La Academia Nacional, Capítulos de la Academia Nacional de Medicina

Fueron inaugurados dos: el de Risaralda, con 22 Miembros Correspondientes, y el de Nariño, con 18 Miembros Correspondientes. Las actividades académicas desarrolladas por el Capítulo de Risaralda han sido intensas y muy importantes durante este año y el Capítulo de Nariño se inicia pleno de entusiasmo y con importantes programas para desarrollar a corto y mediano plazo.

Los capítulos del Atlántico, Norte de Santander, Santander y Tolima han sesionado periódica y frecuentemente y el de Tolima ha publicado ya un libro que resume la historia médica de su región y que fue motivo de una sesión solemne en nuestra sede.

El Capítulo del Huila ha tenido grandes dificultades en su funcionamiento y recientemente se ha nombrado una nueva Junta Directiva, esta sí decidida a revitalizar el Capítulo y a desarrollar las labores inherentes a su representación académica. La ponencia del representante del Huila en el reciente Encuentro Nacional de Academias fue de gran importancia y ha planteado sanas expectativas para el futuro del Capítulo.

Visita a Agua de Dios

El sábado 2 de marzo de 1996 el Presidente y el Secretario viajaron a la ciudad de Agua de Dios en donde realizaron una visita al Hospital Herrera Restrepo e hicieron entrega de un equipo de radiocomunicaciones, indispensable para la Institución. Posteriormente la Academia les envió ropa de dotación para las camas.

Después de una gran esfuerzo se ha logrado darle liquidez allegado de doña Eloísa Contreras de Rey con la venta de los inmuebles incluidos en la manda, los cuales hacía años no representaban sino problemas fiscales y de manejo. Se ha reunido así un capital que obtiene créditos en una entidad financiera con lo que se reaétivó lo que fuera voluntad de la benefactora.

Primer Encuentro Nacional de Academias de Medicina

Esta fue la última actividad organizada y realizada por la Junta saliente. Se llevó a cabo en las instalaciones de la Academia los días viernes 15 y sábado 16 de marzo de 1996 y participaron 30 Académicos de todo el país. Estuvieron representadas las Academias de Cartagena, Medel1ín, Caldas y Valle y los Capítulos de Atlántico, Norte de Santander, Santander, Risaralda, Tolima, Huila y Nariño y, naturalmente, la Academia Nacional de Medicina. La señora Ministra de Salud, doctora María Teresa Forero de Saade no pudo asistir, pero remitió una interesante nota en la cual se excusa.

El lema del Encuentro fue “Las Academias en el Siglo XXI” Yse dividió en 3 sesiones de medio día cada una.

La primera versó sobre los problemas de salud regionales y el resumen de sus conclusiones podrá servir de orientación al Ministerio de Salud y/o a los estamentos pertinentes, sobre los diferentes problemas y patologías de mayor prevalencia en las diferentes regiones del país.

Capítulos como el de Risaralda conjuntamente con la Academia de Caldas, nos presentaron, por ejemplo, toda la patología y la problemática de salud existente en el denominado eje cafetero.

La segunda sesión trató el tema de la ética y la educación médica en nuestro país, también con conclusiones cruciales para influir en cambios curriculares en la formación del recurso humano en medicina y profesiones afines.

En la sesión final se discutió sobre los diferentes aspectos de las nuevas medidas gubernamentales en relación con el presente y el futuro del ejercicio médico en el país. Al finalizar se emitió un comunicado de importancia nacional, reflejo de un consenso de las Academias de Colombia: se considera que es indispensable promover la dignidad del médico y mejorar las condiciones del ejercicio profesional.

Los estamentos gubernamentales y la Academia

Durante estos dos últimos años la Academia ha redoblado sus esfuerzos para contribuir, aún más, al progreso de la medicina en el ámbito nacional. Se ve muy claramente que no basta con ser, por ley, “el organismo consultor y asesor del gobierno para todos los asuntos relacionados con la salud pública y la educación médica del pueblo colombiano”. Ha sido necesario un llamado de la Academia a los estamentos mencionados para haber comenzado a ser oída nuevamente. Los 4 últimos Ministros de Salud la han tenido en cuenta y 3 de ellos o la han visitado personalmente o por medio de mensajes escritos se han hecho presente en varias de las actividades desarrolladas durante este período en la Academia. La Secretaria de Salud del Distrito, doctora Beatriz Londoño, ha asistido a varias reuniones en nuestra sede y ya existe un contacto permanente de nuestra Corporación con las entidades oficiales, en pro del bienestar del cuerpo médico colombiano.

