Basura Electrónica: Impacto en el Medio Ambiente

1. Actualmente los mejores estudios sobre el impacto de la basura electrónica en el medioambiente provienen de los grandes basureros electrónicos de China. Muestras de la población china de Guiyu, revelaron que en allí las concentraciones de metales pesados disueltos fueron mayores –hasta 18 veces más– en sus ríos Lianjiang y Nanyang–, en comparación con aguas dulces distantes del basurero electrónico más grande del mundo. La composición isotópica del plomo disuelto confirmó que más de un plomo no autóctono, proveniente de fuera de Guiyu, estaba en las aguas de los ríos Lianjiang y Nanyang (30).

Otro trabajo estudió los Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos (PAHs) –tóxicos que se forman durante la combustión de la basura electrónica–, en el suelo de Guiyu. Se analizaron 49 muestras de suelo, desde 0 a 10 centímetros de la capa de tierra. Las concentraciones de los PAHs resultaron hasta 25 veces más altas que en el sitio control– (31). Una investigación en la provincia china de Zhejiang, otra zona de basureros electrónicos, reveló que el contenido de Bifenilos Policlorados (PCBs) –retardantes de llama– en el suelo, así como la cantidad de partículas en el aire de diámetro menor o igual a 10 micrones (PM10), fueron significativamente más altas en Lugiao y Zhenhai, ciudades de Zhjiang, respecto a Longyou, el área de control (32).

La contaminación por Ésteres de Ácido Ftálico (PAES) -utilizadosen la plastificación de los aparatos electrónicos– fue estudiada en plantaciones y tierras de Taizhou, otra reconocida zona de reciclaje de basura electrónica en el sur de China. Las muestras de suelo y de plantas en huertos, parcelas, abono verde, parcelas en barbecho para inundaciones y períodos secos fueron analizadas. Las concentraciones de los PAES en Taizhou se encontraron aumentadas hasta 17,9 veces más que en el sitio control (33). Otro estudio indagó los niveles de metales pesados en el arroz en la misma población de Taizhou. Se estudiaron muestras de arroz pulido, de casco de arroz y de suelos. Las concentraciones medias de cadmio, cobre y mercurio en las muestras de suelo fueron hasta 4 veces mayores a la concentración máxima permisible (MAC). La media de plomo en el arroz pulido fue 3,5 veces más que el MAC y el contenido de cadmio también fue superior al MAC (34).

En otra investigación se midieron los niveles de retardantes de llama halogenados en los huevos de gallina producidos en hogares de tres sitios de reciclaje de residuos electrónicos en la provincia de Guangdong y las mediciones se compararon con las de los huevos de gallina de un sitio control. Se estudiaron los retardantes de llama halogenados regulados, como también varios retardantes alternativos. Los retardantes predominante en los huevos fueron los bifenilos polibromados (PBDE), casi en un 50% Los niveles medios de los retardantes de llama llegaron hasta 14.100ng/g de peso en lípidos, nivel alarmantemente superior a lo permitido en huevos de EEUU y España: niveles inferiores a 1,5 ng/g de peso en lípidos. La ingesta promedio diaria de retardantes de llama se estimó hasta de 20.000 ng/día, respectivamente, lo que los propios autores resaltan como lo más alto hasta ahora reportado en el mundo (35).

En otro trabajo se encontró que el pescado Carpa Cabezona –de agua dulce– en Guiyu contiene un nivel extremadamente alto de PBDE residuales (11.400 ± 254 ng/g de peso húmedo) en comparación con los mismos peces de sitios como Taizhou y Lin’an. Es también la cifra más alta de contaminación informada hasta ahora en el mundo para este tipo de alimento. Las entrevistas semicuantitativas mostraron que los residentes de Guiyu tenían una ingesta dietética de PBDE de 931 ± 772 ng/kg/día, lo que supera en nueve veces la referencia EPA de los EE.UU. (100 ng/kg/día) (36). Los niveles de retardantes de llama organohalogenados también fueron medidos en suero humano en un sitio de reciclaje electrónico en Tianjin y fueron comparados con mediciones en una zona de control al norte de China. Las concentraciones medias oscilaron entre 1,5 y 7,4 veces mayores que los del grupo control (37).

