios de categorización; los pacientes necesitan un mayor número de intentos para completar una categoría (índice de conceptualización) (30, 31). Resultados similares han sido encontrados en estudios que evalúan función ejecutiva en pacientes con epilepsia del lóbulo frontal y temporal (32).

Aunque en nuestro trabajo no se clasificó la actividad paroxística teniendo en cuenta la dependencia de la lateralidad en pacientes con epilepsia temporal izquierda, se han encontrado trastornos cognitivos de origen prefrontal, que se correlacionan con hipometabolismo en estudios de tomografía por emisión de positrones en áreas prefrontales homolaterales evidenciados en otros manuscritos (33).

En los pacientes estudiados se encontró actividad epileptiforme interictal de predominio frontal y temporal, lo cual puede estar relacionado con las alteraciones de las funciones ejecutivas. Ya se ha planteado por otros autores el efecto de las descargas epileptiformes interictales sobre los procesos cognitivos en el niño. Mas de 60 estudios con solo dos excepciones han confirmado la ocurrencia de déficit cognitivo momentáneo durante las descargas interictales, lo que Arts denominó “afectación cognitiva transitoria” (34).

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!