Atención del Paciente con Enfermedad Renal Crónica Progresiva

8.2. 

74. Se sugiere manejar en un entorno multidisciplinario de atención a las personas con enfermedad renal crónica progresiva.

Recomendación Trazadora(Recomendación débil a favor, calidad de la evidencia moderada)

75. El equipo multidisciplinario debe incluir o tener acceso a consejería sobre aspectos dietéticos, educación y consejería acerca de diferentes modalidades de terapia de reemplazo renal, opciones de trasplante, cirugía de acceso vascular, y atención ética, psicológica y social.

Recomendación Trazadora

( Sin Gradar)

Punto de buena práctica clínica 

  • El equipo multidisciplinario debe incluir y ser liderado por un especialista en nefrología

En la siguiente sección se describen las estructuras recomendadas y los hitos clave para las personas con enfermedad renal crónica progresiva. Las recomendaciones están destinadas a modelar las mejores prácticas, pero se aprecia que diferentes sistemas de atención de la salud, cuestiones geográficas y consideraciones económicas tendrán habilidades variables para poner en práctica estas recomendaciones.

Los aspectos clave (hitos) de la atención a personas con ERC progresiva, que se acercan a final de la vida o la opción de terapia de reemplazo renal se abordan en esta sección.

(Lea También: Programación del Inicio de la Terapia de Reemplazo Renal)

8.2.1. Razones para la recomendación

El cuidado óptimo es aquel que conduce a los mejores resultados para el individuo, la población y la sociedad. El modelo de cuidado varía de acuerdo con la gravedad de la ERC, la cual determinará la población objetivo y las metas.

Estas recomendaciones se formulan para abarcar de manera predominante aquellas personas que es probable que avancen hacia la enfermedad renal crónica terminal. Los modelos de ERC de cuidado siguen los mismos principios incorporados en el modelo de cuidado de enfermedad crónica (figura 18).

Los componentes específicos para los modelos de cuidado de la ERC incluyen: protocolos para laboratorio y visitas clínicas; atención a comorbilidades cardiovasculares y comorbilidades asociadas a la ERC tales como anemia; un programa de vacunación; un programa de educación que incluya tanto la ERC general como educación en la terapia de reemplazo renal (incluyendo administración conservadora donde sea apropiado); autogestión; modificación del estilo de vida incluyendo dieta, ejercicio y hábito de fumar.

Modelo de cuidado de la ERC

Implicaciones para práctica clínica y política pública.

La ERC es una condición compleja y coexiste con muchas otras condiciones. Por lo tanto, los modelos de cuidado deben desarrollarse de forma que integren la complejidad de las condiciones clínicas implicadas, filosofías centradas en el paciente y el ambiente de cuidado de la salud. Los principios de cuidado son universales, pero la implementación puede ajustarse a la medida de circunstancias específicas.

Guía para Tratamiento de la Enfermedad Renal Crónica

8.2.2. Ajustes para la implementación en el contexto colombiano

El grupo de trabajo para la adopción de la guía consideró que los equipos multidisciplinarios deberían ser liderados por nefrólogos, porque el grupo de pacientes que más se beneficia por el manejo en un grupo multidisciplinario corresponde al de alto riesgo, quienes requieren ncesariamente de la consulta especializada de nefrología. Por lo tanto, se incluyó este punto de buena práctica a las recomendaciones elaboradas por KDIGO.

8.2.3. Brechas en la investigación

El GDG de la guía KDIGO no redactó recomendaciones de investigación sobre la atención del paciente con ERC progresiva. El grupo de trabajo para la adopción de la guía tampoco identificó brechas de investigación relacionadas con este tema.

Ver Más de Guías para Médicos, CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!