Un examen del riesgo por exposición a policlorodibenzofuranos (PCDF) y policlorodibenzodioxinas (PCDD) en los basureros electrónicos de Guiyu y Taizhou mostró que las dosis de exposición estimada mediante la ingesta alimentaria, la inhalación, la ingestión de suelo/polvo y el contacto dérmico en los adultos, niños y bebés lactantes llegó hasta 105,16 pg EQT-­OMS/ kg de peso corporal/día, lo que supera en más de 100 veces la ingesta diaria tolerable recomendada por la OMS (1-­4 pg EQT-­OMS/ kg de peso corporal/día). La ingesta alimentaria es la vía de exposición más importante, contribuyendo entre 60 al 99% de la ingesta total. La inhalación es la segunda vía, representando entre el 12 y el 30% de la dosis de exposición de niños y adultos (38).

En Longtang, sur de China, se estudió en el polvo, el suelo y los sedimentos la distribución de las dibenzo-­p-­dioxinas y dibenzo-­furanos (PCDD/Fs), tóxicos provenientes de la combustión de la basura electrónica. Las concentraciones de PCDD/Fs totales llegaron hasta 234.292 ng/kg en las muestras, mediciones extremadamente altas en comparación a lo reportado, y se asociaron a la quema a cielo abierto y el desmantelamiento primitivo de la basura electrónica en Longtang. El bruto estimado de la ingesta total de PCDD/F dosis también superó con creces el valor de ingesta diaria de tolerancia recomendado por la OMS (39).

El contenido de mercurio fue medido en el cabello de un grupo de voluntarios en Guiyu y las concentraciones de mercurio fueron hasta 4 veces más altas que en voluntarios de Jinping. Un modelo de regresión logística mostró que los hogares que sirvieron como taller de reciclaje de basura electrónica, el bajo ingreso familiar, mayor tiempo de residencia en Guiyu y de trabajo en reciclaje, menor distancia entre el hogar y el sitio de reciclaje, la incineración de residuos y el consumo de pescado se asoció con mayor concentración de mercurio en el cabello. Un análisis de regresión múltiple también encontró asociación entre altos niveles de mercurio con la frecuencia de ingesta de mariscos (40).

Los trabajos realizados en India informan parecidas conclusiones a las recabadas en China: los residuos electrónicos son una amenaza emergente para el medio ambiente de la India urbana por la presencia de metales pesados y retardantes de llama, liberados por prácticas precarias de reciclaje de basura electrónica, como la incineración y el uso de solventes (41,42). Una inquietante investigación pone de presente que los riesgos por los grandes basureros electrónicos también podrían ser generados por basureros más pequeños, que son la mayoría en el planeta. Se estudió la distribución de plomo, cobre y zinc en el suelo de un taller informal de reciclaje de residuos electrónicos de 10 x 14 metros de superficie, muy cerca del área metropolitana de Manila, Filipinas. El suelo de la superficie del taller se encontró contaminado con plomo, cobre y zinc decenas de veces más que un sitio control. El análisis de la variabilidad de los metales pesados reveló fuga en rangos tóxicos aún a 12 metros fuera del taller (43).

Otra preocupante investigación dio a conocer que la contaminación por tóxicos provenientes de un basurero electrónico podría llegar hasta 50,6 kilómetros de distancia, tal como lo sugiere la comparación de concentraciones de bifenilos policlorados (PBDE) en el suero de residentes de Guiyu y en el suero de pobladores de Haojiang, donde domina la industria pesquera. Ambas poblaciones distan 50,6 kilómetros de distancia y los niveles de los PBDE no difirieron significativamente entre sus pobladores, siendo Haojiang un pueblo pesquero y no una zona donde influya el reciclaje de basura electrónica Se postula que la contaminación en Haojiang sea a través del transporte atmosférico desde la ciudad de Guiyu (44).

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!