Fundamentos de Endocrinología Ginecológica, Introducción

Dr. Germán Barón Castañeda, M.D.

Desde tiempos remotos la humanidad ha tenido muchos interrogantes con respecto al proceso reproductivo sin lograr hasta el momento la explicación total de este enigma. Por muchos siglos se trató de interpretar con teorías algo mágicas, como los “homúnculos” de los griegos. Ya hace parte de la historia moderna la magistral descripción anatómica que De Graaf hace del folículo ovárico. Gracias a los avances tecnológicos del presente siglo la ciencia ha podido progresar de una manera vertiginosa. Parece mentira que cosas que hoy nos parecen muy obvias tengan pocos años de haber sido descubiertas. El área de la endocrinología ginecológica no escapa a este avance; se describen las primeras hormonas, se reconocen factores liberadores hipotalámicos, se asilan receptores; el auge del radioinmunoanálisis en la década de los setenta permite correlacionar las alteraciones patológicas con los hallazgos bioquímicos.

El conocimiento cada vez más profundo de las hormonas llevó a sintetizar nuevos compuestos que nos han permitido manipular el proceso reproductivo. Así en menos de cuarenta años hemos visto la evolución de los anticonceptivos hormonales, desde las primeras píldoras con gran cantidad de efectos secundarios hasta las nuevas casi libres de ellos; es innegable el impacto que este descubrimiento ha tenido sobre la demografía mundial. En forma casi paralela el conocimiento cada vez más profundo del ciclo ovárico ha permitido el avance de nuevas tecnologías en reproducción asistida llegando hasta extremos tan absurdos como la tan discutida clonación de seres humanos.

Todos estos cambios hacen que cada día se produzcan toneladas de información nueva que hacen imposible que un médico, así tuviese la oportunidad de leer 24 horas diarias, pueda abarca todo el conocimiento.

Desde hace ya varios años cuando asumí la dirección de la Unidad de Investigación Clínica en Reproducción Humana del Hospital Infantil “Lorencita Villegas de Santos” me enfrenté a un problema: no encontré texto alguno que llenara totalmente mis expectativas como docente. La mayoría de libros de endocrinología ginecológica son dirigidos a subespecialistas o tienen enfoques diagnósticos y terapéuticos que por sus costos elevados no son aplicables en nuestro medio.

De ello surgió la idea de escribir este texto. Su objetivo principal es aportar una serie de conocimientos básicos sobre endocrinología que puedan ser aplicados en dos medios: el más importante, para los residentes de ginecología y obstetricia quienes encontrarán los fundamentos teóricos para el diagnóstico de las principales entidades nosológicas; en segunda instancia los estudiantes de pregrado encontrarán las bases que requieren como médicos generales. Seguramente quien busque en este libro un tratado extenso sobre la materia, con los últimos descubrimientos en biología molecular y bioquímica, quedará frustrado ya que no es el fin que he pretendido.

El esquema que he seguido ha sido el de partir de algo que he considerado fundamental: la fisiología. Quien no logre entender el alcance de la primera parte, seguro tendrá vacíos para entender los capítulos relacionados con la clínica. En la parte de Trastornos ovulatorios se dan pautas generales para la comprensión fisiopatológica de las diversas entidades, así como algún enfoque diagnóstico y terapéutico, de forma que sea fácilmente aplicable en nuestro medio, con el menor costo posible y con los recursos tecnológicos disponibles; a todo esto se suma algo de experiencia personal. La última parte del libro hace un viraje partiendo de la endocrinología del embarazo, capítulo fundamental para la integración entre la ginecología y la obstetricia. Termina con el enfoque endocrinológico actual del climaterio, considerado en todo el mundo como uno de los principales problemas de salud pública.

Son muchas las personas que han contribuido en la elaboración de este libro. En primer lugar, los residentes de nuestro departamento quienes se han encargado de mantener viva la llama de lectura y actualización y a quienes va dirigido especialmente este texto. En segundo lugar, pero por ello no menos importante, el profesor Jesús Alberto Gómez Palacino, pionero de la ginecobstetricia en Colombia, quien no sólo me ha apoyado como docente y amigo, sino quien tuvo a su cargo la corrección de mis escritos. Al doctor Leon Speroff a quien sin haber tenido la oportunidad de conocer personalmente, lo he considerado como un maestro; los conocimientos que he adquirido en su libro han sido fundamento de mi práctica diaria, de ahí que muchos de los enfoques sean similares a los planteados por él. Y por último, siendo las más importantes, a todas mis pacientes quienes me han brindado la oportunidad y paciencia de aprender y adquirir experiencia de sus problemas.

GERMÁN BARÓN CASTAÑEDA, M.D.

Dedicatoria

FUNDAMENTOS
DE ENDOCRINOLOGÍA
GINECOLÓGICA

Esta obra se la dedico a mi esposa Lilia
y a mis hijos Juliana y Andrés
quienes han tenido la paciencia
de tolerar las múltiples hora de trabajo.
A la memoria de mi padre
quien fue mi gran maestro de medicina

GERMÁN BARÓN CASTAÑEDA, M.D.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!