Actas y Documentos Académicos

La Junta Directiva aprovecha esta oportunidad para agradecer a todos los Académicos que en una u otra forma colaboraron con ella, tanto individualmente como en las diferentes comisiones en las que participaron, para alcanzar los logros conseguidos hasta la fecha en nuestra Corporación.

Hemos tratado de ser fieles a la lengua de Castilla y, como una ayuda más al estilo y la construcción castellana de nuestros documentos, hemos adquirido un excelente diccionario de sinónimos y antónimos (“Diccionario de Sinónimos y Antónimos de la Lengua Española”), un “Diccionario de Uso del Español” (María Moliner) y, joya, de la Lingüística Castellana, obra que emprendiera hace ya más de un siglo el ilustre don Rufino José Cuervo y que llevara a feliz término el Instituto Caro y Cuervo de Bogotá, el “Diccionario de Construcción y Régimen de la Lengua Castellana“, quizás una de las obras más grandes que se haya escrito en el idioma de Cervantes.

Considero que al tratarse de una Academia, debe utilizar la lengua castellana por lo menos al nivel de lo habitual en la Academias Colombianas de la Lengua y de Historia. Un agradecimiento especial al Académico Joaquín Silva Silva: su ayuda al respecto ha sido invaluable.

Ruego a ustedes señores Académicos que excusen lo reiterativo de mi insistencia en la importancia de consignar en las Actas, fielmente, lo tratado en cada reunión. Estamos escribiendo la historia y estoy absolutamente seguro que, pasados los años, más de un investigador pensará en nosotros con gratitud y desde el ignoto futuro bendecirá nuestra conciencia histórica.

La modernización de la Academia

Durante el período de labores de la Junta saliente y gracias a la generosa ayuda de la British Petroleum Company, como ya se había informado en nuestra presentación de hace un año, se han logrado montar equipos sofisticados de sistemas, tanto para las dos secretarias como para la biblioteca, por medio de los cuales ha mejorado notoriamente la calidad y la agilidad en la edición de los documentos emanados de los diferentes estamentos de la Academia. A estos se ha sumado la irremplazable y utilísima dotación de un equipo de Fax. Adicionalmente, se ha remplazado la antigua fotocopiadora por una de último modelo.

Pero, no basta con poseer un Stradivarius para ser concertista de violín: ha sido necesario, con altas dosis de paciencia y con una gran voluntad de servicio por parte de las secretarias de la Academia, darles capacitación, con lo cual se están utilizando cada vez más las amplias posibilidades de los equipos instalados.

Es impostergable para mí el presentar públicamente el agradecimiento de la Junta Directiva a los empleados de la Academia: tanto a nuestras apreciadas secretarias como al mensajero y al personal de servicio que han dado el máximo de sí para ponerse a tono con las altísimas y constantes exigencias de la Junta. Quienes nos sigan en los diferentes cargos pueden estar seguros de que cuentan con buenos colaboradores para continuar el intenso trabajo que exige hoy por hoy la Academia y que, no les quepa la menor duda, se multiplicará en el futuro próximo.

Capítulo especial amerita doña Emilia Gómez, nuestra querida bibliotecaria quien, a pesar y en medio de ingentes dificultades físicas originadas en la afección contra la cual ha luchado tan denodadamente, se ha ido adaptando también al sofisticado equipo con el que hoy cuenta la biblioteca y ya finalizó la recopilación de las tesis de grado que posee la Academia.

Más allá de nuestras fronteras

El Presidente viajó a Montevideo, Uruguay, donde participó en la XII Reunión de Presidente de la ALANAM que tuvo lugar del 16 al 18 de marzo de 1995, donde representó a nuestro país y en la que presentó las ponencias “Problemas Médicos y Sociales de la Gerontología” y “Suministro de Aguas Potables” en Colombia.

El 23 de noviembre de 1995 el Académico Rueda Pérez viajó a la ciudad de Quito, Ecuador, en donde participó en el Congreso sobre Biopatología Andina y Tropical con una ponencia sobre la Violencia en Colombia. Esta reunión fue organizada por el doctor Rodrigo Fierro Benítez, Presidente de la Academia Ecuatoriana de Medicina, quien invitó a nuestro Presidente a tomar parte activa en el mencionado Congreso.

