Y Ahora estamos Cuidando los Jardines

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

Imagyohevisto
Yahoraestamoscuidandolosjardines

El Departamento Unificado de Ginecología y Obstetricia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cartagena fue creado en noviembre de mil novecientos cincuenta y nueve, justo dentro de la renuncia masiva de docentes, y surge al fusionarse los servicios de Obstetricia y Ginecología. Se iniciaban de esa manera en la Facultad y en la Universidad, dos nuevas posturas que se estaban haciendo universales y que habían brotado en los Estados Unidos en los años anteriores. La primera era la departamentalización de la enseñanza de la medicina. Las unidades, secciones, clínicas, salas y servicios se agrupaban ahora por especialidad y daban paso a los Departamentos. Por otro lado, dos áreas de desempeño clínico que habían estado distanciadas dentro del modelo médico francés, tan distanciadas y hasta cierto punto antagónicas que el doctor Álvaro Ramos Olier dijo en una ocasión que los ginecólogos no querían saber nada de la mujer embarazada y los obstetras no se metían en los terrenos de la ginecología. Los obstetras y los ginecólogos estaban muy separados: sólo se acercaban para entrar en controversia cuando se trataba del embarazo ectópico, ya que cada especialista lo reclamaba como propio. Ahora, en el modelo norteamericano, la especialidad era una sola y el profesional se formaba y podía ejercer tanto la Ginecología como la Obstetricia. La aplicación de esta nueva propuesta universal, situaba la Facultad de Medicina en la onda mundial, y contribuía a facilitar la solución a la situación presentada por la huelga, en la cual había salido el jefe de Ginecología, doctor Napoleón Franco Pareja, y renunciado el jefe de Obstetricia, doctor Juan Barrios Zapata.

También para esas épocas, comenzaron en el país, siguiendo corrientes mundiales, a organizarse y a definirse los programas de postgrado médico – quirúrgicos, o sea las especialidades médicas. Antes de esas fechas, al finalizarse los estudios médicos y obtener la titulación respectiva, el médico recién graduado podía aspirar a quedarse en el Hospital y escoger el área de su preferencia, cumpliendo la llamada Jefatura de Clínica, usualmente por un período de dos años, lo que le aportaba experticia en el manejo específico y tal vez especializado de algunas patologías. Esos jefes de Clínicas solían ser asignados al arbitrio por el jefe del servicio.

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia de la Facultad de Medicina, en el año mil novecientos sesenta y dos se inician formalmente los estudios de postgrado, para la formación de Especialistas en Ginecología y Obstetricia. En el año de mil novecientos sesenta y cuatro egresa el primer especialista, el doctor Manuel Sequeda Mercado. También al comienzo era señalado al arbitrio por el jefe del Departamento, quién entraba a hacer la especialidad.

Usualmente, lo escogía por las cualidades que hubiese demostrado mientras realizaba el pregrado. Ya en el inicio de la década de los setenta, por propuesta del doctor Boris Calvo Del Río, que era docente del Departamento de Ginecología y fundador del Departamento de Postgrado, se comenzaron a realizar exámenes de admisión para ingresar a realizar la especialidad.

En toda la historia, desde el sesenta y cuatro hasta el dos mil ocho, hemos sido graduados ciento treinta y cinco (135) profesionales médicos, como Especialistas en Ginecología y Obstetricia, y estamos por el mundo cuidando los jardines de la humanidad, o sea, a las mujeres, adecuadamente capacitados para atenderles todo lo relacionado con la gestación y con las enfermedades relacionadas con su aparato genital.
ESPECIALISTAS EN GINECOLOGÍA
ESPECIALISTAS EN GINECOLOGÍA2

De los ciento treinta y cinco, hemos egresado ciento nueve (80.7%) varones y veintiséis (19.3%) mujeres. En la década de los sesenta: nueve egresados (6.6%), todos ellos varones.

En la década de los setenta: dieciséis egresados (11.8%), de ellos catorce varones y las primeras dos mujeres. En la década de los ochenta: veintiún egresados (15.5%), siendo cuatro las mujeres. En la década de los noventa los egresados fueron: cuarenta y tres (31.8%), incluidas seis mujeres. En los primeros ocho años de la primera década del dos mil: son cuarenta y seis egresados (34.1%) con presencia de catorce mujeres.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!