Comentario Dr. Gustavo Malagón Londoño, sobre el Libro “Anestesia Intravenosa

Obra bellamente publicada por la Editorial Médica Panamericana, llega a los centros educativos e instituciones hospitalarias como un ingrediente enriquecedor sobre un tema verdaderamente trascendente que resulta indispensable y oportuno cuando el mundo científico se mueve dentro del paradigma de la calidad y toman fuerza las metodologías de avanzada sujetas como debe ser a la rigurosa catarsis de la investigación.

Gracias a contribuciones científicas como ésta no solamente colman su propio interés del saber sino que brinda al profesional de la anestesiología toda la información meticulosamente sustentada sobre la anestesia total e intravenosa la cual gracias a la cautelosa y sabia información viene abriéndose paso con la mejor acogida entre anestesiólogos y la mayor confianza entre los cirujanos pero mira también hacia algo más noble como es la mejor garantía de vida de los pacientes a través de un procedimiento de comprobada eficacia, casi inocuo, y libre de un sinnúmero de las molestias que ocasionan las demás técnicas conocidas.

El autor de la obra, sobresaliente profesional de la medicina colombiana, egresado de la Universidad Nacional, especializado en anestesiología en las reconocidas escuelas de los hospitales de San Juan de Dios y San José, con importantes cursos de actualización en el exterior, especialmente en avanzados centros asistenciales de Europa, en donde adelanto entrenamiento sobre el uso clínico de supermorfinas en anestesia intravenosa, sobre lo cual se entrenó también en los Estados Unidos de Norteamérica. Ha desarrollado su experiencia profesional en los Hospitales San José, La Misericordia, San Pedro Claver y actualmente en la Clínica del Country; es Miembro de la Sociedad Colombiana de Anestesiología, de la Sociedad Europea de Anestesia Intravenosa. Actualmente es Presidente de la Sociedad Latinoamericana de Anestesiología.

En el país sin duda, ha sido el máximo impulsor de la técnica y adelanta actualmente la preparación de un centro piloto internacional de entrenamiento. En la actividad docente se ha destacado no solamente en Congresos y programas frecuentes de educación continua sino en la cátedra universitaria en los principales centros educativos de la capital: en la Universidad Javeriana, en lña Universidad del Rosario, en la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud, entre otras.

Con su libro demuestra la bondad de esta modalidad anestésica y la promueve como procedimiento de avanzada, no solamente por la simplicidad de su aplicación sino por la mínima presencia de efectos contraproducentes para el organismo y los grandes beneficios que ésta significa para la humanidad. Con lleva otros valores agregados como la rapidez y la efectividad de su acción, el plácido y veloz despertar postanestésico, la disminución de la estancia hospitalaria, la economía en los costos. La Obra, con 16 capítulos compendiados en 463 páginas, con una amplia reseña bibliográfica y completo índice analítico, llena el ideario sobre el tema. La metodología utilizada, el enfoque ordenado y las ilustraciones para el desarrollo de los diferentes aspectos, son impecables. La redacción está ajustada a la más exigente sintaxis. El contexto general de los capítulos, además de ampliamente informativo, es ameno. Parte el autor de la base de que para obtener resultados óptimos con la técnica anestésica, el médico debe tener un conocimiento sólido sobre el sistema nervioso central y periférico, poseer las bases neuroanatómicas y moleculares para la transmisión del dolor y la pérdida de la conciencia, manejar la información sobre la farmacocinética y la farmacodinamia de las drogas intravenosas más comúnmente usadas. Pero insiste, a la vez que expone la bondad de los anestésicos de actividad rápida y corta, las ventajas de su acelerada eliminación con un rápido despertar, sin efectos colaterales y la eliminación de estancias en la Unidad de Recuperación. No obstante, el sinnúmero de bondades deben sumarse a la confianza para el empleo del médico, el más solícito cuidado del profesional y el uso adecuado de dispositivos de monitoreo durante todo el procedimiento.

En los principios generales, consigna un minucioso y ordenado desarrollo histórico, enfocado al dolor desde el papel de los egipcios y los babilonios, pasando por los conceptos de Buda; hace incursión por las teorías de los hindúes, los chinos, los griegos y en particular cita a Teofrasto; llega a Galeno, pasa a Hipócrates e irrumpe con recomendaciones sobre el uso de la amapola, la mandrágora, el cáñamo y el veleño. Transita por Galeno, por las enseñanzas de Aristóteles y Platón, recorre la Edad Media con Avicena, Alberto Magno y Mondino; ingresa al Renacimiento con Eustaquio, Da Vinci, Vesalio, Paracelso; se introduce en la Edad Moderna con Erasmo Darwin, el descubridor del óxido nitroso y Joseph Presley con David, Müller, Simpson, hasta nuestros días con nuestros grandes neurofi siólogos bioingenieros y prohombres de las farmacologías y quirúrgicas que hoy enriquecen la literatura contemporánea en estos campos.

En el capítulo de embriología, describe el desarrollo del cerebro, habla de la conformación de los hemisferios cerebrales, de la formación reticular de las funciones del diencéfalo y el teleencéfalo, de la configuración de los nervios y pares craneanos, de los vasos comunicantes. En otro capítulo se ocupa del tronco cerebral y sus vías anatómicas con didácticas explicaciones que transforman ese mundo complejo en una síntesis de fácil comprensión.

En el capítulo sobre farmacocinética permite entender su significado que no es otro que el seguimiento que lo que el organismo hace con una droga, es decir, la relación dosis-concentración, a diferencia de la farmacodinamia que significa lo que la droga provoca en el organismo, vale decir, consigna la relación concentración-efecto; explica el tiempo medio de eliminación del fármaco y su vida media; luego de un técnico y a la vez muy complejo transcurrir, desemboca en la cinética moderna que, en el caso de los agentes intravenosos, conduce a la conclusión de que para inducir anestesia general, la elección de una dosis apropiada, ha sido el resultado de combinar el arte, la investigación y la ciencia de la especialidad.

Estudia los efectos generales de los medicamentos sobre el organismo y demuestra las mínimas complicaciones que pueden presentarse en riñón, hígado o corazón e incluye el aparato digestivo entre otros.

En su disquisición sobre anestésicos intravenosos, destaca las características de los utilizados actualmente con mayor éxito; revisa los medicamentos morfínicos, los opiáceos, los antídotos morfínicos y los opioides; analiza el papel que juega las endorfinas, las encefalinas, la metionina y la leucina como moduladores de la sensación dolorosa.

En otro capítulo presenta las interacciones y reacciones adversas de los medicamentos. Trae un estudio sobre relajantes musculares y los imperativos criterios para su uso y cierra cu libro con sabios consejos sobre la dosificación más recomendada de los anestésicos intravenosos.

En síntesis, la publicación refleja el alto espíritu investigativo del autor, su profundo conocimiento del tema, su capacidad didáctica y su afán de contribuir para el mejor desempeño en una actividad determinante de bienestar y de la misma vida del paciente.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!