Con ocasión de esta reunión en Quito, con la presencia del nuevo Presidente de la ALANAM, doctor Rodrigo Fierro Benítez, y del Secretario Alterno de dicha Organización, doctor Jorge Voto Bernales, el Académico Alberto Albornoz-Plata, quien había sido previamente elegido por las Academias que componen la ALANAM como su Secretario Permanente, en remplazo del desaparecido Académico Alberto Cárdenas-Escovar, se posesionó en su honorífico cargo, con lo cual Colombia conservó la sede de dicha Secretaría, de acuerdo con los Estatutos.

El futuro

La transformación de la Academia no ha hecho más que comenzar, por lo tanto es mucho lo que se puede prever en el camino que se abre en el panorama de la nueva Junta. Se ha autorizado la ampliación de la capacidad de los computadores y se hace necesaria la contratación de una secretaria ejecutiva, con altísima experiencia en sistemas, para enfrentarse al trabajo de la ALANAM y para colaborar con el personal actual de secretaría, cuyas capacidades están muy próximas a coparse del todo. Está ya aprobada, y por lo tanto muy próxima a concretarse, una donación importante de la B.P. que se ha planeado utilizar en la consecución de un tercer computador, del mismo tipo de los ya existentes en las secretarías, y que se colocaría en la oficina donde atiende el Secretario Permanente de la ALANAM y su auxiliar, quienes tienen por delante un ingente trabajo para buscar el crecimiento continental del pensamiento Académico luso-hispano-americano.

En cuanto a la biblioteca se refiere, es necesaria la contratación de una bibliotecóloga con experiencia en la metodología moderna de esta ciencia, con el fin de lograr que nuestra biblioteca deje de ser un depósito de libros y se convierta, con la ayuda de los sistemas electrónicos que posee y de las interconecciones con varias redes de informática científica y cultural, ya existentes, en una biblioteca realmente operante y útil, por lo tanto, para la comunidad científica nacional y, por qué no decirlo, continental.

En cuanto a audiovisuales, se ha adquirido un retroproyector automatizado, indispensable para las presentaciones de muchos conferencistas. Es necesario también, y se debe impulsar a su utilización, el sistema de proyección de imágenes originadas en un computador.

Ciertamente este sistema es costoso, pero nos encontramos ante las puertas del futuro que generosas se abren hoy a la Academia y la historia será muy dura con nosotros si dejamos pasar estos momentos, tanto en relación con la tecnología mencionada como frente a la problemática médica y de salud de nuestra nación.

Los que se han ido

Faltaríamos a la norma más elemental de agradecimiento a sus enseñanzas y sus ejemplos de vida y a la consideración de sus altísimas cualidades morales científicas y académicas, y sería desconocer los grandes aportes que hicieron cada uno de ellos en su momento a esta Academia, si no recordáramos hoy con pesar, los nombres de los Académicos Honorarios Alberto Cárdenas·Escovar, José Francisco Socarrás, Héctor Pedraza Mendoza, Carlos Márquez VilIegas y Julio Araújo Cuéllar, lamentablemente desaparecidos en el período que hoy termina.

Asistencia de los académicos

No es el momento de echar en cara a nadie fallas en la asistencia a las sesiones. Quiero referirme más bien a un hecho muy interesante que he observado en el transcurso de estos dos años: la asistencia ha sido abundante, numerosa, a las sesiones donde se han tratado temas generales de salud, de cambios gubernamentales relacionados con el ejercicio médico, de ética y de educación médicas, así como en aquellos en los que se han mencionado los problemas de salud pública. Por el contrario, las presentaciones especializadas no han contado con muy buena asistencia de Académicos.

Cabe preguntarnos ¿por qué? Pienso que quizás la respuesta está en la finalidad Académica, al servicio primordialmente de los problemas nacionales que atañen a la salud y con la actividad de quienes tenemos que ver con ella. Como moraleja podemos recomendar a quienes nos siguen que continúen con el plan de organizar reuniones tendientes a solucionar los graves y grandes problemas de salud pública y todos aquellos que afectan al médico, tanto laboral como económicamente, puesto que estos son hechos que han salido a la luz claramente en muchas de las sesiones habidas en este recinto y van a incidir directamente en la calidad del acto médico.

Es por lo tanto nuestra responsabilidad y mucho la de quienes sean elegidos en los puestos directivos de la Corporación.

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!