Sordera Profunda, Resultados

Los resultados obtenidos en los 18 pacientes son realmente satisfactorios. Tal como era esperado, los mayores beneficios son recibidos por aquellos individuos con sorderas poslinguales de corta evolución. Los datos biográficos más relevantes se presentan en la Tabla 2.

Etiología y edad pérdida auditiva

Del grupo de pacientes, 4 utilizan el procesador denominado Mini Speech Procesar (MSP) y los 14 restantes utilizan la nueva generación de procesador de habla conocido como Spectra 22. Cinco pacientes utilizaron por un período entre 3 y 12 meses el antiguo procesador e hicieron el cambio al Spectra 22, en todos los casos con significativa mejoría. El modo de estimulación utilizado por los pacientes es Bipolar, en la modalidad BP+ 1, utilizando entre 17 y 22 electrodos.

En la paciente con sordera por otoesclerosis (caso 15) los electrodos más basales produjeron estimulación táctil yen el paciente con parotiditis (caso 18), dos electrodos basales produjeron sensación dolorosa: aquellos electrodos que producen sensaciones diferentes a la auditiva, han sido desprogramados. En ninguno de nuestros pacientes se ha presentado estimulación del nervio facial.

Los resultados obtenidos por los pacientes con sorderas postlinguales se resumen en la Tabla 3.

Pruebas percepción auditiva

Es de resaltar que los cuatro pacientes están haciendo uso del teléfono desde el primer mes de programación y dicen poder escuchar la televisión y la radio, logrando una eficiente discriminación del lenguaje sin labiolectura.

Los resultados en los pacientes con sorderas perilinguales, como se observa en la Tabla 4, son de más lenta evolución. El primer paciente (caso 1), quien utiliza el implante desde hace 18 meses aproximadamente, logra alguna discriminación abierta, pero mantiene una eficiente comunicación oral/aural. Los otros dos casos han mejorado en las pruebas de contexto cerrado.

Pruebas percepción auditiva

A diferencia de los dos anteriores grupos, los pacientes con sorderas congénitas o prelinguales, especialmente aquellos de larga evolución, requieren de un intensivo entrenamiento auditivo para aprender a utilizar la información auditiva que reciben. Por lo tanto, los beneficios se dan a largo plazo y con expectativas inferiores con relación a los pacientes de corta evolución. Los pacientes adultos con sorderas prelinguales (casos 3, 4, 8, 10, 14) en general no lograrán adquirir habilidades de discriminación auditiva abierta sin ninguna clave visual, pero su comunicación se hace notoriamente más eficiente con el uso del implante más apoyo visual. En los niños (casos 2,5,7,9,16) el beneficio ha sido igualmente significativo, pero los resultados son preliminares teniendo en cuenta la corta utilización del implante. Sus resultados se resumen en la Tabla 5.

Pruebas percepción auditiva

Los resultados quirúrgicos han sido igualmente favorables. La única complicación se presentó en el caso 2, al octavo día postoperatorio, con una infección del colgajo retro auricular que respondió apropiadamente a la antibioticoterapia parenteral. La cacleasto mía se realizó sin dificultad en todos los pacientes, excepto en el caso 9 (meningitis) en el cual tuvimos que fresar un túnel óseo de aproximadamente 4 mm antes de encontrar la rampa timpánica, obteniéndose una inserción de 19 electrodos activos.

En los demás pacientes la profundidad de inserción fue atraumática con una profundidad siempre superior a los 22 electrodos activos.

En las figuras 3 y 4 se presentan los resultados en las pruebas de contexto cerrado (prosodia, discriminación fonética) y contexto abierto.

Resultados pruebas prosodia

Discusión

Los resultados obtenidos a la fecha son preliminares, considerando que el paciente logra una meseta en su ejecución hacia los dos años de uso del implante (7). Más aún, en los últimos pacientes implantados no se han cumplido los primeros tres meses de rehabilitación para hacer el control inicial de resultados.

Resultados discriminación fonética

Los hallazgos se han analizado relacionando las variables independientes y dependientes, especialmente aquellas que atañen al pronóstico.

Los resultados se han dividido en beneficios primarios, en áreas trabajadas dentro del proceso de rehabilitación, y beneficios secundarios en aquellos aspectos en los cuales hasta la fecha no se ha hecho intervención directa y que se considera se modifican en virtud de la retroalimentación auditiva ofrecida por la información acústica que brinda el implante.

Resultado discriminación abierta

Dentro del grupo de beneficios primarios los pacientes han obtenido una radical modificación en los umbrales auditivos y han mejorado en las pruebas de discriminación del lenguaje, desarrollando una mejor lectura labial cuando se tiene la información auditiva.

Como beneficios secundarios se han podido registrar cambios en las cualidades de voz y habla de los pacientes, aumento en su repertorio fonético, mayor seguridad y mayor autoestima, entre otros.

