Obituarios, Distinción Inés Durana Samper. In Memorian

Intervención de la Académica Sonia Echeverri de Pimiento

Señor Presidente, Dr. Zoilo Cuéllar Montoya, Señor Secretario Perpetuo, Profesor Hernando Groot, Señores miembros de la Junta Directiva, Señores miembros de la Sociedad Colombiana de Historia de la Medicina, Señores académicos, Académica Beatriz Suárez de Sarmiento, Familiares de doña Inés Durana Samper, Invitados especiales, Señoras y señores.
Para mí representa un gran honor participar en el homenaje que rinde la Academia Nacional de Medicina y la Sociedad Colombiana de Historia de la Medicina a la Académica Inés Durana Samper por lo que agradezco que se me haya invitado a hacerlo.

Hablar de Inés, a quien a pesar de haber conocido tan sólo en los últimos años ha representado para mí un paradigma de la enfermera, de la persona que estudió enfermería como la forma de ayudar a los demás. Estoy segura de que recuerdo permanecerá en la memoria tanto de las enfermeras que tuvimos la fortuna de conocerla como en la de aquellas enfermeras que se formarán en años venideros.

Cuando conocí a Inés, me sorprendió gratamente su cultura, calidez, generosidad, su extrema sencillez y humil-dad a pesar de haber recibido tantas condecoraciones y distinciones. Me sorprendió y admiré su disciplina, fortale-za, dedicación y entereza para aceptar tanto las cosas buenas que le brindó la vida como las adversidades que le deparó el destino.

Todos conocimos la devoción por su familia, por Hele-na, Cecilia y especialmente por sus sobrinos, por Inés Ortega, el amor por la profesión de enfermería, la Univer-sidad Nacional, la Salud Pública y sus amigos. Conocida también su habilidad por las artes manuales, el amor por la lectura, además el cariño y atención de Aleyda.

En su memoria me voy a permitir hacer una corta pero sentida semblanza de nuestra querida colega y Académica Inés Durana Samper

Inés nació en Bogotá, en el hogar de don Jorge Durana Camacho y de doña Inés Samper Sordo. Hogar que compartió con 6 hermanos. Viven Cecilia y Helena y un número importante de sobrinos.

Inés estudió enfermería General en la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional en Bogotá donde se graduó en 1953. En 1956 recibió el Bachelor of Science in Nursing (BSN), el U.S. International Coopera-tion Administration, el certificado de Public Health Nurs-ing, y el U.S. Department of Health Education and Welfare (USPHS) en educación en enfermería. En 1961 obtuvo el Master of Science in Nursing (MSN) en administración de servicios en Catholic University of America en Washington D.C. Entre 1969 y 1972 realizó el doctorado (PhD) en Educación Industrial en Maryland University. Ocupó el cargo de directora de la antigua Escuela Nacional Superior de Enfermeras de la Universidad Nacional. Fue fundadora y decana de la Facultad de Enfermería de la misma univers-idad entre 1958 y 1963. Entre 1964 y 1969 se desempeñó como directora del departamento de enfermería de la Universidad del Valle.

Se vinculó a la fundación Rockefeller entre 1972 y 1978, época en la cual fue profesora visitante en las Uni-versidades de Ramatibodi en Bangkok, Tailandia, y de Unaza en Kinshasa, Zaire. Entre 1980 y 1984 trabajó como codirectora del Programa de Atención Primaria en Salud en el Convenio Colombo Holandés, en los Territorios Nacio-nales de Colombia. Fue fundadora y directora de los prime-ros servicios domiciliarios de enfermería en Bogotá (1983- 1994).

En 1996 fue nombrada Professor of Nursing de Case Western University, Francis Paine Bolton School of Nurs-ing. Consultora de la OMS y la OPS, Profesora especial de la facultad de enfermería de la Universidad de la Sabana. Ha recibido distinciones como el “Abraham Horwits: Award for Interamerican Health” de The Panamerican Health and Education Fundation Panamerican Health Organization, de 1982, por la contribución al mejoramiento de la salud en las Américas; en el año 2000, la Asociación de Exalum-nos de la Universidad Nacional la condecoró con el premio Excelencia Nacional al Mérito Profesional en Ciencias de la Vida. La Academia Nacional de Medicina desde la recibió en 1992 y desde 1996 ocupó el cargo de Asistente de la Secretaría Permanente de la ALANAM. Miembro activo de la Sociedad Colombiana de Historia de la Medicina desde 2001. Autora de múltiples publicaciones, perteneció a importantes entidades científicas y profesionales del país y del exterior.

La distinción INÉS DURANA SAMPER Hace dos años en el marco del I Congreso Nacional de Profesionales de Enfermería Clínica se reunió un grupo de enfermeras del área clínica y después de un análisis profundo acerca de la dificultad que tiene la enfermera asis-tencial especialmente, para identificar líderes de enfermería a quien seguir o emular y la pérdida de identidad de la enfermera colombiana, llegamos a la conclusión que en esta área el interés y el conocimiento por esas personas importantes para nuestra profesión era mínimo. Es así como en ese momento rendimos homenaje a tres figuras de reconocida trayectoria y de gran importancia para nuestra profesión de Enfermería: Inés Durana Samper, Nelly Garzón Alarcón y José Félix Patiño Restrepo.

Por tradición las enfermeras del área clínica hemos permanecido un poco ajenas a la labor que han realizado importantes enfermeras en la academia. Creímos indis-pensable iniciar el acercamiento entre estas dos, la asis-tencia y la academia, para intentar cerrar la brecha entre la clínica y la docencia, qué mejor que desde el área clínica, el área asistencial se creara la distinción Inés Durana Samper en reconocimiento a una vida dedicada a la labor meritoria de impulsar la enfermería en Colombia y en mu-chos otros países. Esta distinción que otorga cada dos años, cumple un proceso que incluye un jurado calificador que estudia la hoja de vida de enfermeras cuya principal característica haya sido propender por el desarrollo de la enfermería en nuestro país y que además sea reconocida dentro y fuera del país.

En septiembre del presente año se otorgó la distinción Inés Durana Samper a la enfermera Inés Gómez Prada, ex Superintendente Nacional de Salud. En esa oportunidad fueron nominadas otras dos enfermeras de gran trayectoria nacional e internacional Gloria Inés de Romano y la Acadé-mica Beatriz Suárez de Sarmiento, quedando instituida de esta forma la Distinción Inés Durana Samper en el marco del desarrollo de la Enfermería Colombiana.

No me queda más que agradecer nuevamente por la oportunidad de participar en este homenaje a la doctora Inés Durana Samper.

Vol. 26 Nro. 3 (66)

 

Anterior Siguiente

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!