Periodo Republicano en Colombia

El periodo republicano en Colombia se encuentra dividido en varias etapas, la primera es de 1.819 a 1.830 en donde se conformó la Gran Colombia; luego de 1.830 a 1.862 en donde Venezuela y Ecuador se separan y se forma la Nueva Granada. Más adelante entre 1.863 y 1.886 se proclama a los Estados Unidos de Colombia; y a partir de 1.886 se nombre lo que conocemos actualmente como la República de Colombia.

Características del Periodo Republicano en Colombia

Política

Después de la independencia, la transición de la monarquía a la república tomó mucho tiempo y en el proceso se presentaron varias constituciones; y solo fue hasta el año 1.886 que Colombia como república logró una estabilidad constitucional. En el territorio colombiano se pasó de la línea vertical de poder del gobierno español, a una línea horizontal de poder republicano.

Las primeras manifestaciones se dieron en el año 1.809 en Socorro, Santander; en donde un año después se logró el Acta de Constitución del Estado Libre e Independiente del Socorro. Ésta, no solo expresaba el deseo de tener tres poderes en el Estado (judicial, legislativo y ejecutivo), sino que declaraban la soberanía del pueblo como derecho.

Es decir que, de acuerdo a esta Acta de Constitución, la política en el nuevo territorio colombiano sería popular. Pues debía seguir la voluntad del pueblo. Aunque en la época aun no era posible relacionar al pueblo con ciertas decisiones políticas, pues muchos seguían con un fuerte pensamiento católico o guardando fidelidad a la corona española. Y es que la independencia no solo fue de la conquista española, sino de la religión que impusieron. (Puede interesarte también: Época Contemporánea en Colombia)

Economía

Así como en la época de conquista, el trabajo y la tierra fueron los principales recursos económicos. Aun cuando se quiso implementar un sistema capitalista de acumulación de riqueza, que solo vio frutos cuando bancos extranjeros querían ampliar su actividad en Colombia impulsados también por políticas de los gobiernos republicanos. Especialmente también por la deuda de la Nueva Granada con Inglaterra por la financiación de la independencia.

Un cambio importante del paso de la conquista a la era republicana en Colombia fue de pasar del Real al Peso en el año 1837. En el año 1961 el presidente Tomás Cipriano de Mosquera ordenó la emisión de billetes, que al igual que la moneda, tenían un valor real.

Cultura

En el periodo republicano de Colombia la igualdad entre todos los hombres fue una premisa; y fue debido a la declaración de los derechos del hombre y del ciudadano que divulgó Antonio Nariño. Con esta nueva forma de gobierno, se buscaba garantizar la igualdad de derechos ante el Estado y la ley. En donde nadie podía apelar ni a su origen, ni a su familia, ni a su herencia, para obtener privilegios.

La educación tuvo un cambio significativo, en las aulas de clase se introdujeron gradualmente temas utilitaristas y positivistas, influenciados por ideólogos europeos. Asimismo, las ideas de Newton fueron precursoras de una educación más moderna. A través de la ciencia el matrimonio católico continuo en la época republicana, en donde la familia seguía siendo un elemento esencial para la sociedad.

Religión

Otro logro importante de la independencia y la era republicana fue la separación del poder y la iglesia, que solo se vieron sus frutos hasta dos siglos después de la independencia. Y no se trató de una separación que entrara en conflictos. Sino que, cada persona era libre de creer en leyes divinas, pero hasta el punto de no afectar las leyes del Estado. Es decir, que las leyes del Estado, siempre iban a predominar sobre las leyes religiosas.

La demora para que la ley del Estado superara la ley de la iglesia en Colombia, fue que los gobernantes de la Nueva Granada eran personas católicas. Además, se trabaja en función de que el Estado debe preocuparse por los intereses del pueblo. Pueblo que era católico y por lo que la iglesia representaba un interés fundamental.

La Gran Colombia

La Gran Colombia fue una entidad política que existió en América del Sur durante el siglo XIX, entre 1819 y 1831. Esta república nació como resultado de las luchas independentistas que llevaron a la emancipación de las colonias sudamericanas del dominio español.

Contexto Histórico

La Gran Colombia emergió en un momento crucial de la historia suramericana, marcado por los movimientos independentistas que barrieron la región a principios del siglo XIX.

Durante décadas, las colonias suramericanas habían experimentado un descontento creciente con el dominio español, alimentado por ideas ilustradas y los ideales de la Revolución Francesa. La resistencia se intensificó con el tiempo, y líderes como Bolívar, Francisco de Miranda y otros se convirtieron en los estandartes de la lucha por la independencia.