Los cambios en los umbrales audiométricos son inmediatos; aun al tomar una audiometría en campo libre terminando la primera sesión de programación, sin tener un mapa totalmente afinado y ajustado, ya el paciente muestra umbrales mínimos de audición muy por encima de sus resultados con audífono. En la medida en que se va ajustando el procesador del lenguaje, los umbrales mejoran y la curva toma una configuración plana que abarca desde los 250 hasta los 8.000 Hz, con un promedio tonal alrededor de los 45 dB.

En la figura 6 se ve la audiometría promedio en los pacientes implantados a la fecha. Los resultados en umbrales tonales son semejantes en los diferentes grupos de pacientes y por tanto se considera que no dependen de la edad, ni de la duración de la sordera. Estos hallazgos coinciden con los reportados en la literatura universal (20, 21, 22). En la medida en que el número de pacientes sea mayor, podrá realizarse un análisis estadístico completo de las variables que inciden en la obtención de unos mejores umbrales audiométricos.

Audiometría resultado implante coclear

Para el análisis de variaciones. en los resultados de las pruebas de discriminación de lenguaje, se ha utilizado la misma batería de pruebas prequirúrgicas y se han aplicado trimestralmente, modificando aleatoriamente la presentación de los ítems de estímulo para controlar la intervención de la memoria en la obtención de resultados.

El grupo de pruebas en el que se obtiene un mayor cambio en la etapa inicial de la rehabilitación (primeros tres meses) es el de aspectos prosódicos del lenguaje, a nivel de entonación, acentuación y duración de las palabras. En las pruebas de discriminación fonética en contexto cerrado igualmente se observan cambios importantes en los pacientes, como se aprecia en las tablas 2, 3, 4 Y5.

Los beneficios a nivel de discriminación abierta se restringen a los pacientes con sordera perilinguales ypostlinguales. Es posible que en el grupo de niños, pasado más tiempo, se logre discriminación en contexto abierto.

Nuestros pacientes han recibido beneficios secundarios importantes. A pesar de no haber realizado ningún trabajo de intervención en estos aspectos, han mejorado sus cualidades de voz desde los primeros meses de uso del implante coclear. En todos los casos se ha observado un mejor manejo de la intensidad y entonación en la voz; el repertorio fonético ha aumentado considerablemente y la producción de los diferentes fonemas es cada vez más precisa.

Sus relaciones familiares, sociales y laborales, en el caso de los adultos, igualmente se han beneficiado. Los pacientes, en general, se muestran más seguros al enfrentarse al grupo oyente; logran un mejor manejo de situaciones comunicativas en ambiente ruidoso o con baja intensidad de luz. Alos pacientes adultos se les facilita actualmente realizar sus actividades con mayor independencia, al recibir información auditiva medio ambiental (por ejemplo, pueden oír el timbre de la puerta, el teléfono, etc.).

Los niños han logrado una buena integración con su grupo escolar y están logrando aprendizajes rápidos, mejorando en todos los aspectos de discriminación auditiva.

La incidencia de complicaciones qUlrurgicas en nuestros pacientes fue muy baja y corresponde al grupo de complicaciones menores descrito en la literatura (23).

Conclusiones

Los Implantes Cocleares tienen sus indicaciones y sus limitaciones y sólo una completa evaluación clínica y audio lógica define cuáles son los pacientes que pueden beneficiarse con esta cirugía.

Los implantes ofrecen una rehabilitación al sordo profundo en diferentes aspectos del lenguaje, como los rasgos prosódicos (duración, intensidad y entonación) además de la percepción de rasgos fonéticos de vocales y consonantes que, combinados con la labioescritura, mejoran las habilidades comunicativas en los ambientes social y laboral.

Los mejores candidatos son los pacientes con sorderas postlinguales que perdieron su audición y la recuperan con el implante, logrando obtener discriminación del lenguaje sin claves visuales.

En los niños, a largo plazo, los resultados son igualmente significativos. De la misma forma, en el paciente adulto con pérdidas profundas congénitas o adquiridas tempranamente en su vida, se obtiene mejoría en la percepción de sonidos ambientales y voces; mejoran las habilidades de labio escritura cuando utilizan simultáneamente la información autitiva que recibe; el manejo de su voz y la articulación mejoran sensiblemente y, en general, logran un mejor desempeño en situaciones comunicativas cotidianas.

Los logros obtenidos hasta la fecha en los pacientes adultos con sordera prelingual son promisorios, dentro de una adecuada perspectiva, teniendo un claro esquema de las expectativas reales que pueda ofrecer el implante a estos sujetos y, siendo éstas claramente conocidas por el paciente y su familia, es una opción válida para ofrecer al individuo sordo que se desempeña dentro de un contexto oyente que desea beneficiarse de una mejoría en sus umbrales auditivos en pro de su bienestar familiar, social y laboral.

