Basura Electrónica: Impacto en los Seres Humanos

2. Una extensa revisión divulgada por la revista Lancet, en su suplemento mensual The Lancet Global Health (45), abarcó cinco bases de datos médicos (PubMed, Embase, Web of Science, PsycNET y CINAHL) de donde se seleccionaron los mejores estudios publicados entre los años de 1965 y 2012 sobre la asociación entre la exposición a la basura electrónica y trastornos en la salud. De 2.274 registros se escogieron 23 estudios por su rigor metodológico y todos fueron realizados en el sudeste de China.

Seis trabajos indagaron sobre efectos negativos en la gestación relacionables con los tóxicos derivados de la basura electrónica, entre población expuesta y trabajadores de su reciclaje, comparados con grupos control. Con excepción de uno sólo de estos trabajos, que sólo indagó por los niveles de cromo en sangre de cordón umbilical –que luego veremos cómo afecta la función pulmonar y el ADN–, el resto de estudios informaron asociación significativa con efectos adversos en el desarrollo fetal y el resultado final del embarazo atribuirles a altos niveles de hidrocarburos aromáticos policíclicos, retardantes de llama y metales pesados como el plomo. Los efectos adversos incluyeron muerte fetal, malformaciones, retardo en el crecimiento y el peso de los recién nacidos, partos prematuros y sufrimiento fetal asociado a niveles de Apgar desfavorables (46).

Cinco trabajos mostraron una fuerte asociación entre tóxicos provenientes de la basura electrónica y alteraciones genéticas entre población expuesta y los Trabajadores del reciclaje, comparados con grupos control sin exposición a la basura electrónica Las alteraciones incluyeron mayor incidencia de células binucleadas en la sangre periférica, tal como se observa en algunas neoplasias hematológicas. En uno de los estudios se analizó el ADN de estos recicladores por electroforesis y se encontraron mayores alteraciones en el ADN en comparación con los sujetos controles y asociado con altos niveles de cromo. La expresión del ARN mitocondrial en los espermatozoides y en la placenta de recicladores de basura electrónica se detectó disminuida significativamente. Dos estudios asociaron la exposición a basura electrónica con baja expresión de ARN mitocondrial en espermatozoides y placenta. Otro estudio asoció especificamente el cadmio con la expresión expresión disminuida de las Metalotioninas, proteínas que protegen precisamente contra los metales pesados (47).

El impacto negativo en el crecimiento infantil asociado exposición de tóxicos provenientes de la basura electrónica también fue indagado en niños mayores comparados con un grupo control sin exposición a la basura electrónica. Los altos niveles de manganeso y níquel, evidenciados en una muestra de 144 muchachos entre los 8 y13 años de edad, correlacionaron negativamente con la estatura, el peso y el índice de masa corporal de estos jóvenes (48).

Los efectos adversos en la función pulmonar de niños y jóvenes a consecuencia de la exposición a la basura electrónica fueron averiguados en el mismo grupo anterior de jóvenes entre los 8 y13 años de edad, comparados con un grupo control sin exposición a la basura electrónica. La capacidad pulmonar vital forzada de estos chicos se encontró significativamente deprimida y asociada a altos niveles de cromo y níquel en la sangre (49).

La alteración en la función tiroidea de madre y criatura gestante, relacionada con la exposición la basura electrónica también fue puesta en evidencia en esta revisión. Ente 93 mujeres, comparadas con grupos controles sin exposición a la basura electrónica, se encontró elevada la TSH y deprimida la producción de T4, y lo mismo se pudo constatar en la sangre del cordón umbilical de sus bebés (50). Otro trabajo informó que los retardantes de llama policromados se asociaban con estos hallazgos negativos en la función tiroidea de madres gestantes y sus criaturas (51).

La revisión de Lancet también indagó sobre el impacto en la salud mental de los niños expuestos a la basura electrónica En un grupo de 303 niños entre los 3 y los 7 años de edad, comparados con un grupo control sin exposición a la basura electrónica se encontraron niveles séricos altos de plomo en comparación con niños controles, y se halló asociación entre esos niveles altos de plomo con alteraciones negativas en el temperamento, el comportamiento y la adaptabilidad (52). En otro estudio sobre 152 recién nacidos, comparados con un grupo control sin exposición a la basura electrónica los niveles de plomo correlacionaron significativamente con la presencia de meconio, alteraciones en el tono muscular, bajos puntajes en otras pruebas neurológicas y en el comportamiento esperable para sus edades (53).

Entre los mecanismos por los cuales las neurotoxinas de la basura electrónica amenazan a los niños se han postulado alteraciones en la transmisión neuronal dopaminérgica y glutaminérgica, trastornos de la función neuroendocrina –como la función tiroidea– y alteraciones en la expresión genética, que hacen de la exposición ambiental a plomo, cadmio, cromo, difenil éteres polibromados, bifenilos policlorados e hidrocarburos aromáticos policíclicos provenientes de la basura electrónica variables de alto riesgo para desarrollar trastornos cognitivos, motores y en el comportamiento (54).

En Guiyu se estudió el riesgo para la salud ósea por el plomo proveniente de la basura electrónica en 246 niños, entre los 3 y los 8 años, comparados con un grupo control sin exposición a la basura electrónica Se midió el nivel sérico de plomo, pero también los niveles de calcio, osteocalcina, fosfatasa alcalina ósea en suero y deoxipiridinolina urinaria, todos biomarcadores del metabolismo óseo. También se midieron altura, peso y circunferencia de la cabeza y el pecho. El análisis de regresión lineal múltiple correlacionó negativamente los niveles de plomo con la altura y el peso, y positivamente con marcadores de la resorción ósea. La exposición al plomo afectó el desarrollo físico y la resorción ósea en los niños de Guiyu (55).

Un aumento de ocurrencia de enfermedades genitales y de fertilidad asociados a la exposición a la basura electrónica fue encontrado entre recicladores informales de Guiyu con vida sexual activa. Se recolectó información de casos ambulatorios entre los años 2001-­2009 en Guiyu y además en un hospital que sirvió de control. La prevalencia de enfermedades genitales fue mayor en Guiyu, donde también fue mayor la prevalencia de prospermia, azoospermia, astenospermia, y esterilidad masculina de etiología desconocida comparada con la de un hospital control (56).

Finalmente, la Organización Mundial de la Salud ha sentado en junio de 2013, en la Declaración de Ginebra sobre la basura electrónica y la salud infantil (57), entre otros conceptos avizores:

1. Que la evidencia de asociaciones entre la exposición a los residuos electrónicos y los efectos adversos para la salud van en aumento. Las asociaciones se han reportado entre la exposición a los residuos electrónicos y la función tiroidea alterada, función pulmonar reducida, resultados negativos en nacimientos, crecimiento infantil reducido, salud mental y desarrollo cognitivo alterados y genotoxicidad.
2. El riesgo de efectos adversos a la salud va más allá de los individuos expuestos ocupacionalmente. Por medio de transporte ambiental (incluyendo la transferencia a los hogares a través de la ropa de trabajo), la bioacumulación y la persistencia de estos compuestos en el medio ambiente, los seres humanos a bastante distancia de los sitios de reciclaje de residuos electrónicos también pueden ser peligrosamente expuestos.
3. Sostenemos que la actual información científica es suficiente para apoyar nuestra preocupación.
La necesidad de pruebas adicionales, si fuera necesario, no debería retrasar la acción reguladora, y los intereses comerciales o políticos no debe tener prioridad sobre las consecuencias adversas para la salud asociados con los desechos electrónicos.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!