Formación de la Gran Colombia

La Gran Colombia fue establecida oficialmente el 17 de diciembre de 1819, después de la victoria de Bolívar en la Batalla de Boyacá. Esta entidad abarcaba los territorios de las actuales Colombia, Venezuela, Ecuador y parte de Panamá.

Bolívar, consciente de la diversidad cultural y geográfica de la región, buscó crear una república unida bajo principios republicanos y democráticos.

La Gran Colombia tuvo una constitución que reflejaba las ideas de la época, pero su aplicación enfrentó numerosos desafíos. El gobierno estaba dividido en tres departamentos: Cundinamarca (actual Colombia), Venezuela y Quito (actual Ecuador). Bolívar asumió la presidencia y Francisco de Paula Santander se convirtió en el vicepresidente.

Desafíos y Conflictos

A pesar de las aspiraciones de Bolívar de lograr la unidad regional, la Gran Colombia enfrentó desafíos significativos. Las tensiones políticas, económicas y culturales llevaron a conflictos internos, incluyendo enfrentamientos entre bolivarianos y santanderistas. Además, las ambiciones separatistas de ciertas regiones y líderes locales amenazaron la integridad de la nación.

Desintegración y Legado

La Gran Colombia tuvo una existencia efímera. Las tensiones internas, las rivalidades políticas y los desafíos económicos condujeron a su desintegración. En 1830, apenas una década después de su fundación, la Gran Colombia se dividió en tres naciones independientes: Colombia, Venezuela y Ecuador. Cada una de estas repúblicas siguió su propio camino político y social.

A pesar de su corta existencia, la Gran Colombia dejó un legado significativo. Contribuyó al proceso de consolidación de la independencia en América del Sur y sentó las bases para las identidades nacionales de Colombia, Venezuela y Ecuador. La figura de Bolívar y sus ideales de unidad y libertad perduraron como elementos fundamentales en la historia de la región.

República de la Nueva Granada

La República de la Nueva Granada fue una entidad política que surgió después de la disolución de la Gran Colombia en 1831 y existió hasta 1858, cuando se transformó en la Confederación Granadina. Esta república abarcó principalmente el territorio que hoy constituye Colombia y parte de Panamá.

La creación de la República de la Nueva Granada tuvo lugar en un período tumultuoso de la historia suramericana, marcado por la desintegración de la Gran Colombia y la formación de estados independientes más pequeños.

Después de la partida de Simón Bolívar en 1830, las tensiones políticas y regionales aumentaron, llevando a la separación de las diferentes entidades que constituían la Gran Colombia.

La República de la Nueva Granada heredó la estructura republicana de la Gran Colombia, aunque con algunas modificaciones. La constitución de 1832 estableció un sistema presidencialista y representativo, con un presidente como jefe de estado y gobierno. A lo largo de su existencia, la república tuvo varios presidentes, cada uno enfrentando desafíos políticos y económicos.

Durante su existencia, la República de la Nueva Granada enfrentó varios desafíos, incluyendo tensiones internas, conflictos regionales y luchas partidistas. El país experimentó una serie de guerras civiles y enfrentamientos políticos que reflejaron las divisiones ideológicas y regionales presentes en la sociedad.

Desarrollo Económico y Social

A lo largo del siglo XIX, la economía de la República de la Nueva Granada experimentó transformaciones significativas. La agricultura seguía siendo una parte fundamental de la economía, pero también se observó un aumento en la importancia de la minería, especialmente con la explotación de recursos como el oro y la plata. Las ciudades, como Bogotá y Cartagena, experimentaron un crecimiento urbano y se convirtieron en centros culturales y comerciales.

Relaciones Exteriores

La República de la Nueva Granada mantuvo relaciones con otras naciones sudamericanas y europeas. Durante este período, el país tuvo que lidiar con la intervención extranjera, incluyendo conflictos con Perú y Ecuador. Además, la presencia de intereses económicos y políticos europeos influyó en la política exterior de la república.

Transformación en la Confederación Granadina

En 1858, la República de la Nueva Granada se transformó en la Confederación Granadina, un cambio que reflejó la búsqueda de una forma de gobierno más descentralizada. Esta confederación se caracterizó por una mayor autonomía de los estados que la conformaban. Sin embargo, la estabilidad política continuó siendo un desafío, y el país atravesó períodos de inestabilidad y conflictos internos.

CLIC AQUÍ Y DÉJANOS TU COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *