Reseñas Bibliográficas, “Computador, Cibernética e Información” del Académico José Félix Patiño Restrepo

Académico Efraim Otero-Ruiz*
* Jefe del Dpto. de Gastroenterología de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

Computador, Cibernética e InformaciónPara la comunidad médica en general y la informática en particular constituye especial novedad la aparición de este libro.

Su autor, cirujano e insigne educador médico, preocupado por las ciencias de la información como esencial elemento educativo desde sus inicios, en la década de los 70s, introdujo, en colaboración entre FEPAFEM, COLCIENCIAS y la Fundación OFA para las Ciencias Biomédicas, en 1981, el primer programa de conexión en línea con el banco de datos de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (MEDLINE).

El programa INFORMED, así llamado, constituyó una verdadera revolución tanto para los investigadores como para las Facultades de Medicina, que vieron asomarse una nueva dinámica de la información, en ese momento manejada sólo ocasionalmente por los grandes computadores de la época.

Pero que en unos años daría paso a los mini y luego a los microcomputadores personales, hoy en día familiares para todo el mundo. En 20 años ello ha acarreado lo que él denomina un cambio de paradigma, de la biomedicina a la infomedicina, representando el ubicuo computador personal un instrumento de excelencia para la amplificación intelectual.

El libro de 245 páginas, pulcramente editado por Panamericana Editorial Ltda., está dedicado a su familia y al profesor Harry S.N.Greene, de Yale, quien según él lo introdujo por la investigación quirúrgica y, a través de ella, por el método científico. Tiene un prólogo escrito por el ingeniero y humanista José Fernando Isaza Delgado, uno de los auténticos mecenas del arte, la investigación y la educación en Colombia. Se divide en un prefacio y 12 capítulos, que van desde las llamadas “segundas revoluciones”, médica e industrial, hasta las proyecciones futuras de la teoría del caos, la inteligencia y la vida artificiales, la medicina basada en la evidencia y el futuro del libro impreso y lo que serán las nuevas autopistas de la información, algunas de ellas ya en crisis por exceso y no por defecto, como parece estar sucediendo con Internet.

Termina con un utilísimo glosario o léxico de los términos más comúnmente usados en la nueva informática, de trascendental importancia para los no iniciados.

El autor acepta o introduce anglicismos o neologismos sin inhibición alguna, convencido de la necesidad de crear un nuevo lenguaje de la ciencia. Como lo ha afirmado varias veces, él espera que el computador personal sustituya, para las nuevas generaciones, al microscopio, que se insinuaba como herramienta necesaria para los médicos de los primeros tres cuartos del siglo XX.

La presentación del libro, en la Academia Nacional de Medicina, estuvo a cargo del autor, quien manifestó que el propósito fundamental del mismo es explicar la transición del paradigma de la biomedicina a la infomedicina, haciéndolo a través del análisis de las teorías de la comunicación y de la información; del papel del computador como instrumento supremo de amplificación intelectual; de la cibernética como fundamento para el desarrollo de la inteligencia artificial y -quizás en el futuro- de la misma vida artificial; de la medicina basada en la evidencia y de sus limitaciones ante la incertidumbre en el comportamiento de los organismos complejos según la teoría del caos; y del papel de las redes de información en la estructura de una nueva “inteligencia médica”.

Reseñas Bibliográficas

Su discurso fue precedido por una intervención del prologuista y de un comentario, por invitación, a cargo del distinguido internista y gastroenterólogo Dr. Fernando Sierra, la parte final de cuya presentación se incluye a continuación.

Palabras del Dr. Fernando Sierra A., M.D.*:

La del erudito JOSÉ FÉLIX PATIÑO es sin duda para mí, una aventura intelectual. Extraña asociación la de estos dos términos. Lo intelectual evoca a la razón, al orden, a lo coherente, a lo científico bien estructurado, a lo sesudo y alejado del riesgo. Aventura, en cambio, es el nombre de la pasión, del libre juego resistiendo la asfixia impuesta por las reglas, de lo impulsivo y espontáneo, de lo impredecible, de lo incierto. La síntesis fértil, tensa pero creativa, de estos términos es no solamente un hilo conductor de la ya monumental obra del maestro Patiño, que lo convierte en un erudito, sino también una cualidad de su trayectoria personal.

Su obra debe, en consecuencia, ser entendida no solo en términos de su contenido sino del proceso productor, generador y orientador. Sobre ese proceso el erudito Patiño ha meditado muchas veces, en un intento de adivinar la forma oculta de su búsqueda, una búsqueda que, como todos los destinos humanos, adopta una configuración única, diseñada tal vez por los pasos que cada uno de nosotros urde en un laberinto incalculable y condensable en una cifra secreta, que a veces desciframos en pequeñas gotas con el sentido de lo humano, pero que nunca podemos capturar plenamente.

En el maestro Patiño, su producción teórica no es nunca un intento de ser un logro acabado, sino más bien un proceso que, en su devenir mismo, marca un rumbo cognoscitivo en el que somos invitados a participar.

Si como dice Morin, navegamos en un océano de incertidumbres a través de archipiélagos de casi certezas, este libro puede ser un punto de partida seguro y certero, donde el profesor Patiño, con sutileza y maestría, nos informa referencialmente sobre los actuales y apasionantes hitos que vive la humanidad en el presente inmediato: computador, cibernética e información.

El libro esta constituido esencialmente por información rica y sensata, con extenso rigor de honesto reconocimiento a sus generadores, amalgamada por pinceladas de su cosecha y sabiduría para contextualizar y darle coherencia a la idea que se quiere transmitir.

Y es que su oportunidad es única; para mi entender es de trascendental importancia esa inquietud constante que muestra el autor en la diferencia existente entre la información, el conocimiento y la sabiduría; porque el destino nos puso a existir desafortunadamente, en una sociedad donde el dato pertenece al mundo del chisme que vulgariza a las masas, la información al mundo de los grandes monopolios que la manipulan a su antojo para cretinizar la sociedad.

El análisis ha sido cambiado por el mesiánico espectáculo que vende pero no logra contextualizar en coherencia disipativa, mutilando el desarrollo pluralista y ecléctico del conocimiento, haciendo de esta manera imposible que alcancemos la sabiduría y la sensatez. Como consecuencia la educación, el estandarte vital que tiene la sociedad para progresar y mejorar sus estándares de calidad y cualidad de vida, carga con la peor de las partes, convirtiéndose únicamente en una actividad mercantil carente de ética; nuestras flamantes Universidades forman Doctores pero no Señores, educan para la ceguera que embrutece, formando individuos que mas parecen mascotas amaestradas que seres humanos virtuosos con independencia de criterio.

La obra del Doctor Patiño, es un libro magistralmente útil que es, a la vez, una invitación y un estímulo para que todos nosotros nos esforcemos por romper esta cadena torpe y maligna; es una invitación a conocer y usar los recursos que poseemos en la actualidad en forma eficaz, en un contexto real que nos facilite construir una sociedad educada, actualizada, llena de fractales, para convertirnos en obreros de una realidad más real que nos permita manejar las incertidumbres con coherencia conservando cabalmente nuestras tres responsabilidades éticas: para con el individuo, para con la especie y para con la naturaleza.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!