Bitcoin, inestable a corto plazo pero esencial a largo plazo

Bitcoin, inestable a corto plazo pero esencial a largo plazo

El Bitcoin ha formado parte de la primera plana de los diarios del mundo desde que inició el 2021, no solo por su constante revalorización, sino también por noticias polémicas como la prohibición de las criptomonedas en China. Aún así, son millones de personas las que siguen confiando en este innovador activo de inversión.

Pero, ¿es mejor estudiarlo como una inversión a corto o largo plazo? Siguiendo los eventos recientes podemos encontrar evidencia de que el Bitcoin (como el resto de las criptomonedas) es una inversión que debemos tomar en cuenta si queremos generar rentabilidad con el pasar de los años.

El Bitcoin como inversión a corto plazo

El Bitcoin atraviesa tal vez uno de sus momentos más turbulentos en muchos años ya que, aunque su valor haya superado nuevamente el máximo registrado en el pasado (sobre los $60.000), lo cierto es que los movimientos experimentados por el mercado de las criptomonedas no serían los más positivos.

Desde la completa prohibición de las criptomonedas en China, hasta la negativa de cada vez más países hacia la legalización de estos activos, el futuro próximo de las criptomonedas no aparenta ser estable. Esto significa que invertir pensando en el corto plazo puede traer más pérdidas que beneficios.

Así lo vimos a mediados del año, cuando la mayoría de las criptomonedas duplicaron su valor, solo para ver los precios desplomarse significativamente en unas semanas.

¿Qué pasará a lo largo de la década?

El Bitcoin es esencialmente un activo especulativo, por lo que solamente es posible especular sobre sus posibles cambios de cara al mediano y largo plazo. Algunas de estas especulaciones sugieren que el Bitcoin podría alcanzar los $500.000 durante esta década, un valor que muchos estiman sería su techo máximo.

Esto no solo lo posiciona como una gran herramienta para la preservación del valor, sino también como un activo de inversión sumamente rentable de cara a los próximos años.

No importa si se invierte directamente a través de la compra en exchanges, si se mina, o si se invierte mediante derivados como los generados por el bot de Profit Revolution, lo que importa será almacenar la criptomoneda pensando en el futuro.

Por su parte, muchos siguen afirmando que las criptomonedas no son más que una farsa y que, una vez se implementen las regulaciones, perderán todo su valor en cuestión de días.

¿El Bitcoin sustituirá al oro?

Recientemente, representantes de la firma JP Morgan aseguraron que muchos inversionistas institucionales estarían alocando sus fondos en el Bitcoin; retirando parte de lo invertido en metales como el oro debido a un estancamiento en los precios. Si bien esto es una realidad, lo cierto es que el Bitcoin no parece ser un activo capaz de sustituir al oro.

Esto no se debe a que el Bitcoin sea un activo poco confiable (aunque sí lo sea para muchos), sino porque el oro es uno de los metales más escasos del planeta, lo que lo convierte en un activo con revalorización asegurada.

Mientras menos oro exista en el planeta, más valor tendrá, por lo que la discusión no es si el Bitcoin sustituirá al oro, sino si será un buen complemento de cara al futuro.

El Bitcoin, al igual que cualquier otra inversión, puede generar grandes retornos a corto plazo, sin embargo, invertir pensando solo en las semanas o meses por venir es despreciar el verdadero valor de estos activos.

El mercado tiene todo el potencial para volverse prácticamente invaluable de cara a la década que recién comienza, por lo que lo más recomendable parece ser invertir con miras al largo plazo.

Más Información de Interés Económico AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!