Bibliografía

1. GANTZ 13, WOODWORTlI G. Abbas P, Knutson ,J, Tyler S. Multivariate prec!ictors ofauc!iological SuCC(~S with multichannel cochlear implants. Ann Otol Rhinol Laryngol 1993; 102; 909-916
2. ClIEN NL, WALTZMAN S, Fisher SG. A Prospective ranc!omizec! stuc!y of Cochetear Implants. N Engl J Mec! 1993; 328: 233-237
3;:l. STALLER SJ, 13EITER AL, 13rimacombre ,JA, etal. Pec!iatric performance with the Nuclcus 22-channcl cochlear implant system.Am J Oto11991; 12 (supp!): 126-363.
4 MYAMOTO RT, OS13ERGER M,J, R013BINS A, MYRES WA, KESSLER K. Prcli ngually c!eafenec! chilc!ren’s performance with Lhe nucleus m uitichannel cochlear implant. Am ,J OLol 199:3; 14: 437-45.
5.STALLER SJ, DOWELL RC. BEITER AL, 13RIMACOMBRE JA. Perceptual abiliLies ofchilc!ren with Lhe Nucleus “channel cochlear implanL system. Ear lIear 1991; 12(supp!): 34S-47S.
6. BRIMACOM13E JA. BEITER AL, 13ARKER ML, et al. Cochlear implanL results in pre/perilinguistically c!eafcnec! ac!ults Presentec! at the 92ncl Annual Meeting of the Am Acac!emy of Otolaryngology, Washington, 1989.
7.WALTZMAN S13. COIlEN NL, SlIAPIRO WlI. US(~ ofa multichannel cochlcar implanL in Uw congenitally anc! prelingually cleaf populaLion. Laryngoscolw 1992; 102:395399
8.GARCIA JM, BAIWN DE OTERO e, GARCIA ,J, eL al. Surgical treaLment and rchabilitation of prelingually ami perilingually cleaferwc! chilc!ren ami ac!ults with the nucleus multichannel cochlear implant. ENT ,Journal 1994; 73: 169-175.
9. 13LAMEY PJ, PYMAN BC, GORDON M, et al. Faetors predieting postoperative sentence scores in postlinguistically dear ac!ult cochlear implant patients. Ann Otol Rhinol Laryngol 1992; 101: 342-348
10 GANTZ BJ, TYLER RS, KNUTSON JF, et al. Evaluation offive c!ifferent coehlear implant c!esigns: auc!iologic assessment and predietors of perfomance. Laryngoscope 1988; 88: 1100-1106.
11. GANTZ BJ. Issues ofcanc!ic!ate selection for a cochlear implant. Otolaryngol Clin North Am 1989; 22:239-247.
12. YUNE HY, MIYAMOTO RT, YUNE ME. Mec!ieal imaging in eochlear implant eanc!ic!ates. Am J Otol 1991 12(st!pp1) 11-17
13 13 ALKANY JT, DREISBACH JN. SIEBERT CE. Radiographic imaging of the eochlear implant eandic!ate: preliminary results. Otolaryngol Head Neck Surg 1986;95:592-597.
14. FRITZA W. EISr~NTWORT B. Preoperative appraisal of cochlear implant results by means of eleetrical promontory stimulation: preliminary reporto Areh Otolaryngol 1984;239:263-266.
15 ROTlIEERA M, CONWEY M. BRIGGTHWELL A, GRAHAM J. Evaluation of patients for cochlear implant by promontory stimulation. Br J Audiol 1986;2025-28.
16. OWENS E, KESSLER D. TELLEN C, et al. The minimal auditory capabilities battery. Auditee. St. Louis. 1981.
17. TYLERR, PREECEJ, LOWDERM. Thelowacochlear implant tests The University of Iowa. Iowa City, 198,3.
18. GEERS AE, MOOG JS. Early speech perception battery. St Louis, Central Institute for the Dea/”, 1990.
19. MIYAMOTO RT, MADDOX E, BALKANYT. HOUSE W Luetje CII, LUXFORD WM., NOVAK; MA. Meclical ancl surgical issues in cochlear implants. Am J Otol 1991;12(suppll:18-21.
20. CARCK G. TONG y PATRICK J. Cochlear prosthesis. Churehill Livingstone, 1990.
21. COOPER H eochlcar Implants: a practical guide. Singular Publishing Group,Inc 1991.
22. Clinical 13ulletin Cochlear Corporation. Sept. 1990.
2:3 WE1313 RL LENI-IARDT E. CLARK; GM LASZING R. PYMAN BG, FRANZ BK. Surgical complieations with the cnchlear multiple channel intracochlear implant. Experienee at Hannover ancl Melbourne. Am Otol Rhinol Laryngol 1991;100: 1:31-13

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!