Editorial: La Situación del Instituto de Seguro Social

Académico Dr. Zoilo Cuéllar-Montoya
Presidente Academia Nacional de Medicina de Colombia

Un poco de historia

El día 26 de julio del año de 1945, durante la primera Presidencia de la República del Doctor Alberto Lleras Camargo, el entonces Ministro de Trabajo de dicha Administración, el Doctor Adán Arriaga Andrade, presentó, al Congreso de la República, un proyecto de ley sobre el “Seguro Social Obligatorio” el cual, al concluir su recorrido parlamentario, se convirtió en la Ley 90 de 1946, que estableció el Seguro Social Obligatorio y creó el Instituto Colombiano de Seguros Sociales (ICSS). De acuerdo a la ley, eran tres las entidades que asociaba el nuevo Instituto: los empleadores, los trabajadores y el Gobierno, el cual no realizó los aportes a los cuales se había comprometido, de tal manera que en estos sesenta años, que se cumplen en el presente, el Instituto se nutrió de los aportes de los empleadores y de los trabajadores, exclusivamente. A 2004, de acuerdo a información personal suministrada por el Doctor Jaime Arias Ramírez, la deuda del Gobierno Nacional al Instituto de Seguros Sociales podría llegar a los 58 billones de pesos en pensiones, a lo cual se deben adicionar 3.2 billones de pesos que el Gobierno adeuda a la EPS.

Es a partir del año de 1995 cuando, como consecuencia de la implementación de la reforma de la seguridad social implantada por la puesta en vigencia de la Ley 100 de diciembre de 1993, se comienza a configurar la crisis financiera del ISS y, el hecho de manejar simultáneamente los riesgos profesionales, las pensiones y la salud hizo que la misma lucha del ISS por mantener los tres negocios le resultara fatal, pues el de salud arrastró a los demás.

Aseguradora de Riesgos Profesionales (ARP-IS)

La aseguradora de Riesgos Profesionales del ISS tiene aún una reserva financiera cercana a los 3.2 billones de pesos, a pesar de que el Gobierno la ha utilizado para subvencionar a la EPS: con sus reservas podría funcionar, sin problemas, por más de cincuenta años como empresa líder en su campo en Colombia.

Aseguradora de Pensiones (AP-ISS)

La aseguradora de Pensiones del ISS, mantiene casi la mitad de los afiliados al sistema pensional en Colombia; es una aseguradora excelente y maneja costos administrativos inferiores a las demás Administradoras Financieras de Pensiones (AFP), pero su problema es financiero: a partir de 2004, cuando se agotaron sus reservas, se vio obligada a cumplir con sus obligaciones con 2.3 billones de ingresos propios, por cotizaciones; 3 billones en bonos y cuotas partes y el Gobierno debió destinar 4.3 billones del presupuesto nacional para completar el monto de las obligaciones pensionales del ISS, que podemos interpretar como una iniciación en el pago de la deuda del Gobierno Nacional al Instituto.

Aseguradora de Salud (EPS-ISS)

La aseguradora de Salud, la EPS del ISS, a pesar de ser una empresa buena, es hoy insostenible financieramente: tiene el 21 % de los afiliados al sistema, su presupuesto, cercano a los 2 billones, es deficitario en más de seiscientos mil millones de pesos, carga con el desprestigio del ISS y carece de sistemas actualizados de información y control. La antigua IPS se transformó en siete ESE regionales, de las cuales, la Almirante Prudencio Padilla, de la costa atlántica, ya se liquidó y a ésta las seguirán, muy probablemente, las demás: ya desde 1998, un estudio actuarial de la OIT demostró que las clínicas y hospitales del ISS no eran viables y otro estudio, realizado en el año 2000, demostró que al ISS debería abrirse en cuatro negocios y que la IPS (ESE’s de hoy) era inviable y arrastraría en su caída, primero, a la EPS y luego a las demás.

Administradora General

Adicionalmente, el ISS cuenta con una administradora general, que tiene un déficit anual de seiscientos mil millones de pesos, administradora que estaría de más si se separasen los negocios del ISS.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!