La Psicología y el Psicoanálisis

Ejemplos Médico Clínicos

El psicoanálisis, tan divulgado, es por muchos criticado, porque lo desconocen, y los que lo hacen se atreven hablar mal de él por unos escritos de Freud. Sería igual a que se hablara mal de Galileo porque no descubrió los virus filtrables y el microscopio electrónico, o de Colón un porque no prendió el guaraní o el chibcha.

Se critica a la psicología profunda o psicoanálisis por ser solamente sexual; eso es falso. Recordamos un paciente que en su tratamiento quejábase de los analistas como pansexualistas y ante el silencio del médico concluyó encontrando que él era el pansexualista. Si siguiéramos el mismo criterio, podríamos decir que el psicoanálisis es también panhostil o pandestructor.

La psicología profunda no sólo estudia lo sexual sino lo agresivo y la solución de las contradicciones inherentes al ser humano en la sociedad. Es el hombre al desnudo ante sí mismo y su descubrimiento. Recordemos que el hombre como el niño aprende y recuerda mejor cuando él mismo descubre la solución o la causa; y es así, como en la Psicología profunda, el ser se encuentra y descubre así mismo y también así su libertad; porque si uno no tienen libertad, muere.

En la psicología profunda se destruyen mitos, falsas creencias, malentendidos, tabúes y dejan la verdad escueta y desnuda ante la realidad. No trata sólo al individuo  sino al grupo y lo hace uniendo al hombre en sí mismo “en su” y “a su” grupo, en sí mismo, poniendo en armonía las fuerzas contrarias de él mismo; así impide que el conflicto inunde al grupo y no le dé libertad de acción. Se le da libertad al grupo permitiéndole una colaboración de tendencias, de ideas, creencias, sin que una parte de éstas, en cantidad, vayan a dividir al grupo, a producir la disociación, el desorden, la desintegración, el caos y la muerte en la violencia producida por el odio.

La psicología resuelve en su intimidad el conflicto, el problema del hombre en el mundo de sus posibilidades, no así lo logran el café, el té, el tabaco, la marihuana, la coca, el alcohol, el dinero, el baile, la fiesta, la pornografía, el cine o el “Show”. Sin embargo, el hombre piensa (llamamos a aquél que sólo lee la prensa) y, presa de su miedo, se deja persuadir y contaminar de los anuncios de productos o lugares antes mencionados. No se entienda que la psicología puede resolver todo los problemas del hombre; eso sería iluso; además, ¿Por qué queremos hacer de nosotros la esterilización de los problemas en aras de la perfección?

La psicología es la ciencia que estudia al hombre desde su plano psíquico. Es la investigación de los hechos, de los actos, de los fenómenos y principios, en las relaciones sujeto y objeto; el mundo interno y el externó real. Pese a los profundos estudios y a las investigaciones en este campo, la psicología no se ha podido constituir en verdadera ciencia autónoma e independiente en el sentido de la física, pero cada ciencia se aclara y comprueba con las otras. La psicología lo está haciendo con la biología, la física, la electrónica, la química, la patología la fisiología, etc. De ahí nacen las variantes como la psicofísica, la psicofisiología, la psicopatología, etc.

Lo psíquico está colocado en el umbral de lo orgánico en una continuidad que va de lo  fisiológico a lo psicológico. Los objetos psíquicos son realidades interpretada según las diversas tendencias. Para comprobar los hechos y los fenómenos nos valemos de la intro y extrospección, de la observación directa e indirecta y de la conducta.

Seis tendencias psicológicas son importantes:

1. La estructuralista, que se ocupa de la sensación, y su método es la introspección y experimentación; su mayor exponente fue Wundt.
2. La funcionalista de Dewey y James, que estudia el proceso del aprendizaje y su método es la observación e introspección. El exponente actual fundamental es Piaget quien también hace énfasis en el enfoque genético que contempla el desarrollo cognoscitivo.
3. La psicología de la forma es una “Gestalt”, que estudia la percepción y memoria; sus métodos son los mismos de la segunda, más la experimentación. El más importante investigador fue Koeller.
4. La conductista, que estudia, observa y experimenta el estímulo, la respuesta y la conducta animal. Sus promulgadores fueron Pavlov  y Watson
5. El psicoanálisis, que estudia el proceso inconsciente a través de la observación clínica. Su fundador fue Freud.
6. La fenomenología es el método científico usado por la mayoría de las escuelas psicológicas, en el que se estudian todo los fenómenos de su propia estructura dentro y fuera del acto en sí. Es Jasper uno de los más importantes científicos que utilizan esta metodología.

Cada uno tiene sus tendencias y trata de interpretar, explicar el “Ser” en el mundo según su planteamiento. De todas maneras se ve al hombre en su historia, evolución, intencionalidad, dinámica, estructura, economía, tópica y genéticamente a todo esto se refiere el principio de la casualidad.

La psicología también se puede dividir en individual o de grupo, cualquiera que sea éste, o bien se divide también en psicología infantil, del adolescente y del adulto; otras formas de división son la “psicología normal y patológica“, la evolutiva y diferencial, la animal y la humana, la psicología del consciente y la del subconsciente; la aplicada y la general; la psicométrica y la comparada. Otros dividen la psicología según sea adscrita a ciertos fenómenos y hechos íntimos. Tendríamos la psicología de las razas del país, de la religión, del trabajo, de la técnica; la forense, pedagógica, social, industrial, comercial, criminal, etc. Al hablar de los sentimientos se puede hablar de las psicologías, de la tristeza, de la melancolía, del aburrimiento, de la timidez, del cansancio, de la elación, de la euforia, de la impotencia, de la frigidez, de la reparación del amor o del odio, etc. En el diccionario de la lengua española hay más de tres mil palabras que expresan nuestros sentimientos; serían tres mil psicologías para estudiar, sin contar las que tienen que ver con todas las formas de conducta.

El término psicología proviene de la idea de la personificación mitológica griega del alma humana; para ellos, es el aliento o el soplo vital que se escapa por la boca al morir o con la sangre por las heridas mortales.

La historia del amor de Eros (Cupido) por Psyche es solamente una alegoría filosófica fundada en la concepción platónica del alma. Los greco-romanos la representaban en su arte como una virgen doncella con alas de mariposa y rodeada de aves. Algunas veces aparecía siendo perseguida y atormentada por Eros y en otras ocasiones se vengaba de éste, acabando siempre por entregarse a su cariño. En la obra de Apuleyo “la Metamorfosis”, sobre Psyche y Cupido aquélla es hija menor de un rey y, debido a su poder de seducción, despierta los celos de Venus, la cual ordena a Cupido avivar el amor de Psyche; él lo hace pero termina enamorándose de ella y la visita por las noches sin hacerse reconocer. Las Hermanas convencen a Psyche de que Cupido es un monstruo, pero ella en su curiosidad le alumbra una noche con su lámpara, quedando extasiada ante su belleza; al alumbrarlo, le deja caer una gota aceite en la mejilla y entonces Cupido se despierta y desaparecer. Psyche trata de seguirlo, pero se encuentra con Venus, la cual la fuerza a las más difíciles empresas. La más ardua de todas consistía en buscar debajo del mundo la caja que contuviera el ungüento de la belleza. Psyche encuentra la caja, pero al abrir queda estupefacta por los vapores de la misma, que no son otra cosa que el sueño infernal de muerte, un vapor letárgico que la convierte en cadáver; solamente Psyche se recupera cuando es herida por la flecha de Cupido; Júpiter la hace inmortal y ella y Cupido se casan.

Uno de los significados de esta alegoría es muy sencillo, Psyche personifica el alma y sólo se le permitirá ser feliz en tanto en cuanto se abstuviera de su enfermiza curiosidad. El deseo de entrometerse en la naturaleza le ocasiona sufrimiento, pero ella, al final, se purifica con todos los contratiempos que tiene que sobrepasar restituyéndose a su antigua condición de bienaventuranza por el fuerte poder del amor.

La historia de la psicología es la del hombre mismo. Pero fue la ciencia la que impulsó la psicología con sus diferentes enfoques. (Darwin con lo biológico). Se vio que el hombre también podía ser objeto del estudio científico. La psicología fue influida por la sociología política, la etnología, la antropología y la fisicoquímica.

Dos grande ramas fueron creadas: la psicología como ciencia natural y como concepto cultural. Fueron los alemanes los maestros que enseñaron a los norteamericanos, y los franceses en su época enseñaron a los primeros. Los ingleses se inclinaron por su psicología funcional en la era evolucionista. A unos les preocupó la naturaleza del conocimiento, la emoción, los sentimientos, la volición y la memoria.

Los americanos se preocuparon por la psicofísica, el tiempo de reacción, la percepción sensorial y el proceso del aprendizaje, la conducta, la psicología social y, por último, la profunda o del inconsciente.

Los suizos, los belgas, los italianos, los polacos y los escandinavos hicieron sus aportaciones, aunque no sustanciales, y ni Japón, ni China ni la India desarrollaron ningún movimiento psicológico moderno de significación en contraste con la antigua sabiduría hindú y budista. En cambio en Rusia, Pavlov revolucionó la psicología experimental.  Uno de los principales desarrollos teóricos posteriores fue la aplicación de la doctrina dialéctica. Hegel habría afirmado que tesis, antítesis y síntesis, debían iniciarse con la idea absoluta; Marx le da la vuelta y dice que: “primero es materia” (tesis), que luego “da lugar a la mente” (antítesis) en un movimiento dialéctico que “concluye en la síntesis del sistema vivo”.

Luego vinieron las controversias en cuanto a los tipos de psicología dialéctica y numerosos psicólogos rusos enfocaron la psicología no dialéctica. Muchas ideas occidentales fueron aceptadas y la educación progresiva fue acogida favorablemente en un primer momento; ahora escotomizan la psicología del inconsciente guiados por el fanatismo y un dogma sociológico  que les impide ver con libertad. Sin embargo, hay ya albores en la metapsicología en donde se ve la psicología dialéctica aplicada a la dinámica psicológica moderna. A pesar de esto el más agudo de los problemas de la psicología moderna parece ser el de “todos” y las “partes”, es decir, la búsqueda de estructuras configuradas por un lado, y la definición y análisis funcional de los elementos constitutivos por el otro, en un proceso integral.

Encontrar un solo sistema científico que englobe todos estos hechos y fenómenos psicológicos es un problema que puede equipararse al de la piedra filosofal. En síntesis,  la psicología actual es dinámica, genética, estructural, tópica, económica, histórica, objetal, posicional, de adaptación, de funciones y sistemas que se procesan, además explica las motivaciones, el papel adaptador de la fantasía y es capaz de descubrir los constituyentes emocionales del pensamiento; puede trazar los orígenes del potencial de efectividad del individuo, las pautas de aprecio, agresividad, los patrones psicosomáticos, la formación del Yo y del super Yo en el consciente y el inconsciente. Está capacitada para analizar los productos finales complicados, como ideales, valores, religión por que éstos son comunes en la vida social del hombre.

En la actual sicología profunda se ve la importancia de los cuidados maternos en relación con la formación de las fantasías inconscientes, con el desarrollo del individuo y con su efectividad; se ven las disciplinas tempranas enseñadas al niño y sus consecuencias respecto a la sexualidad, al trabajo, a la agresión, a la rivalidad, a la competencia; se nota la importancia de la educación y cómo ésta influye en la pubertad, en el matrimonio y en la participación que el ser humano tiene en la sociedad, para luego terminar en la realidad y en su forma de producción según sea su arte, oficio o técnica. En otras palabras, la psicología entra en función en cada ser, en cada acto, en la conducta u oficio que tenga.

En principio todos tenemos algo de psicólogos por que cada uno tiene el sentido común de analizar, ver, observar e interpretar la vida, el mundo que nos rodea y a nosotros mismos.

El abogado la usa a diario en la interpretación y manejo de sus clientes y sin ella, fracasaría; el médico la aplica en un vasto grado; el arquitecto necesita de ella para darle el sentido y función a su arte; el comerciante la vive a diario, el político la usa como arma de convencimiento. Sin psicología natural, la gente se destruiría.

Ahora bien, ¿por qué la necesitamos? La respuesta es muy sencilla por que tenemos que conocernos unos a otros para comprendernos y así poder vivir. El médico debe conocer las debilidades y sufrimientos de sus pacientes para ayudarles a superarse y quitarles el dolor o la tristeza. El vendedor debe conocer al comprador para poder subsistir dándole placer al que adquiere su mercancía.  En otras palabras, la psicología del sentido común va en busca del placer, del descanso, de la tranquilidad, que se produce por la descarga y armonía de tenciones, las cuales a su vez, cuando no se expresan, produce la sensación de peligro, que es vivida interiormente como angustia, la que al mismo tiempo, en suma, es el producto de la lucha de la vida y la muerte, es decir, la angustia sería la resultante del temor a perder la capacidad vital.

Sin embargo, de las teorías que ven al hombre en su función,  la más importante es aquella que encara al hombre ante sí mismo, ante su responsabilidad y ante el destino.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!