Artículo de Revisión, Cirugía de Hígado por Metástasis Secundarias a Cáncer Colo-Rectal

Académico Dr. José Antonio Lacouture Dangond, MD*

Resumen

El tratamiento quirúrgico de las metástasis hepáticas ha evolucionado en las últimas décadas, mejorando la supervivencia inmediata y a largo plazo de los pacientes portadores de dicha patología.

En este trabajo se presentan los avances técnicos que incluyen el mejor control del sangrado, los dispositivos para hemostasia, las técnicas anestésicas y el cuidado postoperatorio, que han llevado a cifras de mortalidad operatoria menores al 5% y supervivencia a cinco años entre el 30 y el 40%, además se presentan los estudios realizados en varios centros médicos especializados que han permitido identificar los factores pronósticos de recurrencia posterior.

Debido a que muchos pacientes no son candidatos para la cirugía, se han investigados otros métodos de ablación local como la Radiofrecuencia y la Criocirugía, cuyas principales indicaciones, ventajas y desventajas son presentadas en este trabajo.

Se intentó obtener una estadística de cirugía hepática por cáncer metastático en el país en el INC (Instituto Nacional de Cancerología) y con algunos cirujanos gastroenterólogos de las principales capitales departamentales de Colombia (Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga y Barranquilla), pero no se logró consolidar datos de importancia debido a la falta de registro y seguimiento de estos casos.

Justificación y Objetivos

Se revisó exhaustivamente la literatura médica colombiana, sin encontrar ningún artículo sobre el manejo quirúrgico de las metástasis hepáticas por cáncer colo-rectal. Las revistas consultadas fueron la de la Asociación Colombiana de Cirugía, la Sociedad Colombiana de Gastroenterología, el Acta Médica Colombiana y otras más. Al no existir estas publicaciones, considero de importancia la actualización de este tema.

Objetivo: El principal objetivo es presentar los resultados actuales de la cirugía para el tratamiento de las metástasis hepáticas consecutivas a cáncer colo-rectal, sus indicaciones y complicaciones. Este estudio revisó lo publicado en los centros quirúrgicos universitarios de diferentes partes del mundo. Considero que este análisis puede servir de base o guía para futuras investigaciones nacionales.

Marco Referencial

El conocimiento de la historia natural de la metástasis hepática por cáncer colo-rectal, permitió en los años setenta que algunos autores realizaran la resección hepática cuando estas eran únicas o limitadas a un lóbulo. Sus resultados estimularon la ampliación de las indicaciones a todos los pacientes con buena reserva funcional, en los cuales era posible una resección completa de la metástasis, conservando al menos un 25% del parénquima hepático normal.

Concomitantemente han mejorado los métodos de imágenes para la detención y localización de las lesiones, laparoscopia, las técnicas intraoperatorias como la ultrasonografia, las técnicas anestésicas y las de disección, control vascular y hemostasia durante la resección. El cuidado intensivo postoperatorio ha permitido mejores resultados y menor morbilidad perioperatoria.

Esto ha llevado a cifras de mortalidad entre el 1,5% con sobre vida a cinco años entre el 30 – 58%.

El avance en las técnicas loco-regionales ha permitido el control de lesiones irresecables. Estas técnicas incluyen la Inyección Percutánea de Etanol, la Ablación Termal con Radiofrecuencia, aplicación de Microondas, la Quimioterapia en la arteria hepática y la Quimioterapia Sistémica han permitido que algunas lesiones irresecables se vuelvan resecables. Aunque se trate de un estado avanzado, hoy en día hay muchas opciones de control para las metástasis hepáticas de cáncer colo-rectal, siendo la mejor de estas siempre y cuando sea factible, la resección quirúrgica.

Solamente hasta principios de la segunda mitad del siglo XX se consideraban injustificadas las resecciones hepáticas para el tratamiento de las metástasis colo-rectal; actualmente y gracias a los avances tecnológicos y anestésicos, al mejor conocimiento de la anatomía segmentaría del hígado, a los cuidados post-operatorios en la Unidad de Cuidados Intensivos, a la alimentación y medicación parenteral, esto ha llegado a ser posible. En 1953, Sir Heneage Ogilvie, Br. Med J, decía que: “La hepatectomía parcial por enfermedad maligna, rara vez puede ser justificada”.


* Exprofesor de Cirugía. Facultad de Medicina Universidad Javeriana.
1 Foster J.H, AnnJ. Surg 1978; 135:389-394.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!