El Psicoanálisis dentro del Contexto Científico

III

Por lo expuesto anteriormente es por lo que es necesario tener en cuenta las definiciones del psicoanálisis; Freud con sus descubrimientos clínicos y teóricos, organizó un cuerpo de conocimiento, un método de investigación, un tratamiento clínico verbal, una técnica y una agrupación científica internacional.

Si bien el concepto de energía aparece en cualquier ciencia, en el psicoanálisis basamos nuestro modelo teórico en el concepto energético, el cual opera en una forma específica para entender cómo se constituye un aparato mental que funciona con base en lo orgánico. Es el estudio comparativo histórico el que nos permite comprender mejor los diferentes modelos psicoanalíticos, los que aparecen en ocasiones disgregados y contradictorios; sin embargo, existen tendencias epistemofílicas e integradoras que nos dan la posibilidad de llegar a la construcción lógica de un modelo de modelos psicoanalíticos.

Otro aspecto necesario de mencionar es el de cuán importante es adquirir la identidad psicoanalítica y formarse como analista, sin olvidar que el sólo conocimiento intelectual teórico y técnico no hace del sujeto un psicoanalista; éste se forma dentro de una construcción lógica e ilógica o emocional significativa en el proceso analítico e institucional.

De todas maneras tendremos que ubicar el psicoanálisis dentro del contexto científico, más cuando su estudio se hace sobre el funcionamiento mental, que no opera aislado de todo el conjunto, que es el hombre. Por lo tanto, es necesario estudiar otras ciencias, las que enriquecerán los descubrimientos psicoanalíticos.

El psicoanálisis es en realidad la proposición de un sistema deductivo que puede considerarse en diferentes niveles y ordenamientos; de tal manera que los postulados y supuestos surgidos de la teoría no son sino la correspondencia de los hechos de la experiencia clínica. La gran diferencia con las otras ciencias está en que el psicoanálisis opera con la subjetividad y la objetividad de dos sujetos; el analista y el analizado. Por lo tanto, la validez de nuestra ciencia y la de otras es cuestión de posibilidad e incertidumbre en un continuo descubrimiento.

El psicoanálisis obviamente es hecho por el psicoanalista, quien se tendrá que formar en instituciones específicas para tal fin. Existen reglas institucionales y leyes nacionales así como internacionales que tratan de reglamentar la práctica. Nuestra ciencia sigue en desenvolvimiento, y en un futuro seguramente se encontrarán nuevas soluciones en los distintos procesos que participan en toda la formación, desde el simple desarrollo individual humano y el institucional hasta el conocimiento, los que pueden en determinado momento participar sincrónicamente para luego dejarlos discrónicos en la libertad del sujeto que interviene en ellos.

Para ubicar el psicoanálisis en Colombia es necesario traer los hechos ocurridos en el mundo en general, y en especial en el ibero y latinoamericano; para tal fin es necesario consultar los trabajos publicados en la obra: “Psicoanálisis Ayer, Hoy y Mañana”5 ; por eso traigo los trabajos de mis colegas que se refieren a lo ocurrido por fuera de nuestro país, además de algunos acontecimientos que viví en los inicios de mi formación y antes de ella.

Lo sucedido, y lo que en la actualidad está pasando es importante para poder pensar qué puede ocurrir en el futuro del psicoanálisis, el cual seguramente seguirá proliferando no sólo como una parte más de nuestra cultura, sino como práctica ejercida por personas que se vuelvan psicoanalistas con formación metodológica o sin ella, lo cual esto último, no solo es peligroso y es otra vía, sino que es anticientífico; de ahí la necesidad de dialogar, discurrir y discutir sobre estos temas, para que de la investigación en las diferentes áreas psicoanalíticas surjan otras preguntas y respuestas que nos aclaren el cambio.

El lector paciente que acabe de leer sabrá comprender mi intención, la cual es la de llevarlo en forma dinámica por el camino del conocimiento psicoanalítico desde su ubicación científica hasta los hechos históricos y su funcionamiento actual, con la perspectiva futura.


5 G. Sánchez Medina, Industrias Gráficas Gaviota, 1990.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!