Fallo de Mercado

Fallo de Mercado

En economía fallo de mercado es el término usado para describir la situación que se produce; cuando el suministro que hace un mercado de un bien o servicio no es eficiente.

Bien porque el mercado suministre más cantidad de lo que sería eficiente; o también porque el equilibrio del mercado proporcione menos cantidad de un determinado bien de lo que sería eficiente.

Para los economistas, el término se aplica cuando la ineficiencia es particularmente dramática: o cuando se sugiere que una institución fuera del mercado; (como el gobierno, una institución pública o un colectivo de personas asociadas); podría ser más eficiente y producir mejores resultados que iniciativas privadas de mercado.

Fallo de Mercado y Colapso Económico

El “fallo de mercado” no debe confundirse con una situación de “colapso económico” o con una disfunción en las reglas de mercado. Sólo debemos usar el término “fallo de mercado” para referirnos a una situación en la que el mercado falla a la hora de lograr eficiencia; en sentido económico.

Muchos fallos de mercado son situaciones en que las fuerzas del mercado no ayudan a garantizar el interés general; y existe otra forma de organizar la producción o la asignación de bienes; de modo que todo el mundo esté más satisfecho que si se deja la organización a los procedimientos del mercado.

A veces los fallos de mercado son situaciones consideradas por algunos de tipo extraeconómico; como por ejemplo la sostenibilidad ecológica o los desequilibrios sociales que comprometen la continuidad de un determinado sistema económico.

Actualmente es común el enfoque de presentar ciertos resultados económicos a modo de teoremas que capturan las características básicas de esas situaciones y las relaciones que guardan entre ellas.

De acuerdo con todos los resultados las dos principales razones por las que ocurren fallos de mercado son:

– Cálculo inadecuado de los costos y beneficios en forma de precios y por tanto se introducen distorsiones en las decisiones microeconómicas de los agentes económicos.
– Estructuras de mercado inadecuadas o con desempeño no-óptimo.

Ejemplos de estructuras de mercado sin desempeño óptimo de acuerdo a los patrones de eficiencia económica son:

– monopolio (no siempre)
– monopsonio
– oligopolio
– oligopsonio
– competencia monopolista

Existen diversas opiniones entre las escuelas de pensamiento económico:

Escuela Neoclásica

Para el enfoque neoclásico cualquier proceso económico de mercado que no sea eficiente en el sentido de Pareto es visto como un fallo de mercado con independencia de si el resultado sirve o no al “interés público”, algunos autores neoclásicos considera que las situaciones en que la actividad mercantil producen una desigualdad creciente de los más ricos, son un fallo de mercado, puesto que supuestamente ahí estaría interviniendo la habilidad de aquellos con mayor riqueza para imponer su poder de mercado para incrementar su riqueza.

Escuela Keynesiana/Neokeynesiana

La moderna macroeconomía keynesiana aplica la visión neoclásica para interpretar el fallo, para lograr el pleno empleo de los recursos en términos de fallos de mercado.

Una vez modificada la teoría para tener en cuenta el modelo walrasiano básico de equilibrio general produce resultados keynesianos. Los neokeynesianos hacen mayor énfasis en el no-ajuste automático o rápido de los precios y especialmente de los salarios.

Escuelas austríaca y de la elección pública

Niegan la existencia de fallos de mercado o los ven como cuestiones poco significativas, temporales o irrelevantes.

Por ejemplo el problema de las externalidades es desechado a veces etiquetándolo como “efectos colaterales”.

Para estas escuelas, los fallos de mercado usualmente son sólo una deficiencia en la existencia y extensión de más mercado. Por tanto con frecuencia proclaman que la solución es “más mercado” aún y abogan por el establecimiento de más mercados y por “mercantilizar” la asignación de ciertos recursos.

Escuela marxista

Tradicionalmente han argumentado que un sistema de derechos de propiedad individual es un problema en sí mismo, y que los recursos deben ser asignados de otro modo diferente al mercado (por ejemplo por elección democrática, por un planificador central o por un grupo planificador democráticamente elegido y responsable ante los electores).

El concepto de “fallo de mercado” de muchos marxistas difiere del sentido habitual de “ineficiencia económica”.

Más Temas de Macroeconomía AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!