En El Espejo

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

Imagyohevisto

EN EL ESPEJO

El Departamento de Ginecología y Obstetricia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cartagena, para la primera década del siglo veintiuno, imparte a estudiantes de pregrado, los conceptos básicos de Ginecología y Obstetricia, a través de la asignatura “Medicina de la Mujer”. En el proceso enseñanza – aprendizaje se aplican importantes posturas, lineamientos, directrices, conceptos teóricos y herramientas docentes que están implícitas en la corriente constructivita de la educación. La estructura curricular se apoya y se desarrolla fuertemente en todos y cada uno de los fundamentos ya teorizados que hacen válida y vigente la estrategia denominada: Aprendizaje Autónomo.

El aprendizaje autónomo es un proceso educativo que estimula al alumno para que sea el autor de su propio desarrollo y crecimiento en un área específica del saber. Con el aprendizaje autónomo se rompen los esquemas educativos que llevan al estudiante a mantenerse en una superficialidad conceptual, y en una evidente pobreza de habilidades cognitivas y lingüísticas. El aprendizaje autónomo facilita e induce al estudiante a construir por sí mismo el conocimiento, fomenta la costumbre de la lectura rápida y comprensiva, despierta el hábito continuo de la curiosidad científica, induce al análisis y a la síntesis, estimula la conversación con el uso de un vocabulario coherente y genera espacio para incursionar en la comunicación escrita. El aprendizaje autónomo, por su carácter implícito de ser personal y multifacético, es capaz de dejar sólidas bases que incentiven la posterior búsqueda individual y no escolarizada de la verdad científica, como elemento puntual de la Educación Médica Continuada.

El estudiante de Medicina cursante de la asignatura Medicina de la Mujer, siendo el centro del proceso de enseñanza – aprendizaje, deberá aprovechar y apropiarse de la información presentada en las diferentes técnicas docentes puestas en juego, bajo la presencia tutorial del docente, y permanecer dentro de una espiral continua de crecimiento conceptual y de destrezas médico – quirúrgicas, que lo lleven a un profundo y sólido conocimiento, acorde con su futura labor de Interno y luego de Médico general.

La pedagogía para el Aprendizaje Autónomo permite al estudiante, además de elaborar y estructurar sus propios elementos del conocimiento, relacionarlos con los conocimientos elaborados por sus compañeros de clase, e interactuar en un nivel adecuado con el docente. El aprendizaje autónomo promueve en el alumno el deseo permanente de la comunicación y estimula la necesidad de compartir los conocimientos adquiridos y los descubrimientos; por ello, ofrece dentro del proceso enseñanza – aprendizaje, las instancias para las socializaciones. Se genera por tanto un flujo continuo de ideas y opiniones, flujo de doble vía, de docentes a estudiantes, de estudiantes a docentes, favoreciéndose el dialogo, la adquisición de un lenguaje técnico – científico y la participación activa de los estudiantes en las diferentes actividades docentes, sobre todo en los conversatorios, así como en la sustentación de las monografías y trabajos de investigación epidemiológica. La construcción del conocimiento dentro del modelo de aprendizaje autónomo es continua, diaria y sin par, generando procesos de pensamiento.

El aprendizaje autónomo proporciona al docente y al estudiante valores de rectitud, integridad y de mucha honradez intelectual. Genera en docentes y estudiante un espíritu crítico y le da herramientas para desarrollar intervenciones bien argumentadas, lo cual es una exigencia de las circunstancias actuales.

Con el objetivo de evaluar desde la perspectiva del estudiante el desarrollo, el impacto y los aportes que brinda la asignatura Medicina de la Mujer, implementada bajo los criterios de aprendizaje autónomo, se diseñó un estudio transversal de opinión con enfoque de auto evaluación aplicado a las cohortes de estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cartagena, Colombia, que cursaron la asignatura Medicina de la Mujer en el segundo periodo académico – 2006, primer periodo académico – 2007, segundo periodo académico – 2007 y primer período académico – 2009.

Se estructuró un formulario de auto evaluación de la asignatura, que fue aplicado a todos los estudiantes el último día del curso, previo a la valoración escrita final de conocimientos, solicitándoles el llenado de todos los ítems presentados. El formulario evalúa de forma anónima la opinión del estudiante sobre la estructuración del programa, su puesta en práctica, su desarrollo, su alcance, la labor docente, los logros generados y permite definir fortalezas, deficiencias y debilidades. Dieciséis indicadores fueron establecidos, los cuales se podían calificar como deficiente, malo, regular, bueno o excelente. Se realizó suma y promedio de las calificaciones aportadas a cada uno de los indicadores. Se realizó sumatoria de las opiniones ‘bueno más excelente’ y se considera como el parámetro más satisfactorio de valoración. Las cifras presentan el porcentaje de estudiantes que consideraron a cada indicador como de desarrollo ‘Bueno + Excelente’.

El promedio de valoración global, es el porcentaje de estudiantes que consideraron integralmente al Departamento de Ginecología y Obstetricia como ‘bueno + excelente’ En la cohorte primer periodo académico – 2009, se realizó valoración cuantitativa ascendente (de uno a cinco) de la calificación otorgada por los estudiantes, calculando un promedio para cada uno de los indicadores y un promedio de valoración global, que señalaría la nota total y definitiva que los estudiantes le asignarían en conjunto al Departamento de Ginecología y Obstetricia y su asignatura Medicina de la Mujer. Uno sería equivalente a deficiente, dos a malo, tres a regular, cuatro a bueno y cinco a excelente.

Se incluyen en la valoración todos los formularios que fueron devueltos por los estudiantes que cursaron los cuatro periodos académicos ya señalados.

Ciento setenta y un estudiantes, cuarenta y cuatro de la cohorte del segundo periodo académico – 2006, treinta y ocho de la primera – 2007, cuarenta y cinco de la segunda – 2007 y cuarenta y cuatro de la primera del 2009, devolvieron los formularios de auto evaluación completamente diligenciados, 98% de los estudiantes que realizaron el curso.

Todos están incluidos en la presente valoración.

AUTOEVALUACIÓN POR ESTUDIANTES

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!