Obituario, Académico Carlos Alberto Tafurt Muñoz

Académico Alfredo Jácome Roca

El pasado 18 de julio falleció en Bogotá el médico de origen payanés Carlos Alberto Tafurt Muñoz, quién dirigió la sección de endocrinología del Hospital Militar Central por varias décadas. Tafurt egresó de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional en 1960, época en la que combinó los estudios de medicina con las actividades y preocupaciones sociales, como fue común en los universitarios de la época.

Después de trabajar como residente en el Hospital San Juan de Dios de Bogotá durante año y medio en los servicios de patología y medicina interna, viajó a Alemania donde por seis años trabajó como residente de medicina interna y luego de endocrinología en los hospitales universitarios de Leipzig, Berlín (Universidad de Humboldt) y Dusseldorf, donde se certificó como especialista. A su regreso a Colombia trabajó desde 1968 en el departamento de medicina interna del Hospital Militar, como jefe de la sección de endocrinología.

Fue un verdadero experto en análisis in vitro con radioisótopos e instaló sus propias técnicas de radioinmunoanálisis mucho antes de que estas estuvieran disponibles comercialmente.

Durante el tiempo de su vinculación hospitalaria, hizo varios cursos largos de entrenamiento de postgrado en el exterior, como el de radioinmunoanálisis en Lima, Perú, el de estudios científicos en endocrinología en las universidades alemanas de Ulm y Dusseldorf, y otro en Londres en los meses finales de 1976; también fue con una beca para estudios hormonales en la Clínica Mayo y posteriormente volvió a Berlín. Su gran interés en el orden y en la disciplina –quizás en parte debido a su trabajo en un medio castrense- hizo que su orientación política girara hacia conceptos de derecha moderada. Realizó numerosos estudios de estandarización de pruebas hormonales in vitro con radioisótopos, entre las que recordamos las de progesterona, gastrina, gonadotrofina coriónica y estriol, cuyos resultados se presentaron en congresos nacionales.

Publicó también varios trabajos en revistas internacionales indexadas, donde demostró sus habilidades clínicas y químicas, en el laboratorio de hormonas, donde constituyó un grupo de médicos y de bioquímicos, como la doctora Ruth de Estrada. Entrenó varios endocrinólogos que ejercen exitosamente en la capital y fue presidente (y miembro honorario) de la Asociación Colombiana de Endocrinología. En 1982 ingresó como miembro correspondiente a la Academia Nacional de Medicina.

El doctor Tafurt era enfático en sus posiciones científicas, aunque no dogmático. Serio en sus planteamientos, le gustaba polemizar; era también algo irónico en sus comentarios, consciente como era de la seriedad de sus investigaciones. En los últimos años una enfermedad de tipo neurológico había reducido notoriamente sus capacidades, que coincidieron con su posterior retiro del Hospital Militar, donde ciertamente dejó una estela de prestigio por su dedicación